inteligencias-mltiples-celebrando-6-638CELEBRANDO LAS DIFERENCIAS
Manifiesto del grupo cristiano ‘Dedide-T’
GRUPO CRISTIANO ‘DECIDE-T’, 25/06/05
ALICANTE.

ECLESALIA, 28/06/05.- Este pequeño comunicado nace de nuestra alegría de ser cristianos y cristianas homosexuales, pero sin eludir la tristeza e indignación que nos producen las manifestaciones que algunos de nuestros hermanos que, compartiendo la misma fe y siendo creyentes, no respetan la diversidad dentro de la misma comunidad. Pensamos que nos juzgan cuando Cristo nunca condenó, sino que únicamente predicó la verdad del Amor.

Ante la congoja que nos producen las continuas declaraciones y ataques por parte de determinados sectores de la Iglesia, presentamos el siguiente manifiesto, en el que expresamos nuestro respeto por la manifestación que tuvo lugar en Madrid el pasado 18 de junio. No obstante, creemos que no representa la totalidad de la opinión del pueblo cristiano, sino únicamente la de esos sectores. Nuestra Madre Iglesia debería acercarse más al mensaje de amor de Cristo, y no ser reflejo de la intolerancia y opiniones de determinadas personas. La posición política de los representantes de la Iglesia no hace más que dividirla. Las afirmaciones sobre determinados temas deberían hacerse desde un punto de vista social, no político. Y mucho menos usarlo como arma arrojadiza sobre algunos grupos de personas.

Desde nuestra realidad como cristianos y cristianas homosexuales nos declaramos creyentes, defensores del matrimonio y de los valores familiares, porque creemos que son importantes y que gracias a ellos se crea una sociedad más justa, pacífica y solidaria. Por supuesto, estamos a favor también del matrimonio entre personas del mismo sexo, como base legítima y válida de familia, que no puede ni debe ser motivo de condena ni de repulsa. No atacamos en ningún caso los derechos de la familia formada por un hombre, una mujer y su descendencia. Por el contrario, lo que verdaderamente se está atacando es la familia homoparental, que es una realidad que existe pero no quiere ser reconocida. Es en la familia donde crecimos, crecemos y nos formamos como personas. Defendemos y deseamos que siga siendo así, modelo de convivencia y patrón a seguir para construir un mundo más cercano al modelo de amor que Dios predicaba.

Pedimos a nuestros hermanos y hermanas cristianas que compartan con nosotros la alegría de encontrarse en el amor de Cristo. Que, como seres creados por Dios a su imagen y semejanza, y bendecidos por el amor de Nuestra Madre la Virgen María, queremos vivir desde nuestra propia naturaleza sexual. De esta manera, reconocemos la creación de Dios y su diversidad, sin hacer distinciones, sino celebrando las diferencias y contrastes como sal que alimenta la Tierra y la Obra de Dios.

Y, con motivo del día del Orgullo Gay, queremos compartir la alegría de ser Hijos de Dios, de poder vivir nuestra fe en Cristo, de escuchar la Buena Nueva, de recibir la bendición de haber crecido en una familia y de poder seguir construyendo un mundo mejor con el ejemplo de Cristo Vivo. Y, por supuesto, la alegría de ver aprobada una ley, la del reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo, que nos iguala en derechos y obligaciones para con la sociedad, con la que nos comprometemos a trabajar y mejorar. Queremos ser instrumentos activos de Dios en este mundo a través de la realización de nuestro amor en el seno de una pareja (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).