mailimageLAS CARTAS DE FATIMA BAÑEZ A LOS PENSIONISTAS
Reflexiones de la Comisión Social
COMISIÓN SOCIAL DE LA UNIDAD PASTORAL SANTA MARÍA DE OLARIZU, tonomeli@hotmail.com
VITORIA-GASTEIZ.

ECLESALIA, 24/02/16.- Sra. Ministra en funciones. De nuevo les/nos ha llegado a los pensionistas su habitual carta anual en la que les/nos comunica la subida de la pensión. En esta ocasión nos dice que “…Estamos superando una de las crisis más graves de nuestra historia democrática…”. La pregunta es, ¿Quién la está superando?, porque a quien no le ha afectado la crisis o se ha enriquecido con la misma, nada ha de superar. Acaso sea ese su caso y el de un pequeño porcentaje de ciudadanos. Desde luego no es el caso de la media de los nuevos pensionistas del Estado que estrenaron su condición en diciembre de 2015, con una pensión inferior en 10 € mensuales a los que la estrenaron en diciembre de 2014.

Claro, Sra. Ministra, que la primera vez que Vd. se dirigía a los pensionistas en Enero de 2012, informaba del incremento de las pensiones en un 1%, a la vez que aseguraba la “garantía de su compensación por la desviación que pudiera producirse con respecto a la evolución real de la inflación”, garantía que no cumplió ni siquiera ese mismo año, cuando la inflación fue del 2,9% y su gobierno eliminó la compensación del 1,9% que correspondía y la actualización de partida para el año 2013.

De nuevo, en enero de 2014, les/nos hablaba de un “…sistema de pensiones sólido, estable y solidario de todos y para todos…” cuando por la Ley 23/2013, unos días antes, había eliminado la garantía de poder mantener el poder adquisitivo de las pensiones en función del IPC.

Volvemos a la carta recibida este mismo mes, y les/nos habla también de que la subida moderada del 0,25% realizada permite que, “…nuestro sistema público de pensiones siga dando protección y tranquilidad”.

Sra. Ministra, vamos a ser serios. Vd. sabe que las pensiones se han subido, hasta que su partido accedió al gobierno el 20 de noviembre de 2011, en función del IPC previsto para el año siguiente, sabe que si el IPC real, calculado de noviembre a noviembre, era inferior al previsto, no se rebajaba por ello la pensión, en tanto que si era superior el porcentaje de diferencia se incorporaba a la cifra que servía de base para el año siguiente y además se abonaba la diferencia resultante en una paga adicional.

Sabe Vd. igualmente que el IPC entre noviembre de 2011 y noviembre de 2015, se incrementó en un 2,5% (datos del I.N.E.) y que las pensiones se incrementaron en un 1% en 2012, otro 1% en 2013 (2% en el caso de pensión no superior a 1.000 € mensuales) y 0,25% en 2014 y 2015.

Con los datos anteriores vamos a hacer ahora números Sra. Bañez y la conclusión es que en aquellos supuestos de pensionistas que no superaban los 1.000 € mensuales a uno de enero de 2013, la subida total de la pensión en estos cuatro años ha sido de un 3,54%, con una mejora total de un 1,04% sobre el IPC. En el caso de los que superaban los 1.000 € mensuales a uno de enero de 2013, la subida total de la pensión en estos cuatro años ha sido de un 2,52%, con una mejora total de 2 centésimas, 0,02% sobre el IPC.

¿Que hubiera ocurrido, Sra. Ministra, si su gobierno no hubiese eliminado la garantía que prometió y no cumplió en 2012 y las mismas subidas vistas en 2013, 2014 y 2015? Hubiera ocurrido que en aquellos supuestos de pensionistas que no superaban los 1.000 € mensuales a uno de enero de 2013, la subida total de la pensión en estos cuatro años hubiera sido de un 5,48%. En el caso de los que superaban los 1.000 € mensuales a esa misma fecha, la subida total de la pensión en estos cuatro años hubiera sido de un 4,45 %.

Por tanto la supuesta protección que nos ha dado el sistema público de pensiones, tras las modificaciones introducidas por su gobierno, ha consistido en perder, en estos cuatro años, un 1,94% en el caso de las pensiones no superiores a 1.000 € en 2013 y un 1,93% en las superiores a 1.000 € en 2013.

De otra parte en estos cuatro años de gobierno del Partido Popular hemos visto que la subida del IPC (Noviembre – Noviembre ) ha sido sólo del 2,5%, pero si desmenuzamos ese dato del IPC, nos encontramos con que en Ocio y Cultura el IPC, ha bajado el 0,3%, en Comunicaciones ha bajado el 13,8%, en Transporte el 3,1%, pero si nos vamos al apartado de alimentos y bebidas no alcohólicas; aquí, por el contrario, ha subido un 6,1%. ¿Sra. Bañez Vd. cree que el pensionista con una pensión media (de incapacidad 925,16 €/mes, de jubilación 1.029,53 €/mes, o de viudedad 632,74 €/mes, según los datos de su Ministerio a diciembre de 2015) podrá dedicar algo de su pensión a ocio y cultura, Comunicaciones y transporte o acaso no le quedará mas remedio que dedicar la mayor parte de su pensión a alimentos? ¡Donde está la protección!

Y si hablamos de la tranquilidad que en su carta nos dice ofrecer… De momento sabemos que ya han/hemos perdido la garantía del mantenimiento del poder adquisitivo de la pensión, conforme a ese IPC que ya hemos comentado. Además su gobierno, que está en funciones, ya ha dejado establecida sendas subidas del 0,25% para el año 2016 y también, si nadie lo remedia, para 2017. Sra. Bañez, Vd. y sus compañeros de gobierno son perfectamente conocedores de que el Fondo Monetario Internacional, ese organismo del que tan fielmente siguen sus dictados, ha previsto un incremento del 0,7% del IPC para 2016; la Fundación Funcas, creada y financiada por la Confederación Española de Cajas de Ahorro ha realizado una previsión de Incremento del IPC del 0,8%, también para 2016 y el Banco Central Europeo, en el ámbito de la Unión, de un 1,5% para 2016 y 1,8% para 2017. Con estas previsiones y sin la garantía de mantener el IPC, ¿vamos/van a estar tranquilos los pensionistas? (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia)

Menos burlas y más seriedad Sra. Bañez.

27 de Diciembre de 2.015