Posts etiquetados ‘Compromiso’

Carta a los “Dreamers”

Publicado: 22 septiembre, 2017 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , ,

UN DÍA SIN INMIGRANTES EN WASHINGTON DCCARTA A LOS “DREAMERS”
Immigrants make The World great!
LUCÍA GAYÓN, permanecerensuamor@gmail.com
IXTAPA (MÉXICO).

ECLESALIA, 22/09/17.- Queridos Dreamers: Ustedes que llegaron a los Estados Unidos de la mano de sus padres y, habiendo entrado ilegalmente, han sido y son un ejemplo de constancia, de responsabilidad, de trabajo duro en adaptarse a una nueva sociedad. Han logrado ustedes regalarles a sus familias el honor de ser excelentes estudiantes y trabajadores, comprometidos con la sociedad que les dio amparo por un tiempo.

Pero no solo sus familias son los beneficiarios de este regalo –es toda la sociedad– estén en donde estén. Ustedes, en condiciones muy difíciles, han actuado y actúan con honorabilidad y siguen adelante.

Puedo sentir el dolor de verse deportados; de dejar las comunidades de familias, amigos y colegas con quienes crecieron.

No tengan miedo al cambio; ustedes podrán trabajar y estudiar en cualquier parte del mundo porque ya demostraron que pueden con los desafíos de una nueva cultura, de un nuevo idioma, partiendo desde abajo.

Todos esos esfuerzos traerán frutos en cualquier lugar. Si los Estados Unidos no los quieren, el resto del mundo y, en especial, sus comunidades de origen, sí los queremos. Si pudieron con el reto de Estados Unidos también pueden con el reto de México, Honduras, Guatemala, Costa Rica, etc.

Está en ustedes luchar y lo seguirán haciendo desde donde ahora están ¡y qué bueno que lo logren! Pero si no se puede, tienen ustedes todo un mundo donde sí se puede, donde los respetamos  (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

Anuncios

Un profeta entre nosotros

Publicado: 14 julio, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , , , ,

jorge-mario-bergoglioUN PROFETA ENTRE NOSOTROS
GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@outlook.com
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 14/07/17.- Hemos pasado mucho tiempo recordando y leyendo a los profetas como seres de otra época -casi de otra galaxia, me atrevería a decir- añorando quien ilumine una época en la nos parecía que los mensajes de la Biblia estaban muy lejos de nosotros. Alguien que nos ayudase a interpretar la realidad para vivirla a la manera del Cristo Pascual resucitado.

¿Qué es un profeta? esencialmente un mensajero de Dios, una persona corriente con experiencia de Dios que ha sido llamada por Él para “hablar en su lugar” (pro-femí, hablar en lugar de) interpretando su Palabra en las circunstancias del momento presente. Por eso hemos tenido diferentes estilos de profetas en función de las circunstancias que marcaban la actualidad del Pueblo de Dios. Algunos han proclamado la fidelidad de Dios perdonando y anunciando una nueva Alianza (Ezequiel Isaías…); otros corrigen a los sacerdotes y les recuerda sus responsabilidades (Malaquías), defienden a los pobres y desamparados (Oseas), dan consuelo y aliento a oprimidos y marginados (Sofonías), invitan a la conversión de corazón (Jeremías), etc.

En este tiempo nuestro, tenemos un  gran profeta que además es Papa. No ha sido habitual que los profetas sean personas investidas de responsabilidades sociales o religiosas, y menos que el máximo exponente de la Iglesia católica sea un experto practicante del liderazgo de servicio evangélico poniendo su ministerio papal al servicio del carisma profético necesario para hacer Reino entre nosotros.

No deja de ser llamativo que Francisco tenga mayor reconocimiento y admiración entre quienes están alejados de la fe que entre sus correligionarios. A Jesús le pasó lo mismo con las autoridades y expertos religiosos de su tiempo. Pero a Jesús ya no le tenemos con nosotros físicamente, pero a Francisco sí. Y en lugar de acostumbrarnos pasivamente a sus audacias evangélicas y a su ejemplo rompedor, creo que resulta mejor repensar y reflexionar, abiertos al Espíritu, sobre los mensajes y actitudes que este profeta del siglo XXI nos propone hablando por boca de Dios:

  1. Una Iglesia pobre para los pobres que deje de ser un referente de poder mundano para serlo de los que más sufren y padecen cualquier tipo de injusticia.
  2. Una Iglesia de la misericordia y compasión como actitudes de vida que reflejan el mejor rostro de Dios-amor. Mano tendida de sincera reconciliación.
  3. La práctica de la colegialidad en todos los niveles de la iglesia: “Prefiero una iglesia que comete errores porque está haciendo algo a una que se enferma porque se mantiene cerrada en sí misma” es uno de sus lemas.
  4. El final del clericalismo, arribismo y carreras eclesiásticas. Su postura me recuerda a las palabras de Jesús contra los escribas y fariseos.
  5. El necesario empoderamiento de los laicos, ellos y ellas.
  6. Denuncia profética de las injusticias estructurales. La promoción de la justicia, la paz y la protección del medio ambiente.
  7. Tolerancia cero con los desmanes de la pederastia y la corrupción.

Algún día echaremos en falta a este regalo de Dios al que muchos admiran pero pocos siguen. Vivamos hoy en el agradecimiento y el compromiso guiados por su testimonio pues todos estamos invitados a vivir nuestro profetismo bautismal a nuestro nivel en nuestro medio, fijos los ojos en Jesús de Nazaret: Él es el Enviado de la verdadera autoridad y el magisterio del liderazgo de servicio lavando los pies de sus discípulos, el que remueve conciencias confortables y desestabiliza injusticias, incluidas las que pasan por no serlo, por amor al que sufre. Sigamos a su profeta Francisco en la llamada a la construcción del Reino (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

Jesús..INYECCIÓN DE OPTIMISMO
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 28/06/17.- Amigas y amigos: El evangelio de este domingo nos anima a un compromiso serio con el proyecto del Reino. Recomendamos leer el resumen del informe de Cáritas España, que por desgracia bien puede aplicarse a tantos países. La recuperación económica no está siendo una recuperación social y nos estamos acostumbrando a convivir con la pobreza: “No nos podemos resignar a un mundo que cada vez olvida más los derechos humanos”. No bajemos los brazos. Todos los días se puede hacer algo para cambiar este mundo enfermo, que como primera medida, necesita una buena inyección de optimismo. En eso creía Jesús y nosotros queremos seguirle con la misma convicción arrolladora.

En la Escuela puede venirnos muy bien recordar la clase de Pope Godoy: El prólogo del Evangelio de Juan que interpreta la teología del Logos como Proyecto de Dios, que desde el principio soñó con un mundo de iguales y herman@s.

Seguimos pidiendo vuestra opinión para la nueva imagen de la web. Los dos primeros días, hasta que un lector nos alertó, no se podía votar la primera opción. Si alguno se quedó sin poder elegirla, que lo haga ahora.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mt 10, 37-42. El que quiere a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí.

Vicente Martínez: Cordial acogida. Término que hace referencia, tanto a dar hospitalidad como a aceptar la palabra proclamada por Jesús y sus discípulos en el Evangelio. La misión de todos estos mensajeros es hacerle presente entre los hombres.

José Luis Sicre: Indignidad, acogida y recompensa. El largo discurso dirigido a los apóstoles termina con una serie de frases de Jesús que son, al mismo tiempo, muy severas y muy consoladoras.

Fray Marcos: El amar de Dios no es relación, no hay distinción entre objeto y sujeto. Dios nos ama identificándonos con Él. Nosotros solo podemos amarlo en los demás.

José Antonio Pagola: La familia no es intocable. No basta con defender el valor de la familia sin más, porque la familia puede plasmarse de maneras muy diversas en la realidad.

Carmen Notario: La radicalidad evangélica no es para todos. Ese cristianismo que se nos ha asignado junto con el carnet de identidad está a punto de caducar. Ya es hora de hacer una opción personal con todas las consecuencias.

Artículos seleccionados para la semana

Jesús Bastante: Cáritas denuncia que siete de cada diez hogares españoles no han notado los efectos de la recuperación económica. Tres de cada cuatro españoles piensan que no sirve votar o movilizarse para construir una sociedad mejor.

Leonardo Boff: Es importante recuperar el carácter político-transformador de la esperanza. La indignación nos enseña a rechazar las cosas así como están y la valentía, a cambiarlas.

José María Castillo: ¿Cómo se explica que el partido político más cercano a la Iglesia (el PP) sea el partido más corrupto? Después del tan esperado y controvertido “debate de investidura”, el miércoles 14 de junio, es hora (lógicamente) de hacer el balance de lo sucedido.

Dolores Aleixandre: Animales estrangulados. Así somos los humanos: capaces de dejar entrar al camello y de preguntar al mosquito dónde está su pasaporte.

José Carlos Enríquez: Una mujer con convicción y decisión de caminar con los demás. Olga Lucía Alvarez Benjumea, una mujer que ama a su iglesia. “Necesitamos curas, sí, pero diferentes de ellos”.

Alfredo Sepúlveda: La fe como ideología. El cristianismo no elabora un plan de acción para acercarse a lo que la ideología considera como la sociedad ideal.

Juan José Tamayo: Muere François Houtart, sociólogo y teólogo de la liberación belga. Estuvo siempre muy vinculado con las organizaciones sociales y los movimientos religiosos liberadores.

Miguel d’Escoto: Manifiesto para el siglo XXI, por la paz y la vida. Invito de todo corazón a todos a los que así les dicte su conciencia, a que se sumen a un gran ecumenismo ético-práctico motivado por el amor a la Madre Tierra, a la vida, a la paz y a la solidaridad.

Noticias de alcance. El Vaticano estudia excomulgar a mafiosos y corruptos.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

2 Reyes 4,8-11.14-16a. Un día pasaba Eliseo por Sunam, y una mujer rica lo invitó con insistencia a comer.

Romanos 6, 3‑11. ¿O es que ignoráis que cuantos fuimos bautizados en Cristo Jesús, fuimos bautizados en su muerte?

Florentino Ulibarri: Descansar en Ti. Descansar en Ti, y darte gracias, con palabras o sin ellas, por tu presencia solidaria en la gente sencilla y llana.

Vicky Irigaray: Perder la vida. Seguir a Jesús comporta renuncias, conflictos; conlleva posicionarse claramente del lado de los perdedores de este mundo.

Anáfora: Valores humanos. Lo que cuenta son los valores humanos de las personas y sus hechos.

Monjas Benedictinas de Montserrat. 13º domingo de Tiempo Ordinario.

Material multimedia

Cómo tratar los pensamientos negativos. Por Jeff Foster. Acepta que tú no eres esos pensamientos negativos o recurrentes. Esa es la cuestión.

Permanecer. Por Álvaro Fraile y Siro López. En estos tiempos revueltos en un mar de prisas, sentimientos encontrados, pensamientos negativos, y tanto dolor… ¡¡qué importante es PERMANECER!!

Salomé Arricibita: Me tocas. Me guías, me salvas, me quieres, me tocas sin yo saberlo.

Dejar de ser invisible. Letra por Laura Ramos. ¡¡¡No tiene desperdicio!!! Te llegará a esos lugares recónditos del corazón, que llevamos tiempo sin querer reconocer, pero que tan importantes son, para recuperar la paz interior.

Equipo Quiero Ver. 13º domingo de Tiempo Ordinario.

La hospitalidad rompe muros. Campaña de Cáritas Ecuador, con testimonios impactantes, que nos tienen que hacer reflexionar sobre nuestras actitudes personales.

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo

86f04c2ad6e3361760deb803477b8f57UN NUEVO PENTECOSTÉS
PATRICIA PAZ, ppaz1954@gmail.com
BUENOS AIRES (ARGENTINA).

ECLESALIA, 12/06/17.- Fiesta de la libertad, del corazón desbordado, de la comunicación fraterna. Parecían ebrios los apóstoles, me imagino que por el entusiasmo que le pusieron a la proclamación de lo que el Espíritu les inspiraba. Todos les entendían, medos, partos, elamitas… Hoy diríamos chinos, rusos, sirios, los habitantes del lejano Oriente, los occidentales, los latinoamericanos, Europa, África. Vivimos en las mismas ciudades pero como mosaicos bien delimitados, muchas veces somos extraños los unos para los otros. No es que el Espíritu no venga, sino que somos ciegos y sordos a sus señales.

Resulta imperioso en el mundo actual, que vive una escalada de violencia, fruto muchas veces del miedo, abrirnos al soplo de la Ruah. Necesitamos un nuevo Pentecostés para que nuestras palabras resulten entendibles para los que hablan otro “idioma”, para los que viven en culturas diferentes,  para entender sus palabras, para escucharnos, conocernos y perder ese miedo que nos aísla. Tenemos que salir de nuestros “cenáculos” cerrados para avanzar hacia una acogida amorosa del otro. Volver a poner en el centro de nuestras vidas al “extranjero, al huérfano y a la viuda”. Salir al encuentro de todos aquellos que hoy están desamparados, por razones económicas, políticas, religiosas, raciales, de género, o lo que fuere, y hacernos prójimos. Apreciarlos con todas sus particularidades, reconociendo en cada uno la presencia amorosa de Dios.

Pentecostés es una oportunidad para despertar de nuestro letargo y poner manos a la obra en tantas cosas que hoy necesitan ser transformadas para que nuestro mundo se vaya pareciendo, aunque sea un poco, al Reino que nos predicó Jesús. Qué fácil sería si pudiésemos recibir un Whatsap cada mañana despertándonos y dándonos fuerzas para vivir el día como verdaderos discípulos, sin miedo, con alegría y poniendo todas nuestras energías al servicio del bien común. Pensándolo mejor, la solución es mucho más sencilla, pero también más difícil. Simplemente cada día al despertar dedicarle unos segundos a hacer consciente en nosotros la Presencia que nos inhabita. Imaginar que la lengua de fuego está siempre sobre nuestra cabeza y que el viento del Espíritu sopla permanentemente, a veces como una fuerte ráfaga, otras como una suave brisa, pero nunca está lejos de nuestra percepción. Afinar los sentidos del corazón y aceptar el llamado con todos sus desafíos es vivir Pentecostés hoy y cada día (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

El lenguaje del amor

Publicado: 2 junio, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

pentecostes-espiritu-santo-y-fuegoEL LENGUAJE DEL AMOR
JUAN ZAPATERO BALLESTEROS, sacerdote, zapatero_j@yahoo.es
SANT FELIU DE LLOBREGAT (BARCELONA).

ECLESALIA, 02/06/17.- Siempre me ha llamado la atención de manera muy especial la lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles, correspondiente al capítulo 2, versículos 1-11, que se leen la misa de la fiesta de Pentecostés. Se trata del pasaje donde se dice que “Estando reunidos los Apóstoles en un mismo lugar, se oyó como una gran ventada apareciendo de inmediato una especie de lenguas de fuego que se pusieron encima de la cabeza de cada uno de ellos”. La gente que había llegado a Jerusalén a celebrar la fiesta, procedente de lugares diversos -continúa relatando el mismo libro- comprendían todo lo que los Apóstoles decían, a pesar de que venían de zonas y lugares donde se hablaban lenguas diferentes.

Dejando de lado la relación que pueda tener este hecho, en sentido contrario, claro está, con el de la Torre de Babel que narra el libro del Génesis, diferentes biblistas y estudiosos de las Sagradas Escrituras han intentado interpretar lo que este hecho puede encerrar. Una de estas interpretaciones consiste precisamente en afirmar que los Apóstoles recibieron a partir de aquel momento el don de la glosolalia, según la cual recibieron la capacidad de hablar idiomas desconocidos por ellos, pero que, a su vez, correspondían a las lenguas diversas de quienes se encontraban allí presentes, razón por la cual estos entendían perfectamente lo que aquellos hablaban.

Siempre he creído que semejante interpretación suponía rizar demasiado el rizo. En todo caso me quedo con la alocución italiana “Si non e vero es ben trobato”; pero sin pretender llegar más allá, ¡solo faltaba! Eso sí, no he dejado de dar vueltas intentando buscar una explicación que satisficiera mi inquietud respecto a lo en este texto se dice. “Todos comprendían lo que decían los Apóstoles, a pesar de proceder de diferentes lugares y ser diferentes sus lenguas”. Llegados a este punto, podríamos decir que es el lenguaje de los signos el que todo el mundo entendemos por lo que a la hora de expresarnos se refiere. Pero no es aquí donde quiero llegar; para mí existe un lenguaje mucho más universal y que además resulta totalmente irrefutable. Dicho lenguaje no es etro que el del amor manifestado a través de las buenas obras. No en vano, el pueblo lo expresa de manera muy sencilla, pero plenamente inteligible “Obras son amores y no buenas razones”.

Por tanto, si nos ceñimos a Pentecostés, fuera bueno que dejásemos de lado todo lo que se refiere a la mente, a la ciencia, al intelecto, para centrarnos totalmente en el corazón como símbolo del amor, de donde procede toda obra buena. Así pues, en Pentecostés no hay que buscar sabiduría, ni cosas por el estilo, sino transformación profunda del corazón, dejando de ser de piedra para convertirse en un corazón de carne, tal y como dice el profeta (EZ 11,19). Dicho esto, Pentecostés significa para mí que los Apóstoles pasaron a convertirse en personas comprometidas con el bien hacia toda persona; lenguaje irrefutable y a la vez inteligible por todos hombres y mujeres. De tal manera que caen por tierra todas las demás realidades que no hacen más que dividirnos y separarnos, como son entre otras, las ideologías, las creencias, las razas, las culturas, las formas de pensar, etc.

Por ello, a pesar de que pueda ser un tanto osado, me atrevería añadir a las palabras de san Pablo “El amor no pasa nunca”, otras que dijeran “Y además transciende tiempo y espacio”, razón por la cual toda persona lo comprende y comprenderá siempre (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

eclesalia@eclesalia.net

mi-comunidadEL SACRAMENTO DE LA COMUNIDAD
MIGUEL ÁNGEL MESA BOUZAS, miguelmesabouzas@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 03/10/16.- Una comunidad se recrea cada día en la mesa de la vida, del compartir, de la intimidad, de sentirnos unidos por el anhelo renovado de una auténtica fraternidad y amistad.

La comunidad nace de una llamada que se escucha desde distintas realidades existenciales, que se nos comunica por medio de otros, que se metaboliza y discierne en lo hondo de nosotros mismos.

La comunidad convoca a la oración del corazón  misericordioso, en el que resuenan las súplicas, las alegrías, las lágrimas y las esperanzas de la humanidad, de nuestro mundo.

La comunidad es garantía de la presencia de la Divinidad, por medio del otro que camina a mi lado en cualquier circunstancia, que sé que nunca me faltará cuando le necesite.

Una comunidad verdadera practica el don del perdón liberador, de la revisión fraterna comprensiva, de la autocrítica compasiva y favorece el crecimiento personal de todos sus miembros.

La comunidad nos ayuda a humanizarnos (y, por lo tanto, a divinizarnos), cuando contemplamos la injusticia, el desprecio, el abuso y nos comprometemos a combatirlos, pues no podemos permanecer indiferentes ante los atropellos hacia los más débiles.

La comunidad es un espacio para el encuentro gozoso de unos con otros. Para el encuentro con el otro, que en su diferencia me enriquece, me ayuda a crecer y me invita con cariño a salir de mi comodidad.

La comunidad es el lugar donde se experimenta la gratuidad, la donación desinteresada al otro, como semilla y signo de una nueva sociedad, donde se da el testimonio de que es más importante lo que se es y se ofrece que lo que se tiene.

La comunidad nos ayuda a valorar lo que de verdad es lo más importante, lo que tiene más interés y trascendencia, el tesoro más valioso, el gozo de estar unidos compartiéndolo todo.

La comunidad suaviza y hace llevadera la cruz de cada día, aceptando el carácter propio del otro, ayudándole en sus necesidades, practicando la humildad, dejándose guiar y transformar…

La comunidad es un don y un quehacer diario, que hay que regar, abonar y cuidar para que crezca, se fortalezca, dé frutos y adquiera así su máxima plenitud.

La comunidad es siempre deudora de otras personas que la precedieron y que nos han ofrecido su ejemplo de vida; de otras realidades que se han vivido en común; de experiencias históricas que la ayudan a caminar hacia lo que está llamada a ser.

La comunidad es una escuela de mística, de espiritualidad encarnada, de trascendencia, vislumbrando e intentando hacer realidad la utopía, ese otro mundo posible y necesario, que hoy no es todavía, pero que puede ser si nos empeñamos con esfuerzo, constancia y esperanza.

La comunidad nos enseña a vivir con la mayor naturalidad, sin doblez ni fingimiento, con sinceridad y alegría, tomando con humor nuestra propia vulnerabilidad, nuestros defectos, y con paciencia nuestros avances y retrocesos. Es el templo donde se celebra la vida con sus gozos, esperanzas y tristezas.

La comunidad ayuda a vivirlo todo con sencillez, compartiendo lo que se es y lo que se tiene, para que otros puedan vivir con dignidad, teniendo las puertas de la casa y de cada corazón abiertas.

Una comunidad es cristiana cuando sigue a Jesús de Nazaret, intentando vivir con sus mismos sentimientos, para buscar de su mano una plena humanización y la unión íntima con el Misterio de la Divinidad, el Amor que habita dentro de nosotros, en cada ser humano y en todo el universo. Así Jesús se convierte en modelo y paradigma de una nueva humanidad.

En una comunidad cristiana se intentan vivir las bienaventuranzas, lo contracultural, lo alternativo de la buena noticia de Jesús, en la realidad concreta de nuestro mundo. Por eso nunca podrá ser conservadora, sino abierta, liberadora, en progreso continuo, renovada y comprometida desde las fronteras existenciales de los empobrecidos y excluidos. Solo así se disfrutará de la alegría, la paz y la felicidad verdaderas.

La comunidad que se esfuerza y desea vivir de forma integral su fe y su vida, es un nuevo sacramento que “contiene, visualiza y comunica otra realidad diferente a ella, pero presente en ella… una grieta por la que penetra una luz superior que ilumina las cosas, las hace transparentes y diáfanas” (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

eclesalia@eclesalia.net

programa-vacaciones-traera-logrono-saharauis_897521342_95654836_667x375MIRADA EN LO ALTO, AFÁN EN LA TIERRA
KOLDO ALDAI AGIRRETXE, koldo@portaldorado.com
ARTAZA (NAVARRA).

ECLESALIA, 29/07/15.- No falta en nuestros azarosos días quien nos sugiera cerrar los periódicos, ausentarnos de la dura actualidad, alejarnos de los vientos heladores que aún azotan a la humanidad. Puede tentar la propuesta de la distancia circunstancial, mas no del retiro total. Elegimos encarnar aquí y ahora, al tiempo que comienza a ceder una historia de odio y confrontación y por ende de sufrimiento e infelicidad, y se anuncia la nueva era de paz y por lo tanto de creciente bienestar y felicidad. Podemos tomarnos nuestras licencias, nuestro merecido agosto, nuestras ansiadas vacaciones para cargarnos de luz,  fuerza y  vida imprescindibles, pero aquí y ahora no podemos evadirnos de nuestro compromiso humano.

Estamos en el ayer y en el mañana, en la noche y en el alba, sobre todo estamos en el clarear de lo que ha de ser. Estamos con quienes padecen los azotes de lo que se desploma, estamos con quienes inauguran entre sentidos cantos y sonrisas verdaderas el nuevo escenario liberado y emancipado. Procuraremos el equilibrio para no polarizarnos, ni en la exclusiva aspiración hacia lo Alto con el consiguiente olvido de la suerte de nuestros hermanos, ni en la inmersión total en el barro, de forma que éste nos impida agitar las imprescindibles alas del espíritu.

Seguimos al Nazareno. Deseamos mantenernos en ese nexo sagrado, en ese altar fuera de todos los mapas, donde el Cielo y la Tierra se abrazan y contraen eternos esponsales. Deseamos ser intersección de la vertical y la horizontal, cruz de reconstrucción y resurrección, nunca más de muerte y fatalismo. La mirada siempre hacia lo Alto para no olvidar nuestros destino en las estrellas, pero nuestro puntual afán aquí abajo, junto a nuestros congéneres y sus avatares, junto a una humanidad aún sufriente. Nuestro anhelo hacia Arriba para sentir el calor de ese Sol físico y espiritual en la faz invisible del alma, pero nuestras manos y nuestros pies bien enraizados en la tierra, que es por el momento nuestro terreno de actuación y de trabajo.

No obviaremos el sufrimiento de nuestros semejantes. No tomaremos el expresso hacia ningún “nirvana” mientras algún remoto titular anuncie una gota de sangre, una lágrima perdida en un rincón del mundo. No podemos dar carta blanca al abuso con nuestro olvido. Tampoco podemos quedarnos clavados en ese dolor. Tenemos que revelar las nuevas y esperanzadoras realidades que van emergiendo, el superior destino, la Clara Luz que en el mañana, no sabemos a qué distancia, nos aguarda. Ponemos la fe y el acento en ese Alba que ya se anuncia, pero nuestra mente está también con nuestros semejantes que aún padecen noche oscura. No les podemos dejar de lado en nuestros discursos y peroratas, sobre todo en nuestras oraciones.

Vayamos siempre juntos. Somos uno con los hermanos y hermanas de Turquía, de Siria, Sudán, Pakistán, con los hermanos refugiados…; somos uno en el dolor que irá cediendo, sobre todo en el sano y puro Gozo que está emergiendo (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

-oOo-

 

denuncia_persecucionDESNATURALIZAR EL HAMBRE
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 15/06/16.- Amigas y amigos: Que otros seres humanos mueran de hambre debe dejar de ser algo “natural”. El Papa Francisco vuelve a alzar la voz en este tema tan vital y tan cristiano. Hacemos eco de sus palabras en Noticias de Alcance: “El alimento que se desecha es como si se robara de la mesa del pobre y del hambriento”.

En la Escuela EFFA subimos la última clase del ciclo de Introducción a los Evangelios impartido por Pope Godoy: El prólogo del Evangelio de Juan. Una traducción muy sugerente de este emblemático texto, apoyada en sus conocimientos y en las investigaciones de Juan Mateos. Entre otras variantes, el término Logos se traduce mejor por “Proyecto” y desde esta perspectiva, lo que antes era misteriosa teología se convierte en un mensaje muy sencillo que entronca con el Proyecto del Reino del que hablaba Jesús: Dios reina si sus hijas e hijos se quieren, se ayudan y se perdonan.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Lc 9, 18-24. Una vez que estaba orando él solo, se encontraban con él los discípulos y les hizo esta pregunta: ¿Quién dice la gente que soy yo?

Vicente Martínez: Jesús excomulgado. ¿Puede caber felonía mayor en el Cristianismo que un Jesús expulsado por las fuerzas oficiales de la Iglesia?

José Luis Sicre: ¿Quién es Jesús? La actividad de Jesús suscita una mezcla de desconcierto y curiosidad: ¿quién es este hombre? La pregunta adquiere una fuerza especial en el evangelio de hoy, donde es el mismo Jesús quien la plantea.

Fray Marcos: Lo que es Jesús está más allá de nuestra capacidad de comprensión. Solo en la medida que vivamos lo que él vivió, podemos comprender lo que fue.

José Antonio Pagola: ¿Creemos en Jesús? Vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Marta García: Exámenes de Junio. Con la cadena de preguntas realizada por sorpresa a sus discípulos parece que Jesús les está haciendo el típico examen de Junio. Y, ciertamente, de cara al verano no estaría mal tomarse unos minutos para responderse.

Artículos seleccionados para la semana

Enrique Martínez Lozano: Desaprender. El camino empezó queriendo “acercarme” a Dios y “encontrarme” con él. Y se me ha hecho ver que entre Dios y yo no hay distancia para un camino: somos no-dos.

Antonio Aradillas: ¿Feminismo cristiano? Así como todo feminismo, por feminismo es –tiene que ser– cristiano de por sí, el machismo como tal, es pagano, hereje e impío, además de irracional, disparatado y contrario a la fe y a la razón.

Juan Masiá: Cementerio de Naím: Quien resucitó fue la madre. En efecto, creer en la Resurrección y practicar la misericordia como Jesús es un milagro mayor que resucitar a un muerto.

John Shelby Spong: Sólo el 16% del Nuevo Testamento fue pronunciado realmente por Jesús. El obispo episcopaliano ahonda en temas tan polémicos como el fundamentalismo religioso, el aborto o el uso del preservativo.

Leonardo Boff: Nuevos actores políticos en el escenario brasilero. Ocurren cosas extrañas en el reino, que no es el de Dinamarca sino el de Brasil.

José M. Castillo: La bondad del Papa Francisco en la expulsión de obispos por causas graves. El Orden es, por tanto, un “ministerio” que la Iglesia concede a determinadas personas. Y de esas personas, lo mismo que lo concede, lo puede quitar o suprimir.

Pepa Torres Pérez: Pablo de Tarso y Dorothy Day, por los caminos Lavapiés y Calais hoy. He aprendido que la historia bíblica es nuestra historia, que la salvación acontece hoy y que los personajes bíblicos no son seres del pasado sino que nos habitan y podemos reconocer su espíritu en hombres y mujeres cotidianos.

Gerardo Villar: Carta a los 50 años de cura. He recorrido muchos pueblos dando charlas. He participado en muchos colectivos eclesiales, sociales, humanitarios… Soy un suertudo. Experimento ahí a Dios. Como también en lo demás.

Noticias de alcance. El Papa en la sede del PMA: “Que no nos deje dormir y nos haga soñar la lucha contra el hambre”.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Zacarías 12, 10-11 y 13, 1. Derramaré sobre la dinastía de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de clemencia.

Gálatas 3, 26-29. Todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Los que os habéis incorporado a Cristo por el bautismo, os habéis revestido de Cristo.

Florentino Ulibarri: Desorientados y sin ánimo. Hay días en los que se nos nubla el horizonte, se desmoronan las ilusiones y se nos hace costoso seguirte.

Vicky Irigaray: Queremos conocerte y seguirte. Creer en Jesús tiene varios niveles: admirarle es el punto de partida; aceptar sus valores y su modo de vivir es ya una opción de vida; reconocer en él la imagen misma de Abbá es la fe cristiana.

Anáfora: Liderazgo de Jesús. Te agradecemos el mensaje luminoso de Jesús, que sumado a su buen hacer, constituye nuestra guía y modelo. Jesús ha significado nuestra liberación personal, vivir tu fe en libertad, sentirnos hijos y no siervos.

Monjas Benedictinas de Montserrat. Domingo 12 del Tiempo Ordinario.

Material multimedia

El Amor. Por Wayne Dyer. ¿Quién dice la gente que soy yo? “Soy un ser perfecto, pleno, tal y como fui creado por la fuente del Amor”.

La paciencia. Un don tan preciado como escaso, que implica mirar a nuestro interior, tomarnos nuestros tiempos, y perseverar, escuchando cuidadosamente el aquí y ahora.

Salomé Arricibita: Sígueme. Puede que nos quedemos demasiado tiempo dando vueltas a lo que Dios es para nosotros, en lugar de tomar la vida con todo lo que nos trae de bueno y de menos bueno y vivirla desde El y con El… puede que la respuesta esté ahí… y no en una idea… Esa es la invitación de Jesús… a ponernos en camino, con lo que somos, a confiar en Él, como compañero de viaje…

La vida es un vals, un paso adelante y otro atrás, y lo mejor está por llegar. A veces el cambio y las lágrimas te hacen más fuerte. Presentación de Lenin Cárdenas. Canción de Diego Torres.

Equipo Quiero Ver: Víctimas de la violencia. ¿Qué hacemos con el dolor causado por la violencia?

Acabo de llegar. La cuadri del Hospi & Fito. Los niños enfermos y sus sonrisas, una aparente incoherencia que nos revela que lo auténticamente real, sólo lo es, desde cada perspectiva personal. ¡¡Gracias Fito!!

Seguimos publicando algunos cursos más para este verano, buen momento para descansar y reflexionar. Podéis consultar la oferta de cursos en el Tablón de anuncios.

Los vídeos de la Escuela están disponibles en el enlace del Temario para facilitar la formación al ritmo que cada persona precise.

Un abrazo,

Inma Calvo

 

pan para cenarCOMULGAR PARA VIVIR COMO JESÚS
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 25/06/16.- Amigas y amigos: Esta semana celebramos la fiesta del Corpus, recordando una vez más el signo de la Fracción del Pan y profundizando en su significado. En palabras de Fray Marcos, “la eucaristía era para las primeras comunidades un acto subversivo. Los cristianos que la celebraban se sentían comprometidos a vivir lo que el sacramento significaba. Eran conscientes de que recordaban lo que Jesús había sido durante su vida y se comprometían a vivir como él vivió”.

En la Escuela EFFA subimos la segunda parte de la clase de Xabier Pikaza sobre las Tres Grandes Religiones (II). Lo más característico que estas Tres Religiones tienen en común es que se sienten capacitadas para hacer Teología, hablan de un Pueblo de Dios y creen que el ser humano, de alguna forma, se puede unir a lo divino a través del culto.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Lc 9, 11-17. Las multitudes lo siguieron. Él las acogió, estuvo hablándoles del reinado de Dios y fue curando a los que lo necesitaban.

Vicente Martínez: Comida compartida. Hoy existe una fuerte corriente en la Iglesia Católica Romana que niega la presencia real en la eucaristía y pone especial énfasis en la idea de recuerdo.

José Luis Sicre: Fiesta del Corpus. Celebrar la eucaristía es recordar el mayor acto de generosidad y de amor, incompatible con una actitud egoísta.

Fray Marcos: La plenitud humana consiste en darse. Celebrar la eucaristía es recordar lo que fue Jesús para llegar a serlo también nosotros.

José Antonio Pagola: Hacer memoria de Jesús. Haced esto en memoria mía.

Dolores Aleixandre: Palabras en la noche. Al empezar a repartir los panes y los pececillos que me han traído, la gente ha comenzado también a ofrecer lo poco que tenía y a cambiar la preocupación por su sustento por el gozo de compartir con otros.

Artículos seleccionados para la semana

Gabriel Mª Otalora: Mujeres seguidoras de Cristo. A no mucho tardar, confío que las restricciones católicas, por el hecho de ser mujer, sean definitivamente abolidas para que el mensaje cristiano del amor brille más y mejor.

Mari Paz López Santos: Carta a los 7 monjes de Tibhirine. En el 20º aniversario de su muerte. No veo cómo podría alegrarme que este pueblo al que yo amo sea acusado, sin distinción, de mi asesinato. Sería pagar muy caro lo que se llamará, quizás, la ‘gracia del martirio’.

Religión Digital: La “X Solidaria” financió 51 proyectos de Cáritas para personas sin hogar. “En tu próxima Declaración de la Renta: mejor2”, reclama el “brazo social” de la Iglesia. Esta opción no supone, además, que ningún contribuyente vaya a pagar más ni que se le vaya a devolver menos en el resultado de nuestra declaración.

Juan Masiá: Descansar del sermón. Sorprendió a sus vecinos al añadir: “En la misa y sermón hay tantas y tantas palabras seguidas…”.

Jesús Bastante: Pedro Miguel Lamet: “Hay que dar a la mujer carta de ciudadanía en la Iglesia. María se enamora de un hombre, antes del Calvario y la Resurrección. Se enamora de un hombre que come, que suda, que se cansa. Es un amor anterior a la fe.

Román Espadas: Reinventar la educación. La propuesta de Morin y Delgado hacia una educación humana y planetaria. La reforma educativa ha de fundirse con la reforma del pensamiento, de la política y de lo político.

Jesús Bastante: José Maria Castillo, el teólogo español, citado por el Papa, publica “La Humanidad de Jesús” (Trotta). Jesús vivía con la gente; ésa es la cristología que aprendieron los apóstoles. En la Iglesia ha habido más dificultad para aceptar la humanidad de Jesús que su divinidad.

Benjamín Forcano: Libertad religiosa, laicidad y exequias religiosas en un Estado acofensional. Creo que el homenaje a los muertos se debería hacer en un lugar o dependencia administrativa y, a continuación, celebrar las exequias fúnebres en un templo de sus creencias.

Noticias de alcance. El Papa, a la cumbre de Estambul: “Escuchen el grito de las víctimas y de los que sufren”.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Génesis 14, 18‑20. Melquisedec, rey de Salem, ofreció pan y vino. Era sacerdote del Dios Altísimo, y bendijo a Abrahán.

1 Corintios 11, 23‑26. Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido.

Florentino Ulibarri: Construyendo utopía. Llegará un día en que seremos todo para todos; y no habrá murallas, ni dobles contabilidades, porque el mundo será la casa de todos y nos sentiremos felices viviendo libres, como hermanos e iguales…

Vicky Irigaray: Cuerpo y sangre de Cristo. Eucaristía es encontrar a la comunidad de los creyentes, celebrar juntos la fe, renovar la unión con Jesús y el compromiso de vida con Él.

Anáfora: Pan eucarístico. Te pedimos, Padre santo, que la fuerza de tu Espíritu consagre este pan y este vino, para que no solo sean alimentos del cuerpo, sino que alimenten y hagan crecer nuestra vida interior, la verdadera vida.

Monjas Benedictinas de Montserrat. Corpus Christi.

Material multimedia

La sabiduría de la rendición. Meditación muy profunda y con un gran poder sanador, para iluminar nuestra vida desde la luz de nuestra conciencia.

El viaje de tu vida. ¿Qué ocurre cuando miramos la vida de los que sufren desde la nuestra, desde nuestras ilusiones y expectativas? Algo se rompe y duele en nuestro interior. Nos cambia la cara.

Salomé Arricibita: Te bendecimos. Todas las lecturas hablan de bendecir, de dar gracias antes de compartir… de hacer memoria de la bondad de Dios. Quizás la clave es vivir bendiciendo, vivir con agradecimiento, conscientes del regalo de amor que Dios nos hace cada día a cada uno.

Hablar o guardar silencio. Enseñanza Lakota. Hermosa y sabia reflexión, que puede iluminar muchísimos momentos de nuestro caminar, para vivirlos en paz y armonía con nosotros mismos y con los demás.

Equipo Quiero Ver. Corpus Christi.

Despertar. ¡¡¡No podrás dejar de verlo hasta el final!!! Renate McNay entrevista a Adyashanti, que nos habla, con una sencillez impresionante sobre su despertar, sus experiencias, su vida…”tenía la certeza de que lo que había estado persiguiendo, era lo que YO YA SOY”.

Los vídeos de la Escuela están disponibles en el enlace del Temario para facilitar la formación al ritmo que cada persona precise.

Un abrazo,

Inma Calvo

Temporada BBC

Publicado: 16 mayo, 2016 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

Jesús,TEMPORADA BBC
CRISTINA PLAZA, eclesalia@eclesalia.net
MADRID.

ECLESALIA, 16/05/16.- Un año más llega la llamada “Temporada BBC” (de bodas, bautizos y comuniones).

Solo Dios sabe lo que se cuece en lo más profundo de nuestro corazón y por eso mismo, dejándole a Él ese conocimiento, no dejo de sorprenderme de la capacidad que tiene el ser humano de hacer difícil lo fácil y de andar centrando la preocupación en lo que no es lo principal.

Vamos a celebrar, en cualquiera de los tres eventos, un sacramento, donde lo principal es la fe; lo celebramos en el templo, en comunidad, en torno a la Eucaristía, escuchando la Palabra, orando, agradeciendo… Viviendo con alegría ser hija de Dios y celebrar, ante él, que llega un nuevo miembro a la comunidad eclesial, que alguien quiere ser más amiga o amigo de Jesús, que una pareja se compromete ante Dios…

Y luego viene todo lo demás… que no digo yo que no sea importante pero no es lo fundamental: ni los vestidos, ni las joyas, ni el banquete, ni los regalos… Y es aquí donde más nos ocupamos y preocupamos. Y no solo quienes son los protagonistas del día sino quienes acompañan… He oído resoplidos de gente que había sido invitada a una Primera Comunión, a gente que tenía que ir a una boda familiar y a quien había sido escogido como padrino no por su fe sino por su parentesco… Y luego quienes resoplan por los derroches en banquetes, regalos y vestidos a los que nos arrastra esta sociedad en la que vivimos.

Como lo de ser cristiana es ir contracorriente yo (nosotros), en las celebraciones que hemos organizado en nuestra familia, me siento así, contracorriente. Este año celebramos una Primera Comunión en la familia y oír a nuestro peque decir cómo está (“nervioso y contento porque voy a tomar el pan de Jesús y así ser más amigo suyo y eso es un paso muy importante”) me hace sentir que sabe que vamos a celebrar lo importante. Celebraremos lo que vivimos, viviremos lo que celebramos (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).