higuera¿CASTIGOS DIVINOS?, NO GRACIAS
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 20/03/19.- Amigas y amigos: La carta de hoy viene cargada de temas, a cuál más interesante. Respecto a la actualidad, hacemos balance de los seis años del Pontificado de Francisco y celebramos un nuevo aniversario de la entrega ejemplar de San Romero de América.

También contamos con una novedad editorial. Tras un largo trabajo de recopilación a cargo de Miguel Ángel Munárriz, presentamos las Obras Completas de nuestro querido José Enrique Galarreta. Como todos sabéis, dedicó toda su vida a comprender la figura de Jesús y su obra tiene una profundidad y coherencia evangélica fuera de lo común. Ya está disponible en las librerías y en la tienda online.

Y mirando al evangelio de este domingo, la higuera estéril, encontramos una gran enseñanza. Como dice Fray Marcos, hay que “superar la idea del Dios que premia a los buenos y castiga a los malos”. “Debemos dejar de interpretar como actuación de Dios lo que no son más que fuerzas de la naturaleza o consecuencia de atropellos humanos”. La higuera que debe dar fruto somos cada uno de nosotros. Alcanzar la plenitud como seres humanos es nuestra tarea. Nadie tiene que venir a castigarnos; conseguirlo, o no, ya es nuestro propio premio o castigo.

En esta línea, hemos subido un vídeo de la clase de Andrés Torres Queiruga titulada como Repensar el Infierno. Sea lo que sea lo que queramos decir con la palabra “infierno”, nunca puede considerarse como un castigo de Dios. Tampoco es de recibo utilizar el infierno para hacer pastoral del miedo porque eso es incompatible con el Dios que crea por amor. A partir de aquí, entramos en el campo de las hipótesis y la que propone Torres Queiruga es muy razonable, compatible con la bondad de Dios y con el espíritu del evangelio.

 

Evangelio y comentarios al Evangelio

Lc 13, 1-9. En aquella ocasión algunos de los presentes le contaron que Pilato había mezclado la sangre de unos galileos con la de las víctimas que ofrecían.

Vicente Martínez: Como una higuera. La parábola era el modo como enseñaba Jesús.

José Luis Sicre: Tres maneras de morir y una sola de salvarse. La mayoría de los judíos de la época (y muchos cristianos actuales), consideran que una desgracia es consecuencia de un pecado. Pero Jesús devuelve la trampa a los que preguntan. Si piensan que los galileos muertos eran más pecadores que ellos, se equivocan.

Fray Marcos: Debemos recuperar la figura de José como padre. Para creer que Jesús es Hijo de Dios no es necesario arrinconar a José por miedo a que haga sombra a Dios.

Fray Marcos: Estamos aquí para rectificar nuestra trayectoria. La buena noticia es que podemos estar siempre aprendiendo, también de los errores.

José Antonio Pagola: Antes de que sea tarde. Dios está ya cerca, abriéndose camino para hacer un mundo más humano para todos.

Rosario Ramos: Cavar y abonar para dar fruto. Cuando Jesús nos invita a una conversión como una vuelta a nuestra versión original desde un cambio de posición ante la vida.

Enrique Martínez Lozano: El fruto nace de la comprensión. El relato encierra un doble mensaje: desvincula el dolor del pecado, desmontando así una creencia arraigada; por otro, pone de relieve la insistencia en “dar fruto”.

Artículos seleccionados para la semana

José Arregi: San Romero de América. Denunció sin cesar los abusos del poder. Condenó la violencia de los pobres, la guerrilla de los desesperados, pero sobre todo la guerra de los poderosos y la causa principal de toda violencia: la injusticia, la desigualdad, el hambre.

Gonzalo Haya: ¿Verdad o autenticidad? Para mí es muy importante conocer lo mejor posible el ejemplo y el mensaje de Jesús, que es el principal referente de mi vida, y el que conecta mejor con los atisbos de mi conciencia.

José M. Castillo: Por qué he escrito este libro. Lo que tiene y lo que le falta. Sin miedo a exagerar, se puede afirmar que en la Iglesia preocupa más el esplendor de la religión que la fidelidad al seguimiento de Jesús.

Antonio Aradillas: El dedo de Dios. Wojtyla condenó a Cardenal, Francisco lo rehabilitó.

María Teresa Compte: Desde las víctimas. La autora habló sobre el acompañamiento a las víctimas en la primera sesión presencial del Curso de Protección de Menores organizado por el Instituto Teológico de Vida Religiosa.

Juan Zapatero: ¿Qué tipo de felicidad? Reflexión oportuna con ocasión del Día Internacional de la felicidad fijado por la ONU para el 20 de marzo.

José María García-Mauriño: Mayores, pero no viejos. Todo el mundo quiere llegar a viejo, pero nadie quiere serlo. Llegar a viejo ¿es un éxito o un fracaso?

Nicolás Castellanos: Mi encuentro con Pedro Casaldáliga en Sao Félix Do Araguaia. Nos une entrañablemente la utopía y el sueño de Dios: el REINO.

Noticias de alcance. Los 6 tumultuosos años del papa Francisco.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Éxodo 3, 1-15. Pastoreaba Moisés el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián; llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, el monte de Dios.

1 Corintios 10, 1-12. No quiero que ignoréis que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar.

Florentino Ulibarri: Déjala un poco más. Sabes que ocupa terreno fértil y tienes ganas de cortarla, pero tu corazón hortelano se resiste. Le cavarás la tierra, le echarás abono nuevamente…

Vicky Irigaray: Frutos de misericordia y perdón. Una Iglesia, una comunidad que no dé fruto no tiene razón de ser, por mucha hojarasca que ostente.

Anáfora: Más allá de la equidad. Remueve, Señor, nuestras entrañas, sacúdenos, que nos atrevamos a salir de nuestra pasiva comodidad, porque hacemos poco y tenemos que hacer mucho más por la mucha gente que muere cada día de hambre.

Monjas Benedictinas de Montserrat. Domingo III de Cuaresma.

Material multimedia

Los hábitos de la felicidad. Por Matthieu Ricard. El bioquímico convertido en monje budista Matthieu Ricard dice que podemos entrenar nuestras mentes en hábitos de bienestar que generan una verdadera sensación de serenidad y realización.

La empatía. Podemos cambiar, y el cómo, es la compasión, ver al otro desde sus emociones, su dolor…, y amarle tal y como necesita.

Salomé Arricibita: Canción de la higuera seca. Siempre tendremos otra oportunidad, siempre podremos volver a la vida por muy “secos” que nos encontremos, porque Dios no nos abandona nunca. Siempre está dispuesto a cuidarnos, a alimentarnos y a sacar lo mejor de nosotros. Dejémonos en sus manos, para vivir y dar vida…

Adoramus te domine. Taizé. Música – oración – meditación, desde lo más profundo de nuestro interior, para animar nuestra conexión con lo que somos y con el momento presente.

Equipo Quiero Ver. Domingo III de Cuaresma.

La conexión humana. The Cleveland Clinic. Si pudieras ponerte en los zapatos de otra persona, escuchar lo que ellos escuchan, ver lo que ellos ven, sentir lo que ellos sienten… ¿los tratarías diferente?

 

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna. También puede ser útil el enlace para acceder a los últimos vídeos que se han subido.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo