Reyes Magos capitelOS PIDO QUE ME AYUDÉIS A TOMAR UNA DECISIÓN RESPONSABLE
Sexta Carta a los Reyes Magos
FAUSTINO VILALABRILLE, sacerdote, faustino.vilabrille@gmail.com
GIJÓN (ASTURIAS).

Ley Mordaza: el poder cuanto más débil se siente más reprime y más dictador se vuelve. A más ambición de poder más miedo a perderlo y más represión.

ECLESALIA, 05/01/15.- Queridos Reyes Magos: Esta es la sexta carta que os escribo. Esta vez voy a pediros algo que no sé si entra en vuestros cálculos, pero muy necesario para este país que llamamos España.

En el año 2015 nos corresponde celebrar elecciones. Os pido que me ayudéis a tomar una decisión responsable, porque no tengo nada claro a quién votar. Lo qué si tengo muy claro es a quien no quiero votar:

Desde luego que no quiero votar, a quienes nos contaron mentiras y más mentiras antes de las correspondientes elecciones, porque hicieron todo lo contrario de lo que prometieron, porque no quiero votar a mentirosos, sean del color que sean.

No quiero votar a quienes nos tiraron de bruces en las garras del neoliberalismo del FMI y el BM.

No quiero votar a quienes llenaron el país de pobres, de parados. Que llenaron de colas los servicios sociales, llenaron las calles de mendicantes y a millones de jóvenes de desesperación.

No quiero votar a quienes obligaron a la juventud a emigrar. Ni a quienes recortaron derechos sociales.

No quiero votar a quienes aumentaron los impuestos a los más pobres. Ni a quienes metieron la tijera en educación y en sanidad. Ni a quienes optan por privatizar la educación y la sanidad.

No quiero votar a quienes aumentan cada año más el gasto militar.

No quiero votar a quienes con el dinero de todos rescataron a los banqueros y sus bancos. Ni a quienes metieron la mano en la caja de Bankia y similares.

No quiero votar a quienes se enriquecieron con el dinero del pueblo. Ni a ladrones de guante blanco. Ni a quienes tienen su dinero en refugios fiscales o en las SICAV.

No quiero votar a corruptos ni a corruptores.

No quiero votar a quienes nos impusieron la ley mordaza en la boca para que callemos y en los pies para que no nos manifestemos, porque quiero libertad y no dictadura: el poder cuanto más débil se siente más reprime y más dictador se vuelve.

No quiero votar a quienes no impidieron los desahucios.

No quiero votar a quienes recortaron la ayuda a cooperación y levantaron vallas contra los inmigrantes.

Tampoco quiero votar a quienes desmantelaron la investigación y gastaron en obras faraónicas innecesarias, además de cobrar comisiones en negro. Ni a quienes pagaron en negro las obras de sus sedes, cobraron en B y gastaron en negro con tarjetas negras.

A todos estos no los quiero votar, sean del color que sean. No los quiero ver en los carteles, en las vallas, en la tele. No los quiero ver en las listas. Os pido por favor que a todos éstos los llevéis a un sitio de donde no puedan volver nunca más a formar parte de una lista electoral.

Pero quiero cumplir mis deberes como ciudadano. Para poder hacerlo os pido un único regalo: que traigáis personas para los gobiernos públicos:

Que opten por los pobres, por los parados, por los jóvenes.

Que opten por la educación universal, popular, pública, gratuita, liberadora, crítica, transformadora y asequible para todos.

Que opten por una igualdad de oportunidades total y absoluta para todos.

Que opten por la equidad de género.

Que opten por el trabajo para todos como forma normal de vida.

Que opten por la sanidad pública, gratuita y universal, y favorezcan la medicina preventiva y natural.

Que opten por una política de austeridad, por el servicio a la comunidad, por el bien común, con opción preferencial por los más débiles.

Que opten por reducir cada año más y más el gasto militar y aumentar cada año más y más el gasto en educación, sanidad e investigación.

Que opten por la transparencia total y absoluta y asequible para todos, desde la más pequeña alcaldía hasta la misma Jefatura del Estado.

Que opten por recortar a los que les sobra para compartir con los que les falta.

Que opten por la libertad plena de expresión, manifestación y reunión.

Que opten por la solidaridad y la cooperación internacional.

Que opten por el control de las multinacionales.

Que opten por parlamentos y parlamentarios austeros, eficaces, incorruptos y revocables por el pueblo por mal cumplimiento, y nunca alcahuetes del FMI, el BM y la OMC.

Que vuelvan a ejercer el control público de los carburantes, la electricidad, los alimentos básicos y el agua.

Que opten por alimentos naturales, ecológicos y de cercanía, y prohíban en todo el territorio nacional el cultivo y uso de alimentos transgénicos.

Que opten por el deporte popular, universal y gratuito para todos.

Que tengan predilección por los niños, los ancianos, los discapacitados, los inmigrantes y los privados injustamente de libertad.

Que opten por el medio ambiente, la ecología y el máximo respeto y cuidado de la naturaleza, como factor transversal a toda la actividad humana, tanto pública como privada.

Que opten por una justicia independiente, igual, universal, real y asequible para todos.

Que opten por un sistema penitenciario absolutamente igual para todos, humano, rehabilitador y de plena inserción social.

Tengo fe en la capacidad de reacción de la naturaleza para reponerse de todos los desastres naturales y también en la del ser humano para construir un mundo más justo, fraternal y humano. Por eso tengo confianza en que nos ayudaréis a discernir y encontrar personas dispuestas a amar al pueblo, a luchar por la justicia, la igualdad, la salud, el trabajo, la educación integral, la amistad, la solidaridad, la esperanza, la ilusión, la alegría, la vida, la hermandad entre las personas y la naturaleza. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Muchas gracias. Que tengáis un feliz viaje.

Faustino

 

NOTA del AUTOR.-Es posible que alguien quiera ver en este escrito alguna adherencia a determinadas opciones políticas. Ojalá haya opciones que vayan en la misma línea del escrito, pero que en realidad creemos que tiene validez universal.

NOTA de EDICIÓN. Estos son los enlaces a las cartas anteriores: Primera Carta, Segunda Carta, Tercera Carta, Cuarta Carta, Quinta Carta.