Archivos para julio, 2017

Descanso EclesaliaLA GRATITUD Y EL DESCANSO
GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@outlook.com
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 31/07/17.- Todos buscamos poseer cosas, a ser posible que sean gratis al calor del conocido dicho de que, sin esfuerzo o sin un precio a pagar, todo sabe mejor; de ahí que la manzana robada siempre resulte tan apetitosa ¿Qué son las rebajas más que un negocio en el que nos ofertan llevarnos parte de lo que compramos sin pagar?

Conseguir un buen precio puede ser mayor victoria que el propio artículo comprado. Pero la cosa se complica cuando asociamos lo barato con lo mediocre, y lo caro como sinónimo de valioso. Y de esto se alimenta la poderosa industria del lujo a base de insuflarnos este tipo de esquemas hacia el poder aparente del consumismo. Esto me trae a la memoria uno de los estupendos cuentos que escribió Antonio Pereira, cuyo protagonista era un fabulador muy considerado que se ganaba la vida en el pueblo contando historias y sucedidos “con mucho relieve”. Un día le dio un derrame cerebral. Hasta entonces, jamás había contado nada que no fuese fantasía suya. Cuando se recuperó, empezó a contar historias verdaderas,  y “eso en nuestro pueblo no le interesa a nadie.”

Lo paradójico es que todos los días tenemos al alcance de la mano un gran número de experiencias estupendas que no nos han costado ningún esfuerzo: nadie se gana la visión de la luna llena o se merece una puesta de sol maravillosa en verano; gozar de buena salud, de las personas que nos quieren por lo que somos y no por lo que tenemos, disfrutar de un sueño reparador… Hemos perdido la capacidad de admirarnos con las maravillas cotidianas y de valorar en su justa medida a las buenas personas que jalonan nuestra vida. No hay como caer enfermo o sufrir el azote del paro o la soledad para ordenar el chip de las prioridades…

Ansiamos muchas cosas pero, curiosamente, las esenciales no se logran con dinero, tal como lo resume este proverbio oriental: “El dinero puede comprar una casa, pero no un hogar. El dinero puede comprar un reloj, pero no el tiempo. El dinero puede comprar una cama, pero no el sueño. El dinero puede comprar un médico, pero no la salud. El dinero puede comprar una posición, pero no el respeto y la aceptación. El dinero puede comprar sangre, pero no la vida”.

Todos sabemos estas cosas, pero la presión del día a día no deja el espacio necesario para reflexionar y dejarnos trabajar sin la presión del frenesí de las prisas, espoleados como estamos por una publicidad agresiva y omnipresente que empuja en dirección contraria. Al final descubrimos que lo fiamos casi todo a la seguridad del dinero y del poder, incluso cuando se trata de realidades tan poco ligadas al vil metal pero radicalmente esenciales, como la paz, la alegría, el amor.

Las olas nos van llevando hasta confundir lo apetecible con lo verdaderamente necesario. En pleno verano ya, a ver si somos capaces de cumplir los buenos propósitos de cargar las pilas que nos humanizan pero sabiendo que muchas personas no van a poder descansar aunque sea un derecho elemental. Dios es el primero que desea unas felices vacaciones porque necesitamos descansar física y anímicamente; algunos no aprenden a desconectar por un sentido consumista del tiempo, como si descansar fuese algo malo, engullidos por el trabajo muy mal entendido. Otros no pueden porque sus dolores no se lo permiten. Y un tercer grupo de personas, lo fían todo también al consumismo, como si gastar más dinero en vacaciones garantizase el descanso vacacional que tanto necesitamos. Y esto no es verdad, ni remotamente.

Como buen maestro, Cristo nos muestra que descansar es un derecho y un deber. Dios fue el primero en hablarnos del descanso, en Gen 2, 1-3. El descanso dominical a los judíos tuvo también esa finalidad. En Juan 4, 6 se dice que Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Incluso evangelizar pide descanso, como nos cuenta Marcos (6, 30-31): “Entonces los apóstoles le contaron a Jesús todo lo que habían hecho, y lo que habían enseñado. El les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer”.

Feliz descanso veraniego, que no es el menor regalo de nuestro Dios Padre (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

-oOo-

Nos seguimos leyendo en septiembre…
redacción de Eclesalia Informativo, eclesalia@eclesalia.net

Frente al mar

Publicado: 28 julio, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

FRENTE AL MAR
“Tomar un nuevo vuelo de libertad”
CARMEN HERRERO MARTÍNEZ, Fraternidad Monástica de Jerusalén, soeurcarmen@gmail.com
TENERIFE

ECLESALIA, 28/07/17.- Desde siempre tuve miedo al mar, su grandeza y majestad me intimidan; para mí el mar resultaba algo tan grandioso como infranqueable. Ante su inmensidad me sentía tan pequeña e impotente, que me refugiaba en el miedo y temor. Desde siempre he preferido la montaña, pues la montaña la encuentro más “abordable” para mí; me da más seguridad y confianza. Ante el mar me pasa como a Pedro: tengo miedo de hundirme, de caer en el vacío. El vacio, siempre ha sido para mí una sensación de pánico, difícil de explicar. El vacio y la nada van juntos, y esto, me horroriza. ¡Misteriosa realidad! ¡Sólo de pensarlo me entra vértigo! Esta nada y vacio, nada tiene que ver con “las Nadas” de San Juan de la Cruz que, justamente, es un vaciarse de todo aquello que llena el espacio de nuestro ser, para dejarlo más “limpio”, más “puro” “sin nada”, con el fin de que sea Dios, y sólo Dios, quien lo llene; y de esta manera vivamos de su plenitud, de su Presencia. Entonces ya no hay vacio, pues Su Presencia llena plenamente la capacidad de la creatura.

Este tiempo, viviendo a la orilla del mar, en mí se ha cambiado el miedo y temor en la admiración de su grandeza, en la contemplación de su belleza, esa belleza que recibe de su Creador. Para adentrarme mar adentro, he tenido que pasar muchas horas contemplando su inmensidad, pasearme junto a él y sentir la brisa suave de sus olas impregnadas de fragancia frescura y suavidad; para que en mí se realizase esta transformación y cesase el miedo y termo. El hecho de vivir cierto tiempo a orillas del mar ha hecho que se diese ese cambio, aunque para mí, la montaña sigue teniendo su prioridad.

Cuando escribo estas líneas me encuentro junto al mar, en la puerta de la ermita de san Roque, Garachico, Tenerife. Hace un día maravilloso, primaveral y no me he resistido a la “tentación” de dejar mi ordenador, es decir, mi trabajo, para concederme el “regalo” de estar cerca, mirar, contemplar y admirar el gran espectáculo que resulta la alta marea, ¡algo extraordinario! Me entusiasma contemplar esos cambios que a lo largo del día pueden realizarse en el mar.

Contemplo las diferentes tonalidades de azul tan distintas, las cuales se fusionan y se unen en el lejano horizonte, allá a lo lejos, dando la impresión de fundirse en el azul celeste del cielo, con sus nubes lejanas como relieve de esas diversas tonalidades que se difunden en una mismo lienzo, resultando como un maravilloso encaje tejido por las manos más finas y delicadas de su Pintor.

El mar está bravo, las olas alcanzan hasta la orilla y acarician todo mi ser. Sensación inexplicable, en este maravilloso marco de belleza a la que se unen las sencillas palomas y elegantes gaviotas para acompañarme y romper mi soledad. Unas están entretenidas picoteando en las orillas y arrastrándose entre las arenas, otras en cambio, se elevan de la arena de una manera decidida, de terminada y elegante para escalar las alturas y así lograr la libertad.

La vida en el muelle, en las orillas, es demasiado monótona y vulgar, para aquellas gaviotas que se sienten llamadas a volar alto, para aquellas que buscan horizontes de libertad, plenitud e inmensidad. Por eso, ciertas gaviotas se arriesgan a volar alto, kilómetros y kilómetros, a lo largo y ancho del océano, aunque no sepan con certeza el riesgo que ello supone ni donde un día podrán aterrizar. Poco importa el riego, el cansancio, las contorsiones de sus alas y de su ser entero. Lo que importa es emprender un nuevo vuelo, experimentar un halo de libertad que les lleve al encuentro con la Roca que es Cristo, y en ella poder descansar.

Por supuesto que me siento plenamente identificada con estas gaviotas que han emprendido el vuelo. Yo también tengo ansias de libertad, de altura, de horizonte que me lleve a la plenitud, a la inmensidad, la cual, una no sabe si está en las alturas o en las profundidades o, tal vez, en las dos, porque Dios está en todas la partes, también en el muelle, junto aquellas gaviotas que nunca lograrán vuelos de libertad.

Lo que cambia es el destino de cada gaviota, porque para cada una es distinto; pues mientras a unas les basta y se conforman con quedarse en el muelle, entretenidas en comer “las migajas que caen de la mesa”, pasando así las horas y los días de manera monótona y sin mayor interés ni aliciente; las otras, en cambio, prefieren arriesgarse y emprender un nuevo vuelo, el vuelo de la “aventura”, pese al riesgo que él supone. En efecto, el vuelo las aleja del muelle, sin tener la certeza de adónde el “viento” las puede llevar. Poco importa, lo importante es arriesgarse a emprender el vuelo, un nuevo camino, con la certeza de que todo camino lleva a un término. Quien no se arriesga nunca hace camino y como dice nuestro poeta: “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Ahora bien, ese camino se hace en tierra, pero cuando se camina entre el mar y el cielo, ¿qué camino hacer? ¿Qué huellas seguir? ¡Pobres gaviotas! Extenuadas del camino, con sus alas heridas por el viento, y su cuerpo maltratado por las lluvias torrenciales y el sol radiante ¿cómo seguir volando? La sola y única seguridad la tienen en aquella gaviota que las guía con sabiduría e inteligencia y en la que han puesto toda su confianza, esa gaviota se llama: Espíritu Santo. Con él están seguras de llegar al buen puerto, al puerto donde podrán saciarse de aquello que fueron a buscar: horizontes de libertad, amistad, belleza, inmensidad, amor, plenitud, en definitiva eternidad: Dios, pues, el termino de todo camino es El, el hogar, la casa paterna y materna que nos espera para acogernos con inmenso amor y ternura al atardecer de nuestro vuelo.

Ante tal certeza, ¿qué puede importar el riesgo? ¿Por qué temer a las heridas de nuestras alas hechas añicos por la lucha y el desgaste del camino, si al final de la meta nos aguarda ese hogar cálido y acogedor, donde podremos descansar de todos nuestra fatigas y gozar de la visión y la unión plena de Aquel por el cual hemos emprendido el vuelo, desde la esperanza y el amor gozoso del encuentro?

Vivir en “las alturas” da otro horizonte, la vida se ve y se vive de muy distinta manera, con más profundidad y, a la vez, con un cierto relativismo  pues, se va a lo esencial. Desde las alturas la perspectiva de las cosas y acontecimientos cambia, y de alguna manera ya se goza de la nueva ciudad que nos espera: la Ciudad Santa, (cf. Apocalipsis, 21,1ss), la Jerusalén celeste, toda bella y armoniosa, con sus preciosas piedras cristalinas, sus lámparas de zafiro, y en medio del trono se encuentra el Cordero, Amor del alma, Aquel por quien las gaviotas emprendieron el vuelo.

Es evidente que la meta de las gaviotas está en encontrarse con el Amado, aunque para ello tengan que pasar por todas las inclemencias y adversidades “meteorológicas” del tiempo, de la noche, para llegar al alba del encuentro feliz.

Volar alto no significa desentenderse de la vida concreta que nos toca vivir, no, todo lo contrario; volar alto significa vivir la vida desde otra dimensión, dándole otra profundidad y altura. Volar alto significa alcanzar la libertad de los hijos de Dios, vivir las exigencias evangélicas y, de alguna manera, ayudar a otras “gaviotas” a que también emprenda el vuelo de la libertad, del amor, de la entrega y de la felicidad.

Quisiera ser como esas gaviotas que se arriesgan a emprender el vuelo de la libertad, de la inmensidad que les espera. ¡Poco se avanza quedándose en el muelle! Únicamente emprendiendo el vuelo es como se puede alcanzar las alturas, vencer la mediocridad, la superficialidad, la rutina del muelle y lograr meta de santidad, de plenitud. Esa plenitud que, de alguna manera, nos hace gustar, ya en el tiempo, los majares exquisitos que nos aguardan en el banquete de las bodas del Cordero; pero para ello no nos conformemos con pasarnos la vida en el mulle, emprendamos el arriesgado y gozoso vuelo de la Libertad (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

María Magdalena 1120BANDERA DE IGUALDAD
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 19/07/17.-

Amigas y amigos: Aprovechando la cercanía de la fiesta de María Magdalena, proponemos un par de artículos muy interesantes de Xabier Pikaza y Juan José Tamayo para reflexionar en torno a esta destacada discípula de Jesús. Aunque la historia la haya marginado, aún podemos rescatar su figura y proponerla como bandera de igualdad.

En el Tablón de anuncios actualizamos las fechas y el lugar de las actividades de Espiritualidad Integradora.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mateo 13, 44-52. Se parece el reino de Dios a un tesoro escondido en el campo… al comerciante que encontró una perla de gran valor…

Vicente Martínez: Vivir el Evangelio. Como hizo Jesús, nuestra vida debe estar presente en cualquier tarea humana y en cualquier lugar donde haya que dar testimonio o se forje el futuro de la sociedad en que vivimos.

José Luis Sicre: Parábolas para tiempo de crisis (final). Las parábolas del tesoro y la perla responden a la pregunta que puede seguir rondando en la cabeza de los seguidores de Jesús es si todo esto vale la pena.

Fray Marcos: El verdadero tesoro está ya en tu campo. No podrás disfrutar de él si no lo descubres; y no lo descubrirás si lo buscas fuera de ti.

José Antonio Pagola: La decisión más importante. La Iglesia no puede renovarse desde su raíz si no descubre el «tesoro» del reino de Dios.

Carmen Soto: El Reino de Dios es Dios… El Reino de Dios no es un lugar de poder, es una experiencia que nos provoca a salir de nosotros/as.

Artículos seleccionados para la semana

Xabier Pikaza: Jesús resucitó en el amor de María Magdalena. La figura de María Magdalena fue muy importante en la iglesia, de manera que podemos verla como iniciadora “real” del movimiento cristiano.

Juan José Tamayo: María Magdalena y Virginia Woolf, pioneras de igualdad. Es necesario recuperar su figura en nuestro momento histórico para contribuir en la lucha contra la discriminación de género, etnia, clase, sexualidad, religión, procedencia geográfica, etc.

Antonio Aradillas: ¿Qué pasa con los obispos? ¿Son todos ellos de verdad sucesores de los Apóstoles, habiendo sido estos tan solo una docena?

Marco A. Velásquez: Ecumenismo del odio: contra el “impulso restauracionista”. Opuesto al del Papa, “en la línea de la inclusión, la paz y la fraternidad”.

José Antonio Pagola: Todavía hay cristianos que añoran una Iglesia poderosa, que imponga su religión. Dios no actúa imponiéndose desde fuera. Humaniza el mundo atrayendo las conciencias de sus hijos “Al cristianismo le ha hecho mucho daño el triunfalismo y la sed de poder”.

Gustavo Valls: Creo en Jesús. Creo en Jesús porque mi deseo es creer en Dios como Jesús creía en Dios.

Enrique Martínez Lozano: La ciencia es sabiduría; los científicos a veces son dogmáticos (III). El reconocimiento de la apertura ilimitada de lo real no puede servir de pretexto para la irracionalidad.

Leandro Sequeiros: Comprender y hablar de Dios desde el budismo (II). El dualismo cristiano ha exagerado tanto la diferencia entre Dios y el mundo que ya no puede mostrar que realmente los dos forman una unidad. El budismo puede ayudarnos.

Noticias de alcance. El Papa anima a la monja que saca a transexuales de la prostitución.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

1 Reyes 3, 5-12. Salomón solo le pide a Dios un corazón para discernir entre el bien y el mal… en vez de pedir larga vida, riquezas…

Romanos 8, 28-30. Dios llama, cuenta con nosotros para la misión, para el Reino.

Florentino Ulibarri: Encuentro sorprendente. Y ahora que vivo así, huérfano de propiedades, sin redes, sin cadenas, sin paredes… es cuando más rico me encuentro y más libre me siento.

Vicky Irigaray: Proclamar tu Reino. El tesoro y la perla hacen referencia al Reino de Dios. Jesús busca provocarnos, interpelarnos y nos invita a tomar postura.

Anáfora: Felicidad. Disfrutemos la vida plenamente, cualquier renuncia ha de ser por algo mejor.

Monjas Benedictinas de Montserrat. 17º domingo de Tiempo Ordinario.

Material multimedia

El final de la búsqueda. Por Jeff Foster. ¿Hay alguien ahí que vea, escuche y sienta la VIDA?

Si no hay mañana… Disfrutemos de toda la belleza que nos rodea y seamos agradecidos… ¡¡¡por VIVIR!!!

Salomé Arricibita: Dame un corazón. Dame un corazón que ilumine la razón y que no se vende los ojos, sino que se ponga en lugar del otro.

En el silencio. Por Lola Montes. En el silencio, dame Tu Presencia y regálame Tu Paz. Presentación Lenin Cárdenas.

Equipo Quiero Ver. 17º domingo de Tiempo Ordinario.

La sonrisa. Así como la sonrisa transforma nuestra persona, el Reino de Dios, transforma nuestra alma.

 

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo

Fe Adulta es un portal 100% independiente. No recibimos subvenciones de ningún colectivo. Se financia con las generosas aportaciones de los lectores. Tampoco tenemos cuotas fijas. Con la frecuencia que cada persona estima necesaria, recibimos ingresos y publicamos tanto las entradas como los gastos, con total transparencia. Las cuentas de la Asociación Fe Adulta se pueden ver en el enlace de la suma de todos. También se sostiene el portal con la compra de libros y con las aportaciones a la Escuela, cuyos números pueden verse en la EFFA en cifras.

Poesía y poeta

Publicado: 24 julio, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

raquel1POESÍA Y POETA
STEFANO CARTABIA, Oblato, stefanocartabiaomi@gmail.com
URUGUAY

ECLESALIA, 24/07/17.- Descubrí la vocación a la poesía hace unos años, pero solo en estos últimos le estoy dando más cabida. Será ahora el tiempo justo.

Me fascina la poesía y me fascinan los poetas.

No me gusta definirme y no me defino: definirse es limitarse.

Simplemente vivo la poesía y, cada tanto, dejo que se escriba.

En realidad es la poesía que me vive, la poesía nos vive a todos.

Todos tienen la vocación de poetas: hay que desenterrarla. Todos la tienen porque todos somos humanos y la poesía nace con el ser humano. Todos la tienen porque todos buscamos al Amor y vivimos del Amor.

Ser poeta no consiste tanto, ni solo, en escribir poesías.

Ser poeta es una actitud frente a la vida. Se vive de poeta, se vive como poeta: y cuando el cielo quiere también se escribe algo.

Vivir como poeta es mirar al mundo sonriendo, a pesar de todo.

Vivir como poeta es conversar con una flor y, sobre todo, escuchar su respuesta.

Vivir como poeta es estar eternamente enamorado y pasar por la vida cantando.

Vivir como poeta es cuestión de unidad: ser uno con todo y desaparecer.

Vivir como poeta es captar lo real de lo real, lo único que brilla en la noche más oscura.

Vivir como poeta es fluir con todo sin juzgar y cantar el dolor.

Vivir como poeta es ser instrumento: por tu sangre pasan los versos y por tu sangre quedan ahogados.

Vivir como poeta es atreverse a decir lo que sería mejor callar.

Vivir como poeta es vivir como un útero: gestar la vida y dar a luz al momento correcto.

Ser poeta es una actitud: dejar que la Palabra fecunde el silencio.

Ser poeta es traicionar con calidad al Misterio.

Ser poeta es sostener la mirada de Dios hasta el instante antes que te consuma.

Decía Dostoievsky: “la belleza salvará al mundo.

Me permito añadir: “la poesía creará la belleza.

Porque la poesía viene antes, en todo sentido. Porque la poesía hace florecer hasta lo muerto y descubre belleza donde no la hay.

La poesía surge en el preciso instante en que Dios se contempló a si mismo.

En el fondo la plenitud o la santidad consisten es darse cuenta de nuestro verdadero nombre: poesía. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

¡Descúbrelo! ¡Anímate a vivir como poeta!

kippah-photo-susan-katz-millerESPIRITUALIDAD MAYA Y FRANCISCANA
Reflexión sobre Dios en la cosmovisión y espiritualidad de los pueblos originarios y las semejanzas en la espiritualidad franciscana
ROBERTO JOSÉ CASTILLO TELLES, estudiante de teología, robercaste25@gmail.com
GUATEMALA

ECLESALIA, 21/07/17.- En la fe cristiana ha habido la intencionalidad de acogida e inculturación. San Justino en el siglo II, hace mención de la presencia de “semillas del verbo en el mundo”, mostrando indicios que desde siempre ha sido necesaria la inculturación de la fe, no a la fuerza, ni menospreciando tradiciones y religiosidades, ya existentes. A pesar de este principio que nos propone este padre de la Iglesia, la cristiandad se ha visto envuelta en la historia de dolor e intromisión en la cultura maya, movida en su mayor parte por intereses económicos y políticos.

La Iglesia sin embargo, ha estado inmersa en la historia de conquista y persecución de los pueblos Mayas en Guatemala, desde abril de 1541.

Desde la época de la colonización los pueblos originarios que habitaban las tierras del quetzal, han sido sometidas a innumerables atropellos. Esta cultura es manifiesto de grandes avances, a nivel de astronomía, ecología, gastronomía y religiosidad, en comparación con culturas existentes a lo largo de la historia.

Dentro de la cosmovisión maya existen semejanzas con la cosmovisión y espiritualidad cristiana. Esta desde sus orígenes ha sido nutrida por diversos carismas, que se conoce como la acción carismática y dinámica de la Ruah divina que impulsa y anima el andar de una Iglesia que le ha sido confiada por Jesús, para su cuidado y acompañamiento.

Entre una de estas líneas carismáticas se encuentra la de Francisco de Asís, hombre con una profunda y visionaria concepción de lo que implica la llamada y seguimiento radical de Jesús de Nazaret.

Esta corriente franciscana ha sido paradigmática en el caminar del pueblo de Dios a través de la historia medieval y los siglos sucesivos.

Sin embargo y no minimizando lo que se exponía anteriormente, presentaremos algunos de los ideales y principios de la espiritualidad Franciscana y su relación con la espiritualidad maya.

Similitudes:

  • Debido al contexto en que vivían los pueblos originarios en donde las relaciones humanas e interpersonales gestadas desde el cotidiano, adquieren un profundo sentido religioso unido a sus distintas divinidades, todo su entorno y el ser de cada persona se ligan profundamente a lo divino. En la jerarquización de la estructura socio-religiosa se pretendía establecer una sana convivencia entre la comunidad.
    El franciscanismo ha retomado el sentido de una vivencia fraternal en sus comunidades, la principal respuesta a esta exigencia la propone Francisco de Asís, que desde la minoridad e igualdad entre los hermanos, se experimenta lo sagrado que habita cada persona. El servicio de la autoridad no hace diferenciación en la comunidad, ni mucho menos una jerarquización o estatus.
  • Una de las imágenes sobresalientes de la deidad en la cosmovisión maya es la de: “Dios como corazón del cielo y tierra”, ya hacíamos referencia, a que el cotidiano y todo lo que se viera implicado en el, adquieren un carácter divino que conlleva a una vivencia ritual y religiosa. La naturaleza como parte importante del cosmos, está impregnada de la divina presencia, que a la vez es ausente, pero viva, con la centralidad fija en el Dios insondable que se manifiesta y revela en la sacralidad, que posee la armoniosa y purificadora naturaleza.
    Al ruiseñor de Asís, tachado de loco por su profunda admiración, cuidado y respeto a la que él llamaba: “la hermana naturaleza”, recuerda de forma visionaria el sentido sacramental que debe de representar para cada cristiana/o. Ha sido el entorno natural el hábitat del ser humano, en donde han acontecido los distintos procesos reveladores de Dios, que ha creado todo por puro amor, en libertad y gratuidad. La libertad mal utilizada por el ser humano, tiende  a expoliar a la hermana naturaleza,  a la que distintas religiones y espiritualidades, han considerado como sagrada.
  • La integralidad y totalidad de la persona, es precedente dentro de la cosmovisión maya. El ser humano es concebido como un ser unitario conformado por espíritu y cuerpo, que se expresa de forma –novedosa- en la divinidad que es padre y madre, definiendo al ser humano, no como macho y hembra, sino como la conformación de la persona. Esta unicidad del ser humano es también punto de partida del calendario principal de los mayas (Tzolkin), en donde las cuentas de los meses son de 20 días, simbolizando los 20 dedos de una persona, como la conformación de todo el ser.

Recopilando y entrelazando con el testimonio espiritual del seráfico padre, que invita  a los hermanos a poder recuperar el carácter tierno y cariñoso, -este aspecto fundamental para todo ser humano- que por la cultura hemos estereotipado únicamente a la mujer. Es desde la profunda experiencia de amor entre Francisco y Dios, que hereda e invita a los suyos, a poder recobrar la misma, basada en la ternura, en donde prevalezca el bienestar de las personas, a rescatar la pluridimensional con que debe el ser humano, regir y orientar su vida, al servicio de los marginados y empobrecidos.  Es decir el ser entero de la persona, debe estar orientado a la dignificación de cada ser humano, que es también medio de la revelación de Dios con innata sacralidad, de tipo ontológico (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Trigo y cizaña

Publicado: 19 julio, 2017 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , , ,

trigo_cizana-topTRIGO Y CIZAÑA
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 19/07/17.- Este domingo la Iglesia nos propone tres parábolas. Las dos últimas sobre el poder de lo pequeño: no se puede despreciar una semilla por su tamaño, porque encierra una potencialidad asombrosa. Sin embargo, querría puntualizar una idea sobre la primera parábola. Siempre se ha entendido el relato del trigo y la cizaña como una enseñanza sobre la convivencia entre buenos y malos. Todas las reflexiones en este sentido son adecuadas pero incompletas, si no vemos que en nuestra propia vida también hay luces y sombras: trigo y cizaña en cada una/a. Luego… paciencia y comprensión con cada persona, sí, pero empezando por mí misma/o.

Y seguimos con admiración apoyando al Papa Francisco en sus intentos por reformar la Curia. Hemos seleccionado un par de artículos al respecto.

En el Tablón de anuncios podéis ver más actividades para estos días: unos ejercicios espirituales a la luz de Ignacio de Loyola y técnicas de salud integral.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mateo 13, 24-42. Las parábolas de la cizaña, el grano de mostaza, la levadura…

Vicente Martínez: Dejadlos crecer juntos. La primera lectura y el Evangelio de hoy con la parábola de la cizaña, son una llamada de atención sobre la tentación en que caemos con frecuencia de meternos a jueces de los demás, excluyéndolos del reino de los cielos.

José Luis Sicre: Parábolas para una crisis (2ª parte). La parábola puede leerse desde diversas perspectivas, según pensemos que la finca es el pueblo de Israel, la comunidad cristia­na, o el mundo entero.

Fray Marcos: Acepta que hay cizaña en tu campo. Y estarás preparado para aceptar al otro, aunque descubras también en él cizaña.

José Antonio Pagola: Importancia de lo pequeño. Al cristianismo le ha hecho mucho daño a lo largo de los siglos el triunfalismo, la sed de poder y el afán de imponerse a sus adversarios.

Dolores López Guzmán: Se parece a… Solo a Dios le corresponde recoger la cosecha y separarlos. Porque Él siempre estará atento para que no se pierda ningún tallo por pequeño que sea, que contenga algo aprovechable.

Artículos seleccionados para la semana

Gonzalo Haya: La conciencia, templo laico de Dios. La diferencia entre creyentes y no creyentes (en general) está en las explicaciones que damos sobre nuestros actos.

Martín Gelabert: Mar en calma, tragedia segura. Dejemos el discurso religioso y vayamos a la tragedia humana, que es más religiosa que el discurso. Sí, la tragedia humana, o sea, la tragedia de la imagen de Dios.

Alejandro Fernández: El cardenal Burke, un príncipe presuntuoso. ‘Degradado’ con toda justicia, forma parte de esa iglesia que apesta a los Borgia.

José Mª Castillo: Francisco, por una teología más abierta. Es patente que el depuesto cardenal Müller –y quienes se identifican con su pensamiento– han sido (hasta ahora) un freno para la puesta al día de esta Iglesia, crecientemente envejecida, en sus ideas básicas y decisivas.

Gerardo Villar: Pequeño rebaño. Siento que necesitamos pasar por un desierto con pocas personas para purificar, para vivir la experiencia de Jesús que se queda solo al final de su vida.

Gabriel Mª Otalora: La gratuidad y el descanso. En pleno verano ya, a ver si somos capaces de cumplir los buenos propósitos de cargar las pilas que nos humanizan.

Jesús Bastante: Pablo d’Ors y Juan José Tamayo presentan ‘Sin Buda no podría ser cristiano’. No sólo no veo ninguna contradicción esencial entre el cristianismo y el budismo, sino una profunda afinidad. Budistas y cristianos somos hermanos.

Leandro Sequeiros: Comprender y hablar de Dios desde el budismo (I). El teólogo católico Paul F. Knitter se confiesa: “sin Buda no podría ser cristiano”.

Noticias de alcance. Tarcisio Bertone y George Pell, ante los tribunales.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Sabiduría 12, 13-19. Se recoge este texto por su alusión al postrero juicio de Dios. Convendría releer el importante comentario que nos dejó José Enrique Galarreta.

Romanos 8, 26-27. El Espíritu viene en nuestra ayuda para orar como conviene.

Florentino Ulibarri: Sembrar. Quien siembra, siembra con esperanza, lanza buenas nuevas y anhela la cosecha.

Vicky Irigaray: Fermento de tu Reino. El Reino de Dios se hace presente en la ambigüedad de la historia. Todo es susceptible de transformarse y mejorar.

Anáfora: La vocación de Jesús. Apuesta por la humanidad, por la felicidad de todos los seres humanos.

Monjas Benedictinas de Montserrat. 16º domingo de Tiempo Ordinario.

Material multimedia

Ejercicio de mindfulness. Por Mario Alonso Puig. Como una semilla de mostaza, pequeña y primigenia, puede esta meditación, ayudarnos muchísimo en nuestra vida interior y exterior.

A eso… ¡¡¡Cuántas veces vivimos estas experiencias!!! Pero Dios nos ama con el trigo y la cizaña de nuestro corazón.

Salomé Arricibita: Que brote. Que dejemos brotar la vida, que alimentemos la tierra, que nos queramos tal y como somos, con lo bueno y lo menos bueno, con el fruto y la cizaña, tal y como Dios nos ama…

Qué piensa Dios de mí. Por Michelle Barahona Sánchez. “¡¡¡Valórate!!!”. Hermosas e íntimas palabras, que brotan de una experiencia espiritual profunda y que te ayudan a quererte mucho más.

Equipo Quiero Ver: Dar oportunidades. Nos tenemos que dar, a nosotros y a los demás, las oportunidades que hagan falta, sin dar a nadie por perdido. Como una semilla que da fruto, como un grano de mostaza bien pequeño, o como la levadura en medio de la masa.

El poema eres Tú. Por Deepak Chopra. La amenaza del sufrimiento, sólo acabará, cuando descubras y reconozcas, que la esencia de tu ser es amor, es seguridad, es plenitud.

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo

Obedezca obispo

Publicado: 18 julio, 2017 en cuatro líneas

mitra.“Estimado Sr. Obispo de Lérida: Somos un grupo de ciudadanos y ciudadanas pertenecientes a la Plataforma Sijena Sí, que se creó en la Comarca de Los Monegros para conseguir el retorno de los bienes expoliados al Monasterio de Sijena, panteón real aragonés declarado monumento nacional desde 1923, y para fomentar un plan integral que combine su patrimonio histórico y artístico con la vida espiritual que alberga. Somos una plataforma civil que está obteniendo un amplio apoyo de la mayoría de los partidos políticos, tanto aragoneses como nacionales, y de la sociedad aragonesa []

Carta al obispo de Lérida: Obedezca al Vaticano y devuelva las 113 piezas de las parroquias de Aragón en http://www.sijenasi.com

40 moceop4 y 5 de noviembre de 2017 en Guadarrama
“CANTANDO LOS/LAS CUARENTA”

Celebración de los 40 años de MOCEOP
TERE CORTÉS, almaruecha@gmail.com
GETAFE, (MADRID).

ECLESALIA, 17/07/17.- Os invitamos a cantarle las cuarenta al tiempo y al lucero del alba (tradúzcase por jerarquía, derecho canónico, clericalismo, vieja tradición…), recordándoles que durante cuarenta años no han podido con nosotros, con nuestra apuesta, nuestro sueño de una nueva tierra y una nueva Iglesia, unos nuevos ministerios, una nueva comunidad.

Cuarenta años de Moceop han sido muchos días, mucha lucha, mucha fe y mucha esperanza como para no celebrarlos.

¡Lo vamos a hacer! Vamos a cantar, bailar y festejar esta larga andadura con una jornada de convivencia, recuerdos y acción de gracias.

El programa que hemos preparado es sencillo, sin grandes discursos teológicos, cálido, familiar y fraterno. Seguro que lo pasaremos bien.

Os esperamos a todas y todos. Id reservando vuestro tiempo y apuntaos. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Un abrazo.

Tere Cortés

Para más información: moceop.net

-oOo-

Sábado 4
14:00.- Comida
16:00.- Saludo y ambientación: Tere y Ramón
Línea del Tiempo. (Técnica didáctica con la que repasaremos los 40 años moceoperos y circunstancias)
Tiempo libre y convivencia
21:00.- Cena
22:00.- Fiesta en el aire (con productos de la tierra de cada uno/a)
Domingo 5
09:00.- Desayuno
11:00.- Eucaristía de acción de gracias
12:30.- Aperitivo
14:00.- Comida y despedida

Centro de Congresos “Fray Luis de León”. (Agustinos) – Guadarrama (Madrid).

-oOo-

Un profeta entre nosotros

Publicado: 14 julio, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , , , ,

jorge-mario-bergoglioUN PROFETA ENTRE NOSOTROS
GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@outlook.com
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 14/07/17.- Hemos pasado mucho tiempo recordando y leyendo a los profetas como seres de otra época -casi de otra galaxia, me atrevería a decir- añorando quien ilumine una época en la nos parecía que los mensajes de la Biblia estaban muy lejos de nosotros. Alguien que nos ayudase a interpretar la realidad para vivirla a la manera del Cristo Pascual resucitado.

¿Qué es un profeta? esencialmente un mensajero de Dios, una persona corriente con experiencia de Dios que ha sido llamada por Él para “hablar en su lugar” (pro-femí, hablar en lugar de) interpretando su Palabra en las circunstancias del momento presente. Por eso hemos tenido diferentes estilos de profetas en función de las circunstancias que marcaban la actualidad del Pueblo de Dios. Algunos han proclamado la fidelidad de Dios perdonando y anunciando una nueva Alianza (Ezequiel Isaías…); otros corrigen a los sacerdotes y les recuerda sus responsabilidades (Malaquías), defienden a los pobres y desamparados (Oseas), dan consuelo y aliento a oprimidos y marginados (Sofonías), invitan a la conversión de corazón (Jeremías), etc.

En este tiempo nuestro, tenemos un  gran profeta que además es Papa. No ha sido habitual que los profetas sean personas investidas de responsabilidades sociales o religiosas, y menos que el máximo exponente de la Iglesia católica sea un experto practicante del liderazgo de servicio evangélico poniendo su ministerio papal al servicio del carisma profético necesario para hacer Reino entre nosotros.

No deja de ser llamativo que Francisco tenga mayor reconocimiento y admiración entre quienes están alejados de la fe que entre sus correligionarios. A Jesús le pasó lo mismo con las autoridades y expertos religiosos de su tiempo. Pero a Jesús ya no le tenemos con nosotros físicamente, pero a Francisco sí. Y en lugar de acostumbrarnos pasivamente a sus audacias evangélicas y a su ejemplo rompedor, creo que resulta mejor repensar y reflexionar, abiertos al Espíritu, sobre los mensajes y actitudes que este profeta del siglo XXI nos propone hablando por boca de Dios:

  1. Una Iglesia pobre para los pobres que deje de ser un referente de poder mundano para serlo de los que más sufren y padecen cualquier tipo de injusticia.
  2. Una Iglesia de la misericordia y compasión como actitudes de vida que reflejan el mejor rostro de Dios-amor. Mano tendida de sincera reconciliación.
  3. La práctica de la colegialidad en todos los niveles de la iglesia: “Prefiero una iglesia que comete errores porque está haciendo algo a una que se enferma porque se mantiene cerrada en sí misma” es uno de sus lemas.
  4. El final del clericalismo, arribismo y carreras eclesiásticas. Su postura me recuerda a las palabras de Jesús contra los escribas y fariseos.
  5. El necesario empoderamiento de los laicos, ellos y ellas.
  6. Denuncia profética de las injusticias estructurales. La promoción de la justicia, la paz y la protección del medio ambiente.
  7. Tolerancia cero con los desmanes de la pederastia y la corrupción.

Algún día echaremos en falta a este regalo de Dios al que muchos admiran pero pocos siguen. Vivamos hoy en el agradecimiento y el compromiso guiados por su testimonio pues todos estamos invitados a vivir nuestro profetismo bautismal a nuestro nivel en nuestro medio, fijos los ojos en Jesús de Nazaret: Él es el Enviado de la verdadera autoridad y el magisterio del liderazgo de servicio lavando los pies de sus discípulos, el que remueve conciencias confortables y desestabiliza injusticias, incluidas las que pasan por no serlo, por amor al que sufre. Sigamos a su profeta Francisco en la llamada a la construcción del Reino (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

Frutos de humanidad

Publicado: 12 julio, 2017 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , , , ,

gavelFRUTOS DE HUMANIDAD
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 12/07/17.- Amigas y amigos: El verano es época de frutos. Esta semana reflexionamos en torno a la parábola del sembrador y nos anima pensar en la abundancia de fruto que nos espera. Quería destacar una idea de Fray Marcos que me parece luminosa: «La tarea fundamental del ser humano no es hacer cosas, sino hacerse. “Dar fruto” sería dar sentido a mi existencia». Plenitud de ser que se encuentra potenciando al otro como persona.

También quería resaltar dos decisiones importantes de Francisco, sin duda frutos de su profunda humanidad: Añadir como causa de Canonización la “entrega de la vida a los demás” equiparándola al martirio y a la heroicidad de las virtudes. Y por otro lado celebramos que no haya querido hacer excepción alguna con el Cardenal Pell y ya está en Australia preparando su defensa ante la Justicia.

Ya tenemos el resultado de la encuesta. Ha estado muy reñido y espero que os guste a la mayoría, aunque hayáis votado otra imagen.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mt 13, 1-23. Aquel día salió Jesús de casa y se sentó junto al mar. La multitud se quedó en la playa. Les habló de muchas cosas en parábolas: “Salió el sembrador a sembrar”.

Vicente Martínez: Salió el sembrador. Escuchamos con atención la palabra que se siembra mediante la lectura de los textos bíblicos y la predicación, pero esa escucha se la lleva pronto el viento de las preocupaciones y  las tormentas de los afanes  cotidianos de la existencia.

José Luis Sicre: Respuestas para una crisis. Mateo, basándose en el discurso en parábolas de Marcos, pone en boca de Jesús, a través de siete parábolas, las respuestas a cinco preguntas que siguen siendo válidas para nosotros.

Fray Marcos: Dios es la semilla, que ya está en mí. Si no pongo obstáculos y dejo que se desarrolle, todo mi ser se trasformará y llegará a ser divino.

José Antonio Pagola: Sembrar. ¿En qué hemos de reflexionar? ¿En el sembrador? ¿En la semilla? ¿En los diferentes terrenos?

Paula Depalma: La lógica de la abundancia. Imagino que Jesús disfrutaría admirando la naturaleza y encontrando en ella una sabiduría especial…

Artículos seleccionados para la semana

José M. Castillo: Urge renovar la teología. La teología cristiana debería tener como centro, eje y clave aquel humilde artesano galileo, que fue Jesús de Nazaret.

Jesús Sanz: Cómo pensar el cambio hoy. La Historia no es un mecanismo predeterminado sino un proceso abierto. “Es tarde, pero es madrugada si insistimos un poco”.

Enrique Martínez Lozano: La ciencia es sabiduría; los científicos a veces son dogmáticos (I y II). La ciencia se define por su capacidad de apertura a lo real y por el cuestionamiento permanente de cualquier afirmación o postulado.

Leonardo Boff: La voz del Amigo. Trabajaba con los sin-tierra, con los sin-techo y con un grupo de mujeres. Acogía a las prostitutas que venían a llorarle sus penas. Y salían consoladas.

Jesús Bastante: Pell ya se encuentra en Australia para responder a las acusaciones de abusos a menores. El Papa no ha querido hacer ninguna excepción por muy importante que sea esta persona en la jerarquía de la Iglesia.

Miguel Ángel Mesa: Declaración de solidaridad sin fronteras. Deseo que me inscriban en un registro en el que conste que me siento muy unido, enteramente cercano y en profunda solidaridad con todos los que sufren alguna discriminación.

Gerardo Villar: Todos los domingos. Lo importante es que nuestras eucaristías sean vivas, participativas, asamblearias.

Francisco Massó: Generosidad y miseria. En el espectro materialista tampoco encajan los valores de civilización como la compasión y la solidaridad.

Noticias de alcance. El Papa abre la puerta de la santidad a los que ofrecen su vida por los más necesitados.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Isaías 55, 10-11. Un heraldo que anuncia la abundancia de parte de Dios, la incesante siembra de su Palabra, su fecundidad imparable.

Romanos 8, 18-23. La creación entera gime hasta el presente y sufre dolores de parto. Nosotros somos los hijos de Dios llamados a la luz.

Florentino Ulibarri: Semillas del Reino. ¡Sois semillas de mi Reino! Fecundaos, reventad, no os quedéis enterradas. Floreced y dad fruto.

Vicky Irigaray: Sembradores de tu reino. A pesar del fracaso aparente, la llegada del Reino es imparable, y la cosecha será maravillosa e incalculable.

Anáfora: El Reinado de Dios. Nuestra misión no es hacer proselitismo sino promover el reino de Dios.

Monjas Benedictinas de Montserrat. 15º domingo de Tiempo Ordinario.

Material multimedia

Lo que nunca cambia. Por Echart Tolle. ¿Podemos sentir dentro de nosotros, lo que nunca cambia, la esencia de lo que somos?

Abrir el corazón. Abrir el corazón es amar incondicionalmente la vida y a los demás, por encima de las dificultades.

Salomé Arricibita: Con paciencia de semilla. Con Teresa Nécega. Preciosa canción, para madurar en ese camino que hace crecer nuestro interior para “madurar el alma”.

Refugio. Canción de Álvaro Fraile. “Yo estaré contigo SIEMPRE”. Bellísima canción, homenaje a tantos seres humanos que lo han perdido todo.

Equipo Quiero Ver: Sembrar la experiencia. La Palabra que cae sobre nosotros, como las gotas de lluvia que van empapando nuestra vida, se transforma en granos de trigo que vamos sembrando en otras personas para que acojan en lo hondo de sus vidas la experiencia de Dios que habita ya en cada una de ellas.

Voy a seguir. Para alimentar la semilla del “niño interior” que todos llevamos en lo más profundo de las entrañas.

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo