“Me siento interpelado”

Publicado: 12 abril, 2014 en cuatro líneas

-oOo-

“Es algo que puede suceder en distintos ámbitos profesionales. No Hay datos que muestren una relación directa con alguna situación vital concreta. Sin embargo, resulta llamativo cuando sucede con personas que tienen a Dios por norte, se comprometen públicamente a renunciar a su genitalidad y dejan buena parte de su voluntad en manos superiores []

(“El terror del silenciamiento”, de César Rollán, en ECLESALIA, 29/03/10)

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.