Del “Superhombre” al “supermercado”

Publicado: 10 marzo, 2008 en ACTUALIDAD

Con Dios al fondo
DEL “SUPERHOMBRE” AL “SUPERMERCADO”
Reflexiones sobre Nietzsche en clase de filosofía
CÉSAR ROLLÁN, profesor
MADRID.

ECLESALIA, 10/03/08.- Cuando Nietzsche habló de la “muerte de Dios” anunció la llegada de un ser humano superior que “transvaloraría” los valores cristianos. La intuición de Nietzsche marcó la historia de la filosofía con el sello de la voluntad de poder: la persona es capaz de otorgarse una moral liberada de la esclavitud doctrinal de la religión y de todo tipo de deber. “Superhombre” es aquel que tiene voluntad para poder superar el arraigo de la moral cristiana y volar con valores nuevos.

Friedrich Nietzsche falleció en los primeros balbuceos del siglo XX o, si se quiere, en los últimos estertores del XIX. Cien años después, ya en el siglo XXI, los “Derechos Humanos” nos ofrecen la posibilidad teórica de vivir plenamente como personas, pero es el “supermercado” el que ha realizado la verdadera “transvaloración” de los valores cristianos.

Hoy en día, la economía es la piedra angular de nuestra sociedad y el beneficio el único mandamiento. Consumo es sinónimo de libertad, autoridad y creatividad. El sistema de las sociedades occidentales genera necesidades, compromisos, anhelos en los que todos sucumbimos. Estamos capturados en una red inmensa de retículas tan pequeñas que nos impiden pensar tan siquiera, en otro mundo posible.

De todas estas cosas hablábamos el otro día en clase de filosofía de segundo de bachillerato. Hubo muchas intervenciones, algunas apelaban a la historia que nos ha hecho ser como somos, otras a la utopía de frenar este consumo constante y siempre a costa de cantidades ingentes de empobrecidos.

No ha sido el “superhombre” sino el “supermercado” el que ha conseguido liberar a la sociedad de la compasión, la igualdad, la templanza, el amor al prójimo y se ha encumbrado por encima de pueblos enteros sobre los que desata su egoísmo, avaricia, injusticia, causando muerte y destrucción.

Fue una clase muy interesante. A todos nos hizo pensar. Quizá hayamos empezado a cortar la red que nos retiene. Quizá veas tú también un poco más allá del cerco de occidente. Quizá así comencemos muchos a vivir de otra manera; Dios vive cuando se vive así. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.