Posts etiquetados ‘Culturas’

Carta a los “Dreamers”

Publicado: 22 septiembre, 2017 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , ,

UN DÍA SIN INMIGRANTES EN WASHINGTON DCCARTA A LOS “DREAMERS”
Immigrants make The World great!
LUCÍA GAYÓN, permanecerensuamor@gmail.com
IXTAPA (MÉXICO).

ECLESALIA, 22/09/17.- Queridos Dreamers: Ustedes que llegaron a los Estados Unidos de la mano de sus padres y, habiendo entrado ilegalmente, han sido y son un ejemplo de constancia, de responsabilidad, de trabajo duro en adaptarse a una nueva sociedad. Han logrado ustedes regalarles a sus familias el honor de ser excelentes estudiantes y trabajadores, comprometidos con la sociedad que les dio amparo por un tiempo.

Pero no solo sus familias son los beneficiarios de este regalo –es toda la sociedad– estén en donde estén. Ustedes, en condiciones muy difíciles, han actuado y actúan con honorabilidad y siguen adelante.

Puedo sentir el dolor de verse deportados; de dejar las comunidades de familias, amigos y colegas con quienes crecieron.

No tengan miedo al cambio; ustedes podrán trabajar y estudiar en cualquier parte del mundo porque ya demostraron que pueden con los desafíos de una nueva cultura, de un nuevo idioma, partiendo desde abajo.

Todos esos esfuerzos traerán frutos en cualquier lugar. Si los Estados Unidos no los quieren, el resto del mundo y, en especial, sus comunidades de origen, sí los queremos. Si pudieron con el reto de Estados Unidos también pueden con el reto de México, Honduras, Guatemala, Costa Rica, etc.

Está en ustedes luchar y lo seguirán haciendo desde donde ahora están ¡y qué bueno que lo logren! Pero si no se puede, tienen ustedes todo un mundo donde sí se puede, donde los respetamos  (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

Anuncios

Fe, creer y creencia

Publicado: 10 julio, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

cone-147672__340FE, CREER Y CREENCIA
LUCÍA GAYÓN, permanecerensuamor@gmail.com
IXTAPA (MÉXICO).

 

ECLESALIA, 10/07/17.- Hay una diferencia entre  la fe, en el creer y en la creencia.

Muchas veces empaquetamos estos conceptos en uno solo.

La creencia es variable, es algo humano – tenemos creencias culturales, sociales, políticas, religiosas y personales. Podemos tener una experiencia que por ser nuestra, porque nos funciona, la convertimos en una creencia.

Existen miles de creencias culturales y sociales que forman parte de nuestros comportamientos y tradiciones – forman parte del abanico de la cortesía y del “tener maneras”.

Así también tenemos las creencias políticas, las económicas, las laborales y las religiosas. Estas son condiciones que nos hacen adherirnos a un sistema humano. Al “creer”, aceptar o al adherirnos a esas creencias nos hacemos parte, somos aceptados.

La creencia, al venir de lo humano, es específica o concreta. En muchas ocasiones las creencias crean conflicto interno o conflicto con los demás.

La fe no es creer en las creencias (sean las que sean). La fe es un regalo de Dios que nos llega al corazón.

Utilizamos el verbo “creer” como algo que aplica indistintamente al “tener” fe o al adherirnos a un sistema de creencias.

La fe no es algo que adquirimos; no pertenece al terreno del tener – pertenece al terreno del ser. La fe es una diferente forma de ver, de escuchar, de tocar, de sentir, de pensar. No aplica a los sentidos físicos – aplica a los sentidos del alma.

Entramos al “terreno” de la fe cuando nos percatamos del Amor que es en nosotros, en los otros y en la creación y descubrimos que la fuente de ese Amor es Dios en su “forma” inmanente y trascendente. Poder ver, descubrir esta nueva forma de percepción es la fe.

La fe nos da sus señales que podemos ver en los frutos del Espíritu Santo – nos hace sentir en un estado de enamoramiento, de felicidad, de armonía. La fe nos hace saber que somos en lo paradójico y en el misterio – nos hace saber que tenemos el DNA de Dios. El nos da el privilegio de hacernos humanos para poder entonces con-templar el Amor que ya es (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

La otra madre

Publicado: 5 mayo, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

eclesalia@eclesalia.net

planeta-tierraLA OTRA MADRE
JUAN ZAPATERO BALLESTEROS, sacerdote, zapatero_j@yahoo.es
SANT FELIU DE LLOBREGAT (BARCELONA).

ECLESALIA, 05/05/17.- Los medios de comunicación, pero especialmente la radio, vaya, el cuarto poder en general, ¡para qué andar con remilgos!, llevan bombardeándonos desde hace ya algunas semanas, concretamente desde el día 20 de marzo, con spots publicitarios en los que la madre ocupa de manera total y absoluta el protagonismo. He especificado el día en qué comenzó su campaña, porque hasta dos días antes habían hecho exactamente lo mismo con el padre. ¿Quién no se enternece ante una madre y sobre todo ante lo que este ser representa? Digo esto porque los señores y señoras que nos hablan a través de semejantes medios juegan con ventaja. Sea como fuere lo que pretenden estos comunicadores, no voy yo a dudar de sus intenciones, ¡solo faltaba!, pero especialmente de quienes les pagan, es conseguir que todo hijo o hija, que se den por bien nacidos, la muestren su afecto de manera especial en su día que, según marca el calendario, este año es el 7 de mayo. No cabe la menor duda que la intención es a todas luces buenísima. Ahora bien; no lo es tanto, sin embargo, cuando la manera de mostrar dicho afecto queda reducida a que los hijos e hijas obsequien con regalos de todo tipo a su progenitora. Como podéis ver una vez más estamos en lo de siempre: afecto y consumo ligados de manera estrecha. Podría seguir escribiendo sobre el tema, pero pienso que habéis intuido por dónde voy y, por ello, no voy a continuar por semejante derrotero, porque mi intención es otra en este caso.

Afortunadamente cada vez se habla más de otra madre que no es precisamente la que biológicamente no has transmitido la vida a los hijos e hijas. Me refiero a la Tierra, al planeta en donde habitamos. Bien es verdad que son sobre todo los países sudamericanos cuyos orígenes habría que fijarlos en las culturas incaicas, aztecas, mayas etc. quienes más arraigado tienen en su cultura el concepto “madre” aplicado a la Tierra. De ahí la expresión tan propia y tan típica de ellos a la hora de denominarla como “pacha mama”. Sí, la tierra también es nuestra madre; tuya y mía. De ella hemos salido, ella nos ofrece todo lo necesario para nuestro cuidado y alimento y, de una manera u otra, a ella volveremos un día. Tengo la impresión, sin embargo, que de esta madre nos recordamos muy poco. Baste traer a colación, pues creo que no está de más saberlo, que el día dedicado a conmemorar su efeméride no es otro que el 22 de abril y que comenzó a celebrarse el año 1970 con el nombre, nada menos que, de “Día internacional de la madre Tierra”. ¿Qué medios de comunicación lo han puesto en solfa? Creo que lo mejor es callar. Ya no hablo de regalos, por lo que a la “madre Tierra” se refiere, sino de atropellos, a veces en grado demasiado extremo. ¿Qué hemos hecho de ella? Me parece que bien poca cosa puedo añadir a lo que tú ya no sepas. La hemos troceado en mil añicos, levantando fronteras por todas partes, con las consecuencias que todo esto ha llevado y continúa llevando por diferentes lugares del planeta. Los más poderosos han excluido a los más débiles, aduciendo cuestiones de raza, de cultura, de educación, de pensamiento, de religión, etc. Pero, no nos engañemos, en el fondo de semejante destrozo no existe ninguna otra razón que no sea la fuerza y el poder económico de los más poderosos y potentados. La estamos esquilmando sin piedad ni miramientos, intentando sacar de la misma todo lo que podemos y más, precisamente quienes más pueden para satisfacer sus intereses económicos, sin tener en cuenta para nada las nefastas consecuencias que por ello, con toda certeza, ya están padeciendo muchas personas y padecerán aún más las generaciones venideras. Mientras tanto, los mandatarios y gobernantes no están dispuestos a hacer el más mínimo esfuerzo, no ya para dejarla al menos como está en estos momentos, sino para no llegar más allá, si para ello tienen que renunciar a conseguir pingües ganancias o si ello les supone ser menos que otro país o que la potencia política frente a la cual rivalizan.

Seguramente estás pensando y me puedes decir, con toda razón, que tú puedes hacer bien poco. Es posible; cada una, cada uno, lo sabrá según su propia conciencia. Yo solamente te sugiero una cosa: que comiences por respetarla desde tu vida diaria. Tú mismo/a sabrás qué te implica poner en práctica dicho concepto. Pero pienso que es el mejor de los regalos que en estos momentos puedes hacer a la “Madre Tierra”¡Feliz Pascua! ¡Gracias! (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

CanadáUN  GENOCIDIO CULTURAL: EXTIRPAR EL INDIO DEL NIÑO*
CLAUDE LACAILLE*, claudelacaille@cqocable.ca
CANADÁ.

ECLESALIA, 28/06/15.- “La culpa más flagrante, de este histórico informe canadiense (1), se refiere al  trato que deparamos a las Primitivas Naciones que vivían aquí en el momento de su colonización. Un período inicial de relaciones de cooperación interdependientes basadas en normas de igualdad y de mutua dependencia (elocuentemente descriptas por John Raulston Saul en otro libro “A Fair Country”) fue reemplazado en el siglo XIX por un ethos de exclusión y de aniquilación cultural. Las primeras leyes les prohibían a los Indígenas abandonar las reservas  que les habían asignado. El hambre y las enfermedades de generalizaron. Se les negó el derecho al voto. Les fueron proscriptas las tradiciones religiosas y sociales tales como el “potlatch” (N. de T Potlatch, nombre de una ceremonia practicada por los pueblos indios de la costa del Pacífico en el noroeste de Norteamérica, tanto en los Estados Unidos como en la provincia de la Columbia Británica de Canadá)  y la danza del sol. Les fueron quitados los hijos a sus padres y enviados a pensionados en los que se les prohibía hablar la lengua materna: se los obligaba a vestirse como los Blancos y ha observar prácticas religiosas cristianas. Sometidos también a menudo sexualmente. El objetivo era “extirpar al Indio en cada niño” y resolver así lo que John Macdonald describía como “el problema indígena” La indignidad no debía ser tolerada sino más bien eliminada. En palabras de moda en la época, se trataba de asimilarlos: en el idioma del siglo XXI lo llamaríamos un genocidio cultural. Siguiendo este informe, comprendemos que la política de asimilación era innoble y que el único camino a seguir actualmente es el del reconocimiento y la aceptación de valores diferentes, de tradiciones y de religiones de los descendientes de los primeros habitantes del territorio que llamamos Canadá”

Consideraciones de la muy Honorable Beverley Mc Lachlin, P,C, Jueza de Canadá en Toronto, el 28 de mayo de 2015 (traducidas por Claude Lacaille)

¡El Señor destruirá esas naciones!

Moisés dijo a los Israelitas: “El Señor vuestro Dios mismo marchará al frente de vosotros; exterminará a los que habitan del otro lado, para que vosotros podáis apropiaros del país. Y Josué será vuestro jefe, como lo ha dicho el Señor. El Señor destruirá esas naciones como destruyó a Sión y Og rey de los Amoritas y su país. Él los entregará a vuestro poder y vosotros las trataréis como yo os he ordenado. Sed fuertes y valientes, no tembléis de miedo ante ellos porque el Señor, vuestro Dios, marchará junto a vosotros sin abandonaros jamás” Luego Moisés llamó a Josué y en presencia de todos los israelitas le dijo: “¡Se valiente y fuerte!  Eres tú quién conducirá a los israelitas al país que el Señor le prometió a nuestros antepasados, eres tú quién lo repartirá entre ellos. El Señor marchará delante de ti, estará contigo sin abandonarte jamás. No tengas pues miedo y no te dejes abatir” (Deuteronomio 31, 1-8)

Josué conquistó todo el país: la región montañosa, la región meridional, la región de Gochen, el País Bajo, el valle del Jordán como también las regiones montañosas y las llanuras del norte. Venció y mató a los reyes de los territorios situados entre la montaña desnuda próxima al Seir, al sur y Baal-Gad en el valle del Líbano, al pié del monte Hermon, al norte. La guerra que mantuvo duró largo tiempo. Solo los Hivitas que residían en Gabaon firmaron la paz con los israelitas. Hubiera sido necesario que los mataran sin piedad y los exterminaran completamente como el Señor le había ordenado a Moisés En ese tiempo, Josué fue a luchar contra los anaquitas que vivían en las montañas, en Hebron, Debir, Anab y en todas las regiones montañosas de Juda y de Israel. Los exterminó y destruyó totalmente sus ciudades. No quedaron más anaquitas en el país de Israel, solo subsistieron en Gaza, Gath y Asdod. Así Josué conquistó todo el país como el Señor le había ordenado a Moisés luego lo distribuyó entre los israelitas dividiéndolo entre las diferentes tribus. Entonces el pueblo descansó de la guerra. (Josué 11, 16-23)

La interpretación de la Biblia no es siempre “Palabra de Dios”; se pone a menudo al servicio de nuestros proyectos políticos o económicos no demasiado católicos.  Las narraciones bíblicas de la conquista de Canaan han servido de justificación de la bárbara y cruel invasión de los europeos a América y ha contribuido al genocidio físico y cultural de las Naciones Primitivas.

Los autores del libro de Josué describen la conquista como si el pueblo de Israel, unificado y organizado en doce tribus, hubiera llegado de Egipto como un ejército organizado para invadir la tierra de Canaan, combatir, eliminar a todos sus habitantes y apropiarse de la tierra que su dios les había prometido. El ejército israelí, bajo las órdenes de Josué, habría practicado una política de tierra arrasada, eliminando físicamente, ciudades, pueblos y habitantes de ese territorio dejándole el campo libre al pueblo elegido por Dios.

Sabemos que nunca pasó eso. El libro de los Jueces que sigue al de Josué nos describe una situación muy diferente: varias tribus se habrían conformado en ese territorio, otras habrían ido inmigrando progresivamente sin jamás ocuparlas en exclusividad, de diferentes formas, en medio de eternos conflictos, aliándose a veces con los vecinos y adoptando muchas veces, sus religiones. El territorio descripto en el comienzo del libro de Josué se refiere en efecto las fronteras de Israel a fines del reinado de David: “Del sur al norte vuestro territorio se extenderá desde el desierto hasta las montañas del Líbano. De este a oeste, desde el gran río Eufrates hasta el mar Mediterráneo, incluyendo el país de los Hititas.(Josué 1,4) Aún así ese gran Israel de David fue también una idealización: ese llamado famoso reino no se halla mencionado jamás en los anales extranjeros y el nombre de David tampoco aparece en los documentos de los pueblos vecinos. David fue un señor de la guerra, un “apiru” (2) como tantas decenas de ellos como había en la época. Las epopeyas tienden a idealizar el pasado.

¿Por qué entonces presentarnos a Josué como un conquistador todopoderoso que conduce al pueblo como a  un ejército bajo las órdenes de Dios? Los libros del Antiguo Testamento  fueron escritos solo muy tardíamente en la historia del pueblo de Israel. Las investigaciones bíblicas nos permiten descubrir una importante revisión de las tradiciones bíblicas en ocasión de la crisis provocada por la destrucción por Nabucodonosor, en 587 A.C., de Jerusalem y el exilio de las élites políticas y religiosas en Babilonia y la pérdida de soberanía del pequeño reino de Judá ¿Por qué habría permitido Dios tal humillación? ¿Por qué habría roto la alianza con su pueblo? Los autores deuteronomistas  han reescrito  y unificado las tradiciones bíblicas antes, durante y después del exilio, con el objeto de reconvertir a los israelitas a la Torá de Moisés. Según esos reformadores, la infidelidad hacia Dios, la idolatría, el alejamiento de la religión era la causa de esta situación; era necesario volver a la observancia de las leyes divinas y reconquistar el país perdido. Josué entonces se convertía en el héroe, en el inspirador de esa reconquista del reino de David que Dios apoyaría cuando los israelitas regresaran a la tierra prometida.

Ahora bien, esos relatos sobre Israel conquistando Canáa  y destruyendo sus poblaciones autóctonas sirvieron de inspiración a los europeos que invadieron las Américas a partir de 1492. Fue primero el catolicismo español el que invadió el nuevo continente y la importante presencia eclesiástica junto  a los conquistadores servía  a la legitimación de la conquista. Se tomaba posesión de las tierras plantando una cruz y celebrando una misa. El Papa (representante de Cristo y Señor del mundo entero) otorgaba directamente los títulos de propiedad, a través de bulas que dividían el nuevo continente entre los reinos de España y Portugal. La Iglesia, Biblia en mano, legalizaba así la invasión de un territorio extranjero por parte de una potencia imperial y consecuentemente las masacres de su población (El mayor genocidio conocido de la historia estimado en 70 millones de muertos durante los 50 primeros años de la invasión de América) A continuación la evangelización servía para despojar de sus tierras a las naciones autóctonas para entregárselas a los españoles y reducir a la esclavitud a las poblaciones supérstites.

He aquí un ejemplo de cómo se interpretaba el evangelio de Marcos. “ Vayan al mundo entero a anunciar la Buena Nueva a todos los seres humanos” (Mc 16,15) “Id e imponed la religión, ampliad la civilización de la unidad española  en todo el nuevo mundo, bautizándolos por la fuerza de la espada y en nombre de la Trinidad, sometiéndolos a la esclavitud y  a la explotación, enseñándoles a obedecer fielmente a la metrópolis y veréis que Fernando e Isabel estarán junto a ustedes hasta el final de los tiempos” (3) Los textos bíblicos fueron utilizados para legitimar la conquista y condenar las autóctonas culturas idolátricas. “Los conquistadores europeos se inspiraron en las mismas estrategias bélicas que los hebreos. Los curas europeos fueron los directamente responsables de la interpretación de la Biblia y de difundir la espiritualidad beligerante que inspiró la invasión armada de nuestras naciones. Moisés, Josué y sus curas por intermediación de “Yavé, el Dios de los Ejércitos” dictaron las instrucciones precisas sobre el modo como se debía conducir militarmente la guerra para apropiarse de las tierras de Canaán…” (4)

En Canadá, la deplorable situación de los pueblos autóctonos y el ethos de la exclusión y del aniquilamiento cultural recibió el apoyo de las Iglesias cristianas que contribuyeron activamente  a extirpar al Indio de los niños en los pensionados. La divisa de Canadá “A marin usque ad mare” en latín y en español “Desde un océano hasta el otro” fue propuesta por el pastor presbiteriano George Monro Grant en la época de la Confederación. Una cita extraída del Salmo 72, versículo 8 que proclama  el poder del rey Salomón, consagrado por Dios para dominar el mundo: “¡Que sea el amo desde un mar hasta el otro y desde el Eufrates hasta el fin del mundo! Los habitantes del desierto se arrodillarán ante él, sus enemigos morderán el polvo…Todos los reyes se inclinarán ante él, se le someterán todas las naciones” En la época en que no se ponía el sol en el Imperio británico de Victoria, esta divisa expresaba claramente la empresa de la dominación colonial. Los enemigos, los primeros habitantes del territorio conquistado iban a morder el polvo. Como corolario de este terrible informe sobre el genocidio cultural cometido por Canadá, una de las recomendaciones pide a la Iglesia católica pedirle perdón a los sobrevivientes.

Le pedimos al Papa que pida perdón, en nombre de la Iglesia católica romana, a los supervivientes, a sus familias como así también a las colectividades correspondientes por los malos tratos en los planos espiritual, cultural, emocional, físico y sexual que han sufrido los niños de las Naciones Primitivas, de los Inuis y de los Métis en los pensionados dirigidos por la Iglesia católica. Pedimos que esas disculpas sean similares a las expresadas en 2010 a los irlandeses que habían sido víctimas de malos tratos y que le sean presentadas por el Papa a Canadá en el término de un año. (Recomendación 58 de la Comisión Verdad y Reconciliación)

¡Así sea! (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia)

* Traducción de Susana Merino, suemerino@gmail.com

* Entre 1965 y 1986, Claude Lacaille, misionero de Québec, fue en tres países marcados por la opresión y la pobreza, Haiti, Ecuador y Chile testigo privilegiado de una época turbulenta y acaba de publicar, en francés y en inglés,  un libro titulado “En misión en la tormenta de las dictaduras”, un testimonio de sus veinte años transcurridos en América Latina

Notas:

  1. Informe final de la Comisión Verdad y Reconciliación, junio 2015.
  2. Apiru: o Habiru fue el nombre dado por varias fuentes sumerias, egipcias, acadias, hititas, mitanias, y ugaríticas (datadas, aproximadamente, desde antes de 2000 a.C. hasta alrededor de 1200 a.C.) a un grupo de gentes que vivían en las áreas de Mesopotamia nororiental y el Creciente Fértil desde las fronteras de Egipto en Canaán hasta Persia. Dependiendo de fuente y época, los habiru son descriptos variadamente como nómadas o seminómadas, generalmente como trabajadores migrantes, ocasionalmente como mercenarios, eventualmente sirvientes o incluso esclavos, aunque también como gente rebelde
  3. Las dos notas siguientes han sido extraídas de la revista de interpretación bíblica latino-americana RIBLA, número 26 “La palabra se hizo india” en un artículo de Humberto Ramos Salazar, titulado Biblia y Cultura, 1997 Prien, Hans-Jürgen, La historia del cristianismo en América latina, Salamanca, Ed. Sígueme, 1985, pág. 815.
  4. Guachalla, Alejandro, Mitos andinos y la teología de los invasores, en RIBLA numero 26, La palabra se hizo india, pág. 12.

Un curso en marcha

Publicado: 23 junio, 2015 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

Escuela IdeoUN CURSO EN MARCHA
Escuela Ideo en Madrid

LIDIA, REBECA, NOEMÍ, ANDRÉS, DANIEL, CRISTINA y CÉSAR, eclesalia@eclesalia.net
MADRID.

ECLESALIA, 23/06/15.- Se nos ha acabado el curso escolar. El pasado viernes 19 de junio terminamos los meses de colegio. Las aulas se fueron quedando vacías y esta semana ya no hay clases. Para esta familia nuestra, este curso ha sido muy especial, posiblemente el más especial de nuestra vida.

El 10 de marzo del año pasado os contamos que nos habíamos “embarcado en la creación de un colegio que llamamos ‘Escuela Ideo’” (ECLESALIA, 10/03/14) y poco después anunciamos nuestra presentación en “Ecosistema Educativo“. En mayo compartimos el artículo de Alandar que nos mencionaba, en la entrada “Educación del siglo XXI” de nuestra página.  También contamos: “No solo fútbol”, “Culturas, creencias e increencias en el aula”, “Tiempo solidario”, “Dios en el ‘Día del Libro’” y dimos noticia de la campaña “#xnaricesvamosacambiarelmundo” en “Por narices”.

Sabemos que algunas de las familias que han venido a Escuela Ideo nos conocieron a través de Eclesalia y hoy son compañeras de aventura. Creemos que estamos haciendo una buena labor y nos sentimos muy agradecidos por todo lo que hemos vivido. Queremos seguir aprendiendo y celebrar nuestro aprendizaje.

El pasado jueves 18 de junio, celebramos “las emociones vividas en los últimos diez meses” con una fiesta, de la que da cuenta el blog del colegio:

“Se acabó el curso. Dejamos atrás meses de vida y aprendizaje, experiencias únicas que nos han enseñado un poco más a caminar por este mundo.

Ha sido el primero de Escuela Ideo y nos sentimos muy orgullosos por todo lo que hemos hecho juntos. Ayer lo celebramos con una fiesta en la que todas las etapas acogieron a las familias para compartir, como Comunidad Educativa, las emociones vividas en los últimos diez meses. Nos acompañó, una vez más, el grupo musical Deja vù. Tuvimos la oportunidad de seguir colaborando con la campaña “Por narices vamos a cambiar el mundo“, junto con la Fundación Luz Casanova, mediante la venta de bebidas y papeletas para el sorteo del premio que recibió el profesorado en la feria ExpoKids 2015, asociado al obtenido por el alumnado.

La mañana de hoy viernes ha transcurrido entre juegos, recogida, recuerdos y alguna que otra lágrima por las despedidas.

tubogán escuela ideoSe acabó el curso. Comenzamos en septiembre después de meses de preparación de un colegio nuevo. Tiempo de confianza mutua y de proyectos en papel que se han hecho realidad poco a poco. Al igual que con el tubogán de Basurama y Secundaria que inaugurábamos ayer, tuvimos que construir antes de jugar.

Hemos disfrutado el curso que acaba y también tendremos la oportunidad de aprender divirtiéndonos en los meses de verano. Nos llevamos Escuela Ideo a casa, en las personas que formamos parte del colegio, sabiendo que nuestro estilo de vida tiene un poco de la enseñanza aprendida.

¡Feliz verano!

Seguimos…  (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

.

Dibujo de Andrés

Dibujo de Andrés

Religiones educaciónEl 23 de noviembre en el Centro Universitario La Salle de Madrid
ENSEÑANZA DE LAS RELIGIONES Y SISTEMA EDUCATIVO
VIII Simposio IERMA (Instituto de Estudios sobre Religiones y Mundo Actual)
CARLOS ESTEBAN GARCÉS, director del IERMA, carlosesteban@archimadrid.es
MADRID.

ECLESALIA, 21/11/13.- La presencia de lo religioso en la escuela ha sido una cuestión polémica en las numerosas reformas educativas de nuestra democracia. También anteriormente.

Este hecho puede ser sintomático y expresivo de un cierto malestar de lo religioso en la sociedad y la cultura.

Estas semanas se está aprobando en Congreso de los Diputados una nueva reforma educativa que regula una nueva consideración académica para la enseñanza de las religiones y que reaviva el debate político y social sobre la pertinencia de lo religioso en la educación y, en el fondo, en la sociedad.

Este octavo seminario del IERMA ofrece una oportunidad para repensar juntos el lugar de las religiones en los sistemas educativos y en las sociedades actuales; nos proponemos mejorar la percepción de lo religioso y sus contribuciones educativas a la formación de los ciudadanos y la construcción de una sociedad más plural. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

9.00 Documentación y acreditación.

9.30 Inauguración del Seminario.

Javier Cortés Soriano, Director General del Grupo SM: “Los saberes religiosos en la escuela. Identidad y sentido”.

11.00 Pausa. Café.

11.30 Panel de religiones. I parte, Enseñanza de las religiones en la LOMCE.

Carlos Esteban Garcés, Profesor titular de Pedagogía de la Religión del Instituto Superior San Pío X: “El tratamiento de la enseñanza de la religión en la LOMCE”.

Perspectiva islámica: Riay Tatary Bakry, Imán de la Mezquita Central de Madrid y Presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España.

Perspectiva evangélica: Ana Calvo Tello, Consejería de Educación de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España.

13.00 Pausa.

13.30 Panel de religiones. II parte.

Perspectiva budista: Florencio Serrano Prior, Presidente de la Federación de Comunidades Budistas de España.

Perspectiva Católica: Avelino Revilla Cuñado, Delegado Episcopal de Enseñanza de la Archidiócesis de Madrid.

14.15 Pausa. Comida.

16.00 Flavio Pajer, Profesor de la Universidad Salesiana de Roma y Director de EREnews: “Tres maneras de enseñar religiones en Europa”.

17.15 Clausura del Seminario: “Religiones, diversidad y colores”, con la colaboración de Soka Gakkai España.

17.30 Final del Simposio.

Para más información: http://www.lasallecentrouniversitario.es

culturasPROPONGO “CULTURAS”
Apta para todos los públicos… privados y concertados
CÉSAR ROLLÁN, profesor, eclesalia@eclesalia.net
MADRID.

ECLESALIA, 28/05/13.- Escuchaba al ministro Wert esta mañana en una entrevista en la cadena Ser. Decía, entre otras cosas, que estaba dispuesto a sentarse con quien quisiera aportar algo para mejorar la reforma educativa del gobierno. Yo nunca llegaré a su mesa, no soy un interlocutor válido, supongo, o quizá sí, no sé.

Escuchaba atento lo que decía en la entrevista, sobre todo cuando habló de la tan traída y llevada asignatura de Religión y su alternativa. Sé que no es lo más importante de la LOMCE pero, qué le vamos a hacer, ese es mi tema.

Llevo quince años en educación, la mayor parte de los cuales dedicados a la enseñanza del hecho religioso y sus implicaciones culturales, así como a la filosofía y su constante invitación a pensar. En la actualidad trabajo en un colegio laico cuya educación “atiende a la diversidad y es respetuosa con la pluralidad de creencias y pensamientos”. Este curso “inventamos” en Primaria una asignatura nueva que llamamos “Culturas” a la que acuden los que optan por la alternativa a Religión Católica.

En “Culturas” tratamos de descubrir la diversidad humana, la riqueza de las creencias y de las increencias, el valor del diálogo y la comunicación, los saberes que han transmitido las sociedades en forma de relatos que luego las artes se han encargado de engalanar, las raíces de las agrupaciones sociales en torno al pensamiento y los sentimientos, la dimensión de la moral como capacidad de decidir y comprender las consecuencias de las decisiones… entre otras cosas.

Está siendo una experiencia interesantísima. Estamos generando materiales y actividades propias y una didáctica que nos permite conseguir que nuestro alumnado descubra por sí mismo la necesidad de comprender las diferencias, de valorar la diversidad, de respetar los distintos credos y ateismos, de buscar lo que nos une más que lo que nos separa, de promocionar una buena convivencia.

Nos gustaría que una materia así fuera común y válida para creyentes y no creyentes, sean agnósticos, católicos, evangélicos, ateos, musulmanes, judíos… De Primaria, Secundaria, Bachillerato… Una vez a la semana, cuatro al mes, doce clases al trimestre… En la que se marcara con claridad las competencias que se persiguen, se tuviera en cuenta la dimensión emocional, estuviera abierta al resto de inteligencias múltiples y tuviera cabida la filosofía como ciencia de todas las cosas que busca las últimas causas. Por cierto, resulta apasionante comprobar en el aula cómo los seres humanos estamos llenos de preguntas que movilizan nuestros intereses, aprendizaje y dedicación.

Esta sería mi aportación en la mesa de diálogo a la que invitaba a sentarse nuestro actual ministro español de Educación a la comunidad educativa: Propongo “Culturas”. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).