Editorial Redes“Cuenta la historia que,  allá por la década de los sesenta del pasado siglo,  San Francisco (California) se convirtió en la meca de la juventud americana. Desencantada con los valores y la moral estándar  surgida de la Segunda Guerra Mundial y harta de la interminable guerra del Vietnam, comenzó a reunirse en comunas en el distrito Haight-Ashbury no solo para fumar marihuana, tocar guitarra, consumir LSD y escuchar música rock, sino también para huir de la sociedad homogeneizada, guerrera y consumista por medio de la meditación, la simplicidad de vida, la no-violencia y el apego a las religiones orientales.  Se llamaron a sí mismos Hippies y  la sociedad “legal”, que inicialmente los miró con simpatía, acabó pensando que su estilo de vida estaba poniendo en peligro el sistema y que había que volverlos… ¡a casa! Y así se hizo, aunque no pudo borrar todas sus marcas”. []

(Editorial de junio/2014, Redes Cristianas)