Miedo a nacer

Publicado: 2 enero, 2007 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , ,

20070102184415-salirMIEDO A NACER
JOAQUÍN AUTRÁN, jautran@ole.com
MADRID.

ECLESALIA, 02/01/06.- Estamos esperando una nueva hija con mucha ilusión, pero se retrasa… pasa la fecha esperada… y no se decide a salir, y hay una idea absurda que no deja de rondarme la cabeza, ¿será que no quiere salir?

– Quizá se ha enterado de que han volado por los aires las esperanzas de paz de un pueblo entero, y lo que es peor arrastrando la vida de dos personas con la onda expansiva, ¿en nombre de qué?, ¿no tienen padre, madre, hijos, novia?

– A lo mejor sabe que la parte “civilizada” del mundo sigue invadiendo países y matando a personas para hacer “justicia”.

– O puede que se haya enterado de que hay gente que se aprovecha de la situación de los que no tienen papeles para pagarles un sueldo peor.

– O quizá ya se ha dado cuenta de que en la puerta de cada iglesia, en las tiendas de 24 horas, en los semáforos… hay personas pidiendo que nos lanzan una pregunta a la cara, ¿porqué estoy yo aquí? ¿qué vas a hacer para que mañana no esté aquí?

– A lo mejor ya sabe que la mayoría del mundo pasa hambre y vive en la miseria y unos pocos vivimos en la opulencia y el consumo… y que encima nos defendemos de ellos con muros.

– A lo mejor le asusta que ella vaya a tener acceso a una sanidad y educación del primer mundo y muchos niños morirán por enfermedades fácilmente curables o tendrán que ponerse a trabajar como esclavos.

– O le asusta el mal humor de su padre por el cansancio del trabajo y el correr detrás del reloj…

Todas estas preguntas se me atascan como ceniza en la garganta y pienso que ella no entiende nada y está asustada y por eso no quiere salir.

Así que esta tarde cuando vuelva del trabajo voy a sentarme con ella y le voy a decir que no se preocupe, que hay un Dios que eligió estar del lado de los pobres y que aunque nosotros les dejemos de lado, Él los ha elegido como favoritos. Que este Padre, como ella hace, suscita en nosotros estas preguntas y nos urge a darle respuesta y nos invita a no quedarnos instalados en el sillón.

Le voy a presentar a toda la gente que lucha por un mundo más justo, le voy a decir que juntos vamos a “revertir” la historia, ¿cómo vamos a fallar si somos un montón y Dios está de nuestra parte?

Le voy a contar que su miedo, este nudo en la garganta, sólo desaparece si te sientes del lado de los pequeños y del lado de este Dios amor.

A lo mejor así se anima a salir. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.