«La llamada, eterna y constante, primero es personal. En lo más íntimo de la persona algo salta, algo luce, algo se mueve. Pero si de verdad se atiende esa llamada, al momento siguiente, casi de forma simultánea, la mirada se vuelve hacia los otros y surge la pregunta: ¿Por qué nos quieres juntos?» []

¿Por qué nos quieres juntos?” de Mari Paz López Santos en La Gaceta de Sophía