Posts etiquetados ‘Empobrecimiento’

bienaventuranzasMEJOR SUFRIR, QUE HACER SUFRIR
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 26/01/17.- Amigas y amigos: ¿Cuántas veces habremos meditado el texto de las Bienaventuranzas tratando de descubrir su verdadero sentido? Parece que no se pudiera decir nada nuevo sobre el tema, pero nuestros comentaristas consiguen sorprendernos con nuevas aportaciones. El sermón de la montaña no defiende que sea bueno llorar o pasar hambre. Lo que Jesús quiere decir es que portarse mal con el prójimo es fuente de inhumanidad y a la postre, de infelicidad. Hasta tal punto, que es mejor llegar a sufrir la pobreza, que haber sido causante del empobrecimiento de otro.

Y seguimos con nuestro ciclo sobre el Antiguo Testamento en la Escuela de la mano de nuestro querido José Luis Sicre: El Pentateuco. Un repaso a la estructura y contenido de los cinco primeros libros de la Biblia con multitud de interesantes anotaciones que ayudan a comprender mejor los textos y a conocer la intención de los escritores sagrados.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mt 5, 1-12. Al ver Jesús las multitudes subió al monte, se sentó y se le acercaron sus discípulos.

Vicente Martínez: Trabajadores de la paz. La paz es un tema recurrente a la Biblia. El sacerdote despide a sus fieles de la misa diciendo: “La paz está con vosotros”.

José Luis Sicre: Auditorio de ocho puertas, es fácil colarse. La mención de los pobres, los que lloran, los sufridos… puede crear una sensación de malestar, como si tuviéramos que pasar por una terrible carrera de obstáculos para formar parte del reinado de Dios.

Fray Marcos: Dichoso el que es humano y no deshumaniza a los demás. Las bienaventuranzas quieren decir que es mejor pasar hambre que hacérsela pasar a otros.

José Antonio Pagola: Una iglesia más evangélica. No es posible proponer la Buena Noticia de Jesús de cualquier forma.

África de la Cruz: Seréis bienaventurados si… Si quieres cumplir el plan que Dios Padremadre tuvo al crearte, en las Bienaventuranzas tienes el manual de instrucciones.

Artículos seleccionados para la semana

Marco Antonio Velázquez: Comienzo de la era malthusiana. Se trata de reemprender con mayor vigor la carga polutiva al medio ambiente, que permita abaratar costos de producción y hacer más competitiva a la economía americana a costa del calentamiento global.

José Arregi: Unidad de los cristianos: ¿qué unidad? Orar no es eso. No es rezar ni pedir ni rogar, sino dejar que nuestro ser, hecho de tierra humilde y de espíritu creador, se abra y se exprese desde lo más profundo. Orar es ser, y ser es abrirse a ser más. Orar es obrar.

Miguel Ángel Mesa: Ante todo y sobre todo, el buen humor. Dejemos pues entre paréntesis siempre nuestros títulos, superioridades o victimismos y aprendamos a reírnos de nosotros mismos, pues es totalmente saludable para nuestra salud.

Enrique Martínez Lozano: Más allá del teísmo… y más allá de la mente. Lo real trasciende la mente. Más aún: se requiere aprender a silenciarla si queremos ver más allá de sus propias construcciones.

Religión Digital: Francisco denuncia los “cristianos aparcados”. Estos cristianos detenidos me hacen pensar una cosa que de niños nos decían a nosotros los abuelos: ‘Estén atentos que el agua detenida, esa que no corre, es la primera que se pudre’.

Miguel Ángel Munarriz: La senda estrecha. Creíamos estar transitando por un camino ancho y confortable hacia un destino feliz, y hemos desembocado en un bosque intrincado en el que nos hemos perdido.

Víctor Daniel Blanco: La película “Silencio” de Scorsese. ¿Se puede o se debe dejar morir a alguien por sus creencias religiosas pudiendo salvarles renunciando a las mías?

Emma Martínez Ocaña: Al escuchar a Donald Trump he sentido miedo… No, no se trata de no tener miedo, sino de no dejarnos paralizar por el miedo, de no tenerle miedo al miedo.

Noticias de alcance. Francisco: “No estoy haciendo ninguna revolución. Estoy tratando de que el Evangelio vaya adelante”.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Sofonías 2, 3 y 3, 12-13. Buscad al Señor los humildes que cumplís sus mandamientos.

1 Corintios 1, 26-31. Fijaos en vuestra asamblea; no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas.

Florentino Ulibarri: Oración de Ana. Aquí estoy, Señor, en el umbral de tu tiempo, en el umbral de tu casa…

Vicky Irigray: Pálpito de nuestra vida. Padre bueno, despierta nuestro oído y corazón ante el mensaje de tu Hijo y que las bienaventuranzas arraiguen en cada uno de nosotros.

Anáfora: La vocación de Jesús. No queremos contentarnos, Padre y Madre nuestra, con rezarte cada domingo. Haz que se nos conmueva el alma ante los hermanos pobres y nos salga de dentro ayudarles.

Monjas Benedictinas de Montserrat. 4º Domingo del Tiempo Ordinario.

Material multimedia

Tener elección, es tener responsabilidad. Por Eckhart Tolle. Traer presencia a tu vida, AHORA, avanzar en tu vida espiritual, es tu elección, y tener esa opción, se convierte en tu responsabilidad.

Centro Padre Rubio. Jesuitas. El valor del compromiso y el amor hacia los más desfavorecidos, caracteriza a muchos seres humanos, más de los que pensamos.

Salomé Arricibita: La voz del silencio. Dios es refugio para su pueblo, da pan a los hambrientos, sustenta al huérfano y la viuda, los guarda en su amor por siempre, por eso son bienaventurados… pero nos toca ser voz, somos los ojos, los oídos, las manos y la voz de Dios… es hora de romper el silencio y clamar al cielo y a la tierra… Vemos cada día, las noticias de los “refugiados” abandonados a las puertas de Europa, de los ahogados, a las puertas de Europa, de tantas situaciones que claman al cielo en silencio…ojalá nuestro corazón se mueva al compás del AMOR… es urgente que se mueva… pero si en nuestro acomodado corazón, tarda en crecer ese amor, al menos que nos mueva la vergüenza.

Ser uno más. Video impresionante sobre el acoso escolar y el sufrimiento de muchos menores, sobre el que tenemos que sensibilizarnos y ser, de alguna manera, “parte de la solución”. Presentación: Lenin Cárdenas. Canción Álvaro Fraile.

Equipo Quiero Ver: Felices. La auténtica felicidad no está en las cosas sino en las personas y en los procesos que somos capaces de desarrollar.

El amor que nos colorea. Nuestras vidas de adultos están programadas por nuestras creencias y por nuestra forma de ver las cosas la cual fue aprendida de acuerdo a la forma en que vimos a nuestros padres (y a las personas que nos rodeaban) cuando éramos niños. De ahí en adelante solo hemos ido tomando decisiones en base a lo aprendido y NUNCA nos hemos dado la oportunidad de detenernos y hacernos una sola reflexión la cuál este corto la ilustra de manera HERMOSA.

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo

Anuncios

mailimageLAS CARTAS DE FATIMA BAÑEZ A LOS PENSIONISTAS
Reflexiones de la Comisión Social
COMISIÓN SOCIAL DE LA UNIDAD PASTORAL SANTA MARÍA DE OLARIZU, tonomeli@hotmail.com
VITORIA-GASTEIZ.

ECLESALIA, 24/02/16.- Sra. Ministra en funciones. De nuevo les/nos ha llegado a los pensionistas su habitual carta anual en la que les/nos comunica la subida de la pensión. En esta ocasión nos dice que “…Estamos superando una de las crisis más graves de nuestra historia democrática…”. La pregunta es, ¿Quién la está superando?, porque a quien no le ha afectado la crisis o se ha enriquecido con la misma, nada ha de superar. Acaso sea ese su caso y el de un pequeño porcentaje de ciudadanos. Desde luego no es el caso de la media de los nuevos pensionistas del Estado que estrenaron su condición en diciembre de 2015, con una pensión inferior en 10 € mensuales a los que la estrenaron en diciembre de 2014.

Claro, Sra. Ministra, que la primera vez que Vd. se dirigía a los pensionistas en Enero de 2012, informaba del incremento de las pensiones en un 1%, a la vez que aseguraba la “garantía de su compensación por la desviación que pudiera producirse con respecto a la evolución real de la inflación”, garantía que no cumplió ni siquiera ese mismo año, cuando la inflación fue del 2,9% y su gobierno eliminó la compensación del 1,9% que correspondía y la actualización de partida para el año 2013.

De nuevo, en enero de 2014, les/nos hablaba de un “…sistema de pensiones sólido, estable y solidario de todos y para todos…” cuando por la Ley 23/2013, unos días antes, había eliminado la garantía de poder mantener el poder adquisitivo de las pensiones en función del IPC.

Volvemos a la carta recibida este mismo mes, y les/nos habla también de que la subida moderada del 0,25% realizada permite que, “…nuestro sistema público de pensiones siga dando protección y tranquilidad”.

Sra. Ministra, vamos a ser serios. Vd. sabe que las pensiones se han subido, hasta que su partido accedió al gobierno el 20 de noviembre de 2011, en función del IPC previsto para el año siguiente, sabe que si el IPC real, calculado de noviembre a noviembre, era inferior al previsto, no se rebajaba por ello la pensión, en tanto que si era superior el porcentaje de diferencia se incorporaba a la cifra que servía de base para el año siguiente y además se abonaba la diferencia resultante en una paga adicional.

Sabe Vd. igualmente que el IPC entre noviembre de 2011 y noviembre de 2015, se incrementó en un 2,5% (datos del I.N.E.) y que las pensiones se incrementaron en un 1% en 2012, otro 1% en 2013 (2% en el caso de pensión no superior a 1.000 € mensuales) y 0,25% en 2014 y 2015.

Con los datos anteriores vamos a hacer ahora números Sra. Bañez y la conclusión es que en aquellos supuestos de pensionistas que no superaban los 1.000 € mensuales a uno de enero de 2013, la subida total de la pensión en estos cuatro años ha sido de un 3,54%, con una mejora total de un 1,04% sobre el IPC. En el caso de los que superaban los 1.000 € mensuales a uno de enero de 2013, la subida total de la pensión en estos cuatro años ha sido de un 2,52%, con una mejora total de 2 centésimas, 0,02% sobre el IPC.

¿Que hubiera ocurrido, Sra. Ministra, si su gobierno no hubiese eliminado la garantía que prometió y no cumplió en 2012 y las mismas subidas vistas en 2013, 2014 y 2015? Hubiera ocurrido que en aquellos supuestos de pensionistas que no superaban los 1.000 € mensuales a uno de enero de 2013, la subida total de la pensión en estos cuatro años hubiera sido de un 5,48%. En el caso de los que superaban los 1.000 € mensuales a esa misma fecha, la subida total de la pensión en estos cuatro años hubiera sido de un 4,45 %.

Por tanto la supuesta protección que nos ha dado el sistema público de pensiones, tras las modificaciones introducidas por su gobierno, ha consistido en perder, en estos cuatro años, un 1,94% en el caso de las pensiones no superiores a 1.000 € en 2013 y un 1,93% en las superiores a 1.000 € en 2013.

De otra parte en estos cuatro años de gobierno del Partido Popular hemos visto que la subida del IPC (Noviembre – Noviembre ) ha sido sólo del 2,5%, pero si desmenuzamos ese dato del IPC, nos encontramos con que en Ocio y Cultura el IPC, ha bajado el 0,3%, en Comunicaciones ha bajado el 13,8%, en Transporte el 3,1%, pero si nos vamos al apartado de alimentos y bebidas no alcohólicas; aquí, por el contrario, ha subido un 6,1%. ¿Sra. Bañez Vd. cree que el pensionista con una pensión media (de incapacidad 925,16 €/mes, de jubilación 1.029,53 €/mes, o de viudedad 632,74 €/mes, según los datos de su Ministerio a diciembre de 2015) podrá dedicar algo de su pensión a ocio y cultura, Comunicaciones y transporte o acaso no le quedará mas remedio que dedicar la mayor parte de su pensión a alimentos? ¡Donde está la protección!

Y si hablamos de la tranquilidad que en su carta nos dice ofrecer… De momento sabemos que ya han/hemos perdido la garantía del mantenimiento del poder adquisitivo de la pensión, conforme a ese IPC que ya hemos comentado. Además su gobierno, que está en funciones, ya ha dejado establecida sendas subidas del 0,25% para el año 2016 y también, si nadie lo remedia, para 2017. Sra. Bañez, Vd. y sus compañeros de gobierno son perfectamente conocedores de que el Fondo Monetario Internacional, ese organismo del que tan fielmente siguen sus dictados, ha previsto un incremento del 0,7% del IPC para 2016; la Fundación Funcas, creada y financiada por la Confederación Española de Cajas de Ahorro ha realizado una previsión de Incremento del IPC del 0,8%, también para 2016 y el Banco Central Europeo, en el ámbito de la Unión, de un 1,5% para 2016 y 1,8% para 2017. Con estas previsiones y sin la garantía de mantener el IPC, ¿vamos/van a estar tranquilos los pensionistas? (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia)

Menos burlas y más seriedad Sra. Bañez.

27 de Diciembre de 2.015

fotoint15491c613cc5b0_17122014_1106am-150x150CARTA ABIERTA DE LA RED IGLESIAS Y MINERÍA A LOS OBISPOS Y PASTORES DE AMÉRICA LATINA
RED IGLESIAS Y MINERÍA, iglesiasymineria@gmail.com
BOGOTÁ, LIMA, SANTIAGO, TEGUCIGALPA, SãO LUÍS, RÍO DE JANEIRO, BELO HORIZONTE, NEW YORK, ROMA.

 

1. Quienes somos

ECLESALIA, 18/01/16.- La red Iglesias y Minería es una coalición ecuménica conformada por cerca de 70 entidades latinoamericanas. Somos comunidades cristianas, equipos de pastoral, comisiones pastorales diocesanas, equipos de las diversas congregaciones religiosas, grupos de reflexión teológica, laicos y laicas reunidos por causa del desafío común de los impactos y violaciones a los derechos socioambientales provocados por las empresas mineras en los territorios donde vivimos y trabajamos.

Creemos en la fuerza de la organización popular en los territorios, a partir del intenso trabajo de los líderes cristianos, de la mística y del compromiso de las comunidades de fe. Ellas defienden todos los días la existencia de las personas, su cultura y relación con la Madre Tierra, sus proyectos y estilos de vida frente a los proyectos que las impactan, expresión de grandes intereses externos y distantes de las comunidades. Comenzamos a sentir la necesidad de reunirnos y articularnos más a partir de la creciente criminalización y persecución de nuestros líderes (conflictosmineros.net), sea por parte de las empresas mineras o de los Estados, muchas veces al servicio de los intereses empresariales.

Por esto, en 2013 realizamos un primer encuentro en Lima (Perú), que confirmó la importancia de la organización de las iglesias ‘de base’, del intercambio entre comunidades cristianas y del debate sobre estos temas también en el ámbito de los sectores de coordinación de la Iglesia. Participó en el encuentro de Lima también el presidente de la Comisión Episcopal para el servicio de la Caridad, la Justicia y la Paz de la CNBB, que motivó la realización de un segundo encuentro en Brasil.

En 2014, Iglesias y Minería se reunió entonces en Brasilia, con un grupo más sólido y articulado, que organizó la coalición para el enfrentamiento de la violencia socioambiental de la minería a partir de los siguientes frentes de actividades: articulación internacional para el diálogo, la incidencia y la denuncia; la facilitación del diálogo entre las comunidades cristianas de base y los sectores de coordinación de las Iglesias; educación popular e intercambio de experiencias; reflexión bíblico-pastoral, sistematización y comunicación.

Realizamos el video de profundización y denunciaIglesias y Minería”; publicamos y divulgamos documentos de reflexión crítica sobre algunas iniciativas de las empresas que buscan el apoyo de la iglesia institucional: “Un nuevo inicio para la minería” y “Minería en alianza”.

Integramos redes cualificadas de trabajo para la defensa de los territorios y de los derechos, como la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) y el Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina (OCMAL); colaboramos con la Coordinación de las Agencias Católicas para el Desarrollo (CIDSE) y con algunas organizaciones religiosas acreditadas en la ONU para la defensa de los derechos humanos: Franciscans International, Vivat International y Mercy International.

Hemos interactuado mucho con el Pontificio Consejo de Justicia y Paz y realizado un encuentro (en julio de 2015) entre el Consejo y representantes de treinta comunidades afectadas por la minería en diversas partes del mundo.

2. Por qué escribimos

Estamos muy preocupados por el crecimiento de la violencia y criminalización de personas y comunidades enteras que se posicionan críticamente frente a la minería en América Latina.

Por otro lado, nos preocupa la estrategia de las empresas mineras. Ellas no están logrando demostrar que las operaciones mineras son sustentables; sus prácticas de responsabilidad social corporativa no resuelven los graves daños y violaciones provocados por sus actividades.

Su nueva estrategia, por tanto, está siendo buscar apoyo de instituciones que tienen credibilidad para lograr  la confianza del pueblo. Entre ellas, están también las iglesias.

En diversas ocasiones, los altos ejecutivos de las mayores empresas mineras se encontraron con la Iglesia jerárquica, tanto de confesión católica, como anglicana y presbiterana. Hubo una reunión en el Vaticano en 2013, otra en Canterbury (Inglaterra) en 2014 y una más en el Vaticano en 2015.

También delegaciones de las empresas junto a representantes del mundo religioso están realizando visitas a algunos sitios mineros en países de América Latina. Intentan demonstrar que las operaciones extractivas son transparentes, respectan los derechos humanos y son apoyadas por las comunidades locales. Pero los sitios fueron escogidos por las empresas, lo mismo que los líderes comunitarios que iban encontrar la delegación.

Todo eso demuestra el interés de las empresas por legitimarse, a través de esa aproximación y alianza simbólica con las iglesias. Además, el proyecto “Minería en alianza” que algunas empresas intentaran establecer propone financiar los seminarios y centros de formación de las iglesias para repensar teológica, espiritual y pastoralmente el significado y valor de la minería para las comunidades.

Iglesias y Minería critica fuertemente esas prácticas y escribe a obispos y pastores de las iglesias latinoamericanas ofreciendo los siguientes puntos de reflexión y acción:

a. Posición de la Iglesia

Las comunidades esperan que la Iglesia no mantenga posiciones ‘neutras’ frente a los conflictos mineros. Reconociendo “la inmensa dignidad de los pobres” (LS 158), la Iglesia debe continuar asumiendo su grito y posicionarse al lado de ellos y de la Creación.

Es importante garantizar el Consentimiento Libre, Previo e Informado de todas las comunidades que podrían ser afectadas por un proyecto minero, igualmente el derecho de las mismas decir No a la minería.

Recordamos, a ese respecto, los numerosos documentos de las Conferencias Episcopales nacionales contra la exploración desregulada de los bienes comunes y la reciente publicación del Consejo Latinoamericano de Iglesias, en sintonía con ese tema: “Perspectivas bíblicas-teológicas y desafíos de la crisis climática para las Iglesias en América Latina y el Caribe”.

También valoramos la denuncia formal que la Iglesia Católica de América Latina, a través del Departamento Justicia y Solidaridad del CELAM, presentó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en marzo de 2015, con el título “Posición de la Iglesia católica ante vulneración y abusos contra los derechos humanos de las poblaciones afectadas por las industrias extractivas en América Latina”.

b. ¿Cuál es el diálogo más importante y urgente?

Estamos preocupados sobre la posibilidad de nuevas reuniones de la Iglesia con los ejecutivos de las mayores empresas mineras, en nivel continental o regional.

Eses tipos de encuentros no van a generar cambios efectivos de las empresas en sus prácticas locales, así como no percibimos esos cambios después de los encuentros hechos en Roma y Canterbury.

En nuestra opinión, el diálogo más importante que los obispos y pastores necesitan hacer no es con las empresas, sino con todos los miembros de las iglesias, para definir posiciones comunes sobre eses temas. Aún más, recomendamos el diálogo con las comunidades, apoyando sus reivindicaciones y denuncias concretas. De esa manera, las iglesias contribuyen al empoderamiento de las comunidades, para que sean ellas mismas a dialogar con los Estados y las empresas.

Esperamos que estas simples reflexiones contribuyan para un debate interno a las iglesias latinoamericanas sobre el tema de la minería.  Estamos a disposición de obispos, pastores y comunidades en lo que podemos y sabemos ofrecer, a partir de nuestra experiencia, espiritualidad y articulaciones, en cumplimiento del mandato del cuidado de la Casa Común (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Red Iglesias y Minería, desde Bogotá, Lima, Santiago, Tegucigalpa, São Luís, Rio de Janeiro, Belo Horizonte, New York, Roma, en el día 05 de enero de 2016.

Contacto: iglesiasymineria@gmail.com

desigualdad2LAS CAUSAS DE LA DESIGUALDAD SEGÚN FELIPE VI
Reflexiones de la Comisión Social
COMISIÓN SOCIAL DE LA UNIDAD PASTORAL SANTA MARÍA DE OLARIZU, tonomeli@hotmail.com
VITORIA-GASTEIZ.

ECLESALIA, 11/01/16.- En su mensaje de Navidad, entre otras cosas, Felipe VI decía: Todos deseamos un crecimiento económico sostenido. Un crecimiento que permita seguir creando empleo _y empleo digno_, que fortalezca los servicios públicos esenciales, como la sanidad y la educación, y que permita reducir las desigualdades, acentuadas por la dureza de la crisis económica.” No se engañe Majestad, suponemos que no es el caso, ni trate de engañarnos. La dureza de una crisis económica, puede generar una caída del P.I.B. ( Producto Interior Bruto ) y puede generar más pobreza, pero no tiene por que generar más desigualdad, antes bien debía ser motivo para disminuir la desigualdad en favor de los mas desfavorecidos. Lo que genera mas desigualdad, y efectivamente en España se ha generado, es la acción, o la inacción, del gobierno, del actual, pero no solo del actual,  con la aprobación, el impulso y en ocasiones la exigencia de “ los mercados “,  El F.M.I., la U.E., … y demás poderes fácticos al servicio del capitalismo más salvaje.

Lo que ha generado más desigualdad es ser los primeros en correr a modificar el artículo 135 de la Constitución, para supeditar todos los derechos sociales por cumplir con las exigencias del principio de estabilidad presupuestaria y el déficit estructural establecido  por la Unión Europea.

Lo que genera más desigualdad es el tener que devolver los 41.000 millones de euros, que ha supuesto el rescate de determinadas entidades bancarias-cajas de ahorro, cuando no se ha rescatado a los desahuciados de sus viviendas.

Genera desigualdad que entre 2011 y 2014, el S.M.I., haya subido el 0,6%, cuando el I.P.C., ha subido un 8,86%.

Genera desigualdad haber reducido la prestación de desempleo del 60 al 50% de la Base Reguladora a partir del sexto mes de paro, y que la bajada de la tasa de cobertura (parados con prestaciones) haya pasado en dos años del 61 al 54%

Genera desigualdad que los grandes patrimonios financieros se muevan a través de las SICAV, cotizando al 1% en el Impuesto de Sociedades o que 52 grandes empresas multinacionales en España tengan acuerdos con la Hacienda para pactar una tributación a la carta, y también que según Oxfam Intermón las empresas del IBEX 35 tengan cada vez más filiales en paraísos fiscales y todo ello se considere como normal.

También genera desigualdad que el recibo eléctrico haya subido el 76% desde 2.005.

Genera desigualdad la perdida de empleo a tiempo completo y el aumento a tiempo parcial. Que la media de los contratos laborales sea de 54 días y un 25% de ellos dure menos de una semana,  así como que un tercio de los trabajadores cobre menos de 645 euros mensuales. Todo esto tiene un nombre Reforma Laboral.

Igualmente genera desigualdad que las pensiones medias suban anualmente 2 euros al mes y también ello tiene un nombre, modificación de la Ley General de Seguridad Social.

Y así podíamos seguir. Tiene Vd. razón Majestad, las desigualdades se han acentuado desde que estalló la crisis. En España hay 21 personas con un patrimonio igual o superior a mil millones de euros, donde uno de cada cuatro ciudadanos es pobre o corre riesgo de serlo. Desde que estalló la crisis el número de ricos ha aumentado en el país en un 40% y España ha pasado a ser el séptimo país con mas desigualdad entre los 34 de la O.C.D.E. Pero por favor Majestad, cuide lo que comunica, la dureza de una crisis no tiene por que acentuar la desigualdad. La desigualdad se acentúa por la gestión que se ha realizado durante la crisis por quienes tienen responsabilidades de gobierno en este estado que usted preside, así como por los poderes fácticos exteriores que, algunos, ya hemos mencionado  (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

27 de Diciembre de 2.015

35 Congreso de Teología

Publicado: 4 septiembre, 2015 en CONVOCATORIAS
Etiquetas:, , , ,

35 Congreso de Teología10-13 septiembre 2015
35 CONGRESO DE TEOLOGÍA
“Las religiones: violencia y caminos de paz”
JUAN JOSÉ TAMAYO, Secretario general de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, juanjotamayo@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 04/09/14.- 35 Congreso de Teología. Efemérides de un acontecimiento que viene celebrándose ininterrumpidamente durante más de un tercio de siglo. ¿Otro congreso de teología más a sumar a los 34 anteriores? Eso resultaría lo más fácil: repetir, continuar, sumar…

Pero no. Estamos ante nuevo congreso por el tema, por el enfoque, por las personas que participan, por los análisis que va a llevar a cabo y por los caminos de paz que quiere abrir en dirección a una de las utopías más anheladas por la humanidad: la de la paz fundada en la justicia, la de la igualdad inseparable de la libertad. Lo introducirá Francisca Sauquillo, presidenta del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad, con una larga trayectoria política y social en la lucha por la paz a través de programas de desarrollo en las zonas más deprimidas del mundo.

¿Son las religiones fuente de violencia o caminos de paz? ¿La violencia está en los genes de las religiones monoteístas o se trata de una patología a erradicar? El tema no puede ser más actual. Cuando creíamos que habían desaparecido las guerras de religiones y las razones para provocarlas, han vuelto a resurgir con especial crudeza y radicalidad y están tiñendo de sangre no pocos de los escenarios geopolíticos del planeta, que llevan crespones negros por banderas. El retorno de dichas guerras lleva a pensar, equivocadamente a mi juicio, que son una constante en la historia de la humanidad, más aún, la ley de la historia, de la que no podemos escapar.

Este fenómeno requiere un análisis en profundidad en el contexto de los conflictos que se suceden hoy en el mundo. A dicho análisis dedicaremos varias conferencias.

Mariano Aguirre, uno de los mejores especialistas mundiales en el tema, hará un análisis crítico de los conflictos en el mundo de hoy y de sus causas. El teólogo y sociólogo camerunés Cyprien Melibi hablará del papel de las religiones en los conflictos del continente africano y en la búsqueda de la paz. La teóloga musulmana Natalia Andújar, directora de Educaislam y del curso sobre Feminismo Islámico, reflexionará sobre la violencia en las religiones monoteístas, sobre todo, la violencia contra las mujeres, y responderá a la pregunta: ¿es inherente la violencia al judaísmo, el cristianismo y el islam o responde a una de sus más graves perversiones?

La violencia tiene muchos rostros y un sinnúmero de manifestaciones a cuál más dramáticas, destructivas del tejido de la vida y contrarias a la convivencia cívica. No podemos analizarlas todas, pero sí algunas que consideramos de especial relevancia social. La más extrema es la violencia de género, instrumento de poder y de dominación del patriarcado en la sociedad y en las religiones que, dada su extensión y sus motivaciones, desemboca en terrorismo patriarcal, al que responde el feminismo a través de la no-violencia activa desde un discurso y unas prácticas fundadas en la igual dignidad de los seres humanos. La reflexión sobre este tipo de violencia y la respuesta del feminismo correrá a cargo de Ana de Miguel, profesora de la Universidad Rey Juan Carlos.

A partir de estas ponencias-marco, analizaremos la violencia patriarcal en los adolescentes y en los jóvenes, la discriminación contra las mujeres en el ámbito laboral y la violencia contra la infancia, una de las más persistentes y ocultas que colocan a los niños y niñas en una situación de total indefensión.

Pero la violencia y los conflictos bélicos son solo una cara de la realidad mundial y de las religiones, la más destructiva, sin duda. Hay otra más esperanzada y esperanzadora: la paz fundada en la justicia, que se construye transitando por caminos de reconciliación, creando espacios de diálogo y dando respuestas negociadas a los conflictos. Dedicaremos una mesa redonda al tema “Encuentro por la paz y la convivencia en Euskalerría”, donde dialogarán Rosa Rodero, víctima de ETA, y Asun Laxa, víctima del GAL. De esa manera queremos contribuir, siquiera modestamente, a reconstruir la convivencia cívica en un país tan golpeado por la violencia.

En otra mesa redonda analizaremos algunos de los Procesos de Paz más emblemáticos de las dos últimas década: los Acuerdos de Paz de El Salvador, que terminaron con una guerra que duró doce años y se saldó con 80.000 muertos en un país de apenas seis millones de habitantes. Será expuesto por Dolores Albiac, periodista que cubrió la información de dichos acuerdos para diferentes medios de comunicación; los Acuerdos de Paz en Guatemala, que analizará Yago Pico de Coaña, embajador en varios países de América Latina y participante en los mismos.

En España no se produjeron acuerdos de Paz tras la Guerra Civil y la dictadura franquista. Ya durante la democracia, y con mucho retraso, se aprobó la Ley de la Memoria Histórica, que produjo una profunda insatisfacción en amplios sectores de la sociedad española y generó un Movimiento de la Memoria Histórica muy activo en la defensa de la dignificación, rehabilitación y reparación de las víctimas de la guerra civil y de la dictadura. De ello se ocupará Jaime Ruiz Reig, miembro de la Asociación de la Memoria Social y Democrática (AMESDE).

Dos reflexiones nos ayudarán a descubrir las dimensiones liberadoras y pacificadoras de las religiones. Una nos viene de El Salvador, uno de los países que más ha sufrido la violencia, tanto bélica como estructural, durante décadas y sigue sufriéndola hoy: Suyapa Pérez Scapini, profesora de teología en la Universidad Centroamericana (UCA), de San Salvador, quien hablará de “El compromiso con los pobres como aportación a la paz y a los procesos latinoamericanos de liberación”.

Otra reflexión será la conferencia con la que culminará el Congreso: “Las religiones, caminos de paz”, a cargo de Javier Melloni, especialista mundial en el diálogo intercultural e interreligioso, buen conocedor del actual pluriverso religioso en el propio terreno y de los escenarios donde se producen algunas de los conflictos bélicos y participante activo en numerosos encuentros de diálogo por la paz.

El Congreso hará un homenaje a Pedro Casaldàliga y recordará a Monseñor Romero, dos figuras proféticas y carismáticas del cristianismo liberador latinoamericano que nos guían por los caminos de la paz y de la justicia. Oscar Arnulfo Romero fue asesinado en marzo de 1980, siendo arzobispo de San Salvador. Fue canonizado por el pueblo inmediatamente después de su asesinato y declarado “San Romero de América, pastor y mártir nuestro” por Pedro Casaldàliga. Con motivo del 35 aniversario de su muerte, ha sido beatificado. Nosotros le recordaremos en nuestro Congreso como “San Romero de América, mártir de la justicia”.

Pedro Casaldàliga, de 87 años, poeta, profeta y obispo emérito en el Mato Grosso (Brasil), es una de las figuras más comprometidas en la defensa de las causas perdidas de la humanidad y en la defensa de los derechos de los pobres, de los posseiros, de los indígenas, bajo la guía de la teología de la liberación. Ha sido perseguido y amenazado de muerte en varias ocasiones por sus sistemáticas denuncias y críticas radicales contra el neoliberalismo y el colonialismo.

En el homenaje a Casaldàliga y el recuerdo a Monseñor Romero intervendrán la teóloga salvadoreña Suyapa Pérez Scapini; Benjamín Forcano, sacerdote de la diócesis de Sâo Félix do Araguaia y editor de las obras del obispo brasileño-catalán; y Glòria Casaldàliga, presidenta de la Asociació amb el bispe Casaldàliga.

Muy vinculada a la figura de Pedro Casaldàliga se encuentra la Agenda latinoamericana mundial, que en 2016 celebra el 25 aniversario y a la que tambiénhomenajearemos con la presentación de la edición de 2016, que lleva por título Desigualdad y propiedad. La presentación estará a cargo del teólogo FernandoBermúdez, miembro de los Comités de Solidaridad Monseñor Romero.

Tras este recorrido por el programa podrá comprobarse que no es éste un congreso más, sino que, tras 34 ediciones, esta es totalmente nueva. Por ello os invitamos a participar en él a cuantas personas estéis interesadas en cambiar la orientación de las religiones: de ser fuente de violencia a convertirse en caminos de paz. El cambio depende de nosotros y no se hace esperar. Por eso celebramos el 35 congreso con este tema (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Os invitamos a participar. Os esperamos en Madrid, del 10 al 13 de septiembre de 2015.

Para más informacióncongresodeteologia.info

Emergencia alimentaria..LA CARTA CONTRA EL HAMBRE
JEAN ZIEGLER, CARLOS PEREDA, MIGUEL ÁNGEL DE PRADA, BENJAMÍN FORCANO, JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ PARADA, XABIER PIKAZA, NURIA ROSADO, FERNANDO GONZÁLEZ (GONZO), MARGARITA SÁENZ, ROSA MORO, IGNACIO DUQUE y EVARISTO VILLAR, evaristo.villar@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 10/07/15 .- Por más que se la quiera ocultar como palabra maldita, prohibida en el lenguaje políticamente correcto, el hambre es una incómoda realidad que nos interpela cada día. Junto a la guerra, la peste y vecina de la muerte, el hambre vuelve a cabalgar con todo su poder destructor, como los cuatro jinetes del Apocalipsis, sobre los azarosos comienzos del siglo xxi.

Y no es fácil librarse de esta plaga. Porque, entre otras poderosas razones, en una sociedad secularizada como la nuestra, ya no disponemos del fácil concurso de una veleidosa y vengativa divinidad que descarga toda su ira sobre la perversión y egoísmo de los humanos. Las causas reales del hambre, hoy como ayer, se encuentran más a ras de tierra. Y la solución también: es cuestión de repartir con justicia y solidaridad.

Pero, bien miradas las cosas, lo cierto es que, mientras sigamos asistiendo impasibles a la muerte de la democracia en aras de un sistema del capital injusto y despiadado, estaremos asumiendo el empobrecimiento de millones de personas, y, como consecuencia, el hambre.

Contra la sorpresa y posterior silenciamiento de la FAO –no hablamos del mal llamado Tercer Mundo– el hambre ya ha rebasado los poderosos muros de la UE. Madrid, Atenas y Lisboa se han convertido hoy día en capitales de la pobreza en Europa. Y España, según el último informe de Eurostat, es, después de Letonia, el país con mayor desigualdad en el reparto de la renta.

Y lo que resulta más preocupante de una sociedad, que se considera desarrollada y moderna, es que ésta se permita desentenderse institucionalmente del grito de esta injusticia y que vuelque todo el peso de la responsabilidad sobre la espalda de instituciones privadas, filantrópicas y/o religiosas. Desde Éxodo denunciamos esta práctica irresponsable porque consideramos que no es justo ni razonable reservar al voluntariado y a la caridad lo que se debe hacer por derecho.

No deja de ser significativo, a este propósito, que una de las primeras urgencias a que han tenido que atender las nuevas administraciones locales, surgidas del 24 M en España, haya sido, junto a la paralización de los desahucios, la atención a los comedores escolares y al reparto de alimentos en los barrios  precarizados. Solo en la Comunidad de Madrid, según la última Encuesta de Condiciones de Vida, se cuentan más de 330.000 personas bajo el umbral de la pobreza severa.

La Carta contra el Hambre, en cuya gestación y difusión ha estado implicada esta revista desde el principio (ver páginas interiores) ha cosechado no solo el apoyo de múltiples instituciones privadas de ámbito local y estatal, sino que ha conseguido también el compromiso por escrito de la práctica totalidad de los nuevos administradores locales en orden a erradicar esta lacra que a toda la sociedad nos humilla. Desde la Plataforma de la Carta contra el Hambre vamos a seguir vigilando para que estos compromisos escritos empiecen a ser, desde ya, una realidad  (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Pobre al cuboPOBRE3*
MARI PAZ LÓPEZ SANTOS, pazsantos@pazsantos.com
MADRID.

ECLESALIA, 13/06/14.-Habitualmente, ya sea en plan coloquial, ya sea en las informaciones en medios de comunicación, se habla de pobres de forma general. Se engloba a  hombres y mujeres que sufren escasez de medios para su supervivencia, para vivir una vida digna que les permita acceder al alimento, a la educación, a la sanidad, a una vivienda confortable, a la justicia que les proteja y a un trabajo digno que les haga crecer como personas.

El lenguaje y la estadística explican pero en muchas ocasiones no abarcan la inmensa realidad, y algo queda oculto a las Letras y a las Ciencias. De ahí el título de este escrito en el que se mezclan letras y número.

Me he dado un paseo por los evangelios, adentrándome en el momento tan conocido de la multiplicación de los panes y los peces. Jesús, ante una multitud hambrienta y cansada del camino, les dice a sus discípulos: “Dadles vosotros de comer”. Es decir, preocuparos por la realidad que tenéis delante que, por muy inmensa que sea frente a vuestra debilidad y falta de recursos, no podéis escabulliros de ella si es que queréis seguir caminando hacia el Reino: esto no es política del mundo, es opción por los pobres, primeros en el corazón de Dios.

Así quedaron escritos los datos de los que comieron:

“Eran unos cinco mil hombres” (Jn 6,10); (Lc 9,14). “Los que comieron los panes eran cinco mil hombres” (Mc 6, 44). “Los que comieron fueron unos cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños” (Mt 14,21)

La matización del evangelista Mateo me viene bien para adentrarme en un fenómeno que sigue siendo actual: la invisibilidad dela mujer pobre y lo que ello significa a la hora de cuantificar el problema de la pobreza en el mundo.

La mujer, en general, es individuo, pero vive en racimo. Casi nunca va sola: lleva a su familia, hijos e hijas, de la mano y en el vientre; lleva a ancianos y ancianas; cuida enfermos, escucha, consuela y suele dejarse tocar por el sufrimiento de los demás.

La mujer pobre, desde la dimensión de racimo en la que suele vivir,  es “pobre a la tercer potencia”, es decir, “pobre al cubo”: por ella, por los que dependen de ella y por el deterioro de su espacio vital. He aquí la fórmula: Mujer X hijos y dependientes X deterioro del entorno= Pobre3

Ellas no tienen las llaves del poder para solucionar temas económicos y políticos ni siquiera a nivel local, y en el día a día están pendientes de lo que tienen alrededor y que no puede esperar. Las imágenes de pobreza a las que estamos habituados: guerras, campos de refugiados, zonas marginales en grandes ciudades, movimientos migratorios, crisis económica, destrucción del mercado laboral, pérdida de derechos humanos, etc. Muestran la realidad de violencia, injusticia y deterioro de su vida, la de sus hijos y de los débiles que la rodean. Muestran también como su entorno se va destruyendo y es cada vez más costoso llevar una vida digna.

Y sin embargo, ese pobre3 que es la mujer pobre, sería la puerta de entrada para solucionar muchos de los males de este mundo. Su mirada panorámica no deja fuera al débil. Con un comprometido y solidario punto de apoyo, su empatía y creatividad darían mucho de sí. Como ya ocurre en tantas situaciones de precariedad que, con muy poco, hacen florecer jardines en medio del desierto del olvido y la injusticia. Su capacidad de compasión y de consuelo abarcan un campo tan inmenso que integra a los más débiles.

Hay que erradicar la invisibilidad de estas mujeres. Si “comieron cinco mil hombres sin contar mujeres y niños”, no dudamos de que a esos cinco mil hay que sumar mujeres y niños. Jesús siempre era seguido por todos ellos. Y si estaban presentes sabemos que comieron, aunque la historia no los contabilice, porque no tenían presencia jurídica.

Preguntémonos hoy cuántos millones de mujeres no cuentan en la vida y la estadística del mundo en la actualidad. Mujeres de todas las latitudes, de todas las creencias y de todas las culturas.

Las pobres3 no tienen ni voz ni tiempo para hacerse ver y respetar. Habrá que darles voz y tiempo a través de quienes tenemos tiempo, voz y posibilidades, no para contar nuestro mensaje, sino para hacer presente el suyo. Si ellas se hacen visibles, quienes son su círculo permanente (hijos, ancianos, enfermos, etc.) también lo serán. Si ellas tienen un espacio vital digno, habrá hogares, habrá alimento, habrá interés por la educación y mejor defensa contra la violencia y la injusticia.

El beneficio sería para todos en tres dimensiones: para la mujer, para los más débiles a su cargo y para el entorno en el que viven. Pero no sólo. El beneficio sería para el mundo entero, pues el desequilibrio actual es desproporcionado y este barco “Planeta Tierra” se está escorando a causa de la lucha por el poder global, afectando cada vez más a los que son invisibles para los parámetros de ambición que miden la vida de los seres humanos.

Llega el tiempo, y ha llegado ya, de hacer creíble lo que Jesús dejó dicho: “Dadles vosotros de comer”. No habrá sociedad, religión o cultura que sea creíble si no reconoce en igualdad a todos los seres humanos. No habrá democracias saludables si circunscriben sus logros a la demarcación de sus territorios y se despreocupan del pueblo global que es la humanidad. No habrá culturas con reconocimiento si sobreviven eliminando el patrimonio de las culturas minoritarias.

Para terminar, animando a la esperanza, recuerdo a Helder Câmara que vivió en tres dimensiones ayudando a los demás, con la mirada puesta un poco más allá: “¡Si supieran que la verdadera cuarta dimensión es la visión de lo invisible, la perspectiva de la eternidad!”. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

* Publicado en catalán en la revista PARAULES i FETS DE DONES, Nº 70, mayo-agosto 2014

 

 

higuera.VERDADEROS BROTES VERDES
GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@euskalnet.net
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 15/04/14.-Los dos problemas que duelen más a los europeos del siglo XXI, son el económico y el miedo al diferente que busca instalarse entre nosotros, cada vez con más insistencia, sobre todo desde el Sur; unos seres empobrecidos hasta el límite que nos recuerdan que más allá de nuestro maltrecho jardín europeo existen enormes eriales que reclaman nuestra humanidad al tiempo que amenazan nuestras contradicciones más que cualquier ejército regular invasor. Cuando hablamos de nuestra crisis, sobreentendemos que se trata de la crisis económica aunque la realidad es una profunda crisis existencial mucho más profunda.

No deja de ser paradójico que si comparamos esta época con otras anteriores, es todavía la de mayor bienestar material para una mayoría social que además aglutina un consenso ético y legal sobre los derechos humanos (otra cosa es que nos afanemos en desvalorizarlos y no practicarlos) ¿Qué falla entonces? Parece que los valores y parámetros sociales no económicos se viven como terriblemente secundarios. El progreso material sin humanidad se está volviendo contra nosotros cuando parece que nos hemos quedado sin referentes. Es posible que no valoremos suficientemente lo que tenemos ni lo que estamos echando por la borda. La cultura consumista genera insatisfacción precisamente para que no dejemos de querer consumir en exceso y eso genera insatisfacción e insolidaridad en grandes dosis además de ser una amenaza para nuestro ecosistema. En este contexto, la tentación de desplazar la responsabilidad a los demás es enorme.

A todas horas nos estimulan para renunciar a los ideales cuidando de no alertarnos que una sociedad sin ideales se convierte en una sociedad resignada, por muchos progresos tecnológicos que logremos. Tampoco los pensadores nos han ayudado mucho en estos dos últimos siglos en los que la filosofía no ha cultivado la esperanza. Algunos incluso han acentuado la desesperación y la angustia sin proponer respuestas, o fueron respuestas fallidas. La solución simplista ha sido transmitir que ya está todo dicho (incluida la muerte de los metarrelatos) propiciando una cultura del desencanto sin esperanza en un mundo mejor. Hemos llegado a descalificar a quien tiene ilusión, llamándole despectivamente iluso, despreciendo el efecto transformador que tiene la ejemplaridad por su influencia poderosa sobre quienes la perciben auténtica. Aunque como decía, es más fácil endosar la responsabilidad a los demás que el esfuerzo por trabajar uno mismo otro estilo de vida.

Cada persona puede elegir el estilo de vida que quiera, a pesar de los condicionantes de la vida. Ya lo hacemos con mucho cuidado y detalle en la manera de vestir, de hablar y de encontrar los signos externos que nos identifiquen con la imagen que queremos transmitir a los demás. Podemos elegir igualmente estilos de vida más responsables y solidarios en lugar de quedarnos en la superficialidad de los acontecimientos y en los ideales-placebo elaborados desde posiciones consumistas proclives a la alienación resignada que poco tienen que ver con el crecimiento personal y el desarrollo social del compartir.

Como no está dicho todo en la ciencia, a ella nos aferramos como si fuera la única salida a la crisis. Abramos los ojos: “la” crisis no es económica; esta es una parte de otra crisis con mayúsculas, consecuencia de una falta de humanidad y de ejemplaridad que lo contamina todo, incluidas la economía y las finanzas, hasta convertirnos en pollos sin cabeza, insolidarios y sin esperanza. Pero ni en la ciencia ni en todo lo demás está dicha la última palabra. Por eso yo prefiero fijarme en los miles brotes verdes de solidaridad y bondad ejemplares que a diario actúan sin fundamentarse en el dinero como el valor supremo. Su número es mucho mayor de lo que parece, su obra y su ejemplaridad mueven montañas de esperanza hasta convertirse en modelo de verdaderas soluciones. A lo mejor son ellos los que están amortiguando la gran crisis y hasta la crisis económica. Y nosotros sin darnos cuenta de esta incipiente primavera.(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Oro8 Tiempo ordinario (A) Mateo 6, 24-34
NO A LA IDOLATRÍA DEL DINERO
JOSÉ ANTONIO PAGOLA, lagogalilea@hotmail.com
SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).

ECLESALIA, 26/02/14.- EL Dinero, convertido en ídolo absoluto, es para Jesús el mayor enemigo de ese mundo más digno, justo y solidario que quiere Dios. Hace ya veinte siglos que el Profeta de Galilea denunció de manera rotunda que el culto al Dinero será siempre el mayor obstáculo que encontrará la Humanidad para progresar hacia una convivencia más humana.

La lógica de Jesús es aplastante: “No podéis servir a Dios y al Dinero”. Dios no puede reinar en el mundo y ser Padre de todos, sin reclamar justicia para los que son excluidos de una vida digna. Por eso, no pueden trabajar por ese mundo más humano querido por Dios los que, dominados por el ansia de acumular riqueza, promueven una economía que excluye a los más débiles y los abandona en el hambre y la miseria.

Es sorprendente lo que está sucediendo con el Papa Francisco. Mientras los medios de comunicación y las redes sociales que circulan por internet nos informan, con toda clase de detalles, de los gestos más pequeños de su personalidad admirable, se oculta de modo vergonzoso su grito más urgente a toda la Humanidad: “No a una economía de la exclusión y la iniquidad. Esa economía mata”.

Sin embargo, Francisco no necesita largas argumentaciones ni profundos análisis para exponer su pensamiento. Sabe resumir su indignación en palabras claras y expresivas que podrían abrir el informativo de cualquier telediario, o ser titular de la prensa en cualquier país. Solo algunos ejemplos.

“No puede ser que no sea noticia que muera de frío un anciano en situación de la calle y que sí lo sea la caída de dos puntos en la bolsa. Eso es exclusión. No se puede tolerar que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es iniquidad”.

Vivimos “en la dictadura de una economía sin rostro y sin un objetivo verdaderamente humano”. Como consecuencia, “mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz”.

“La cultura del bienestar nos anestesia, y perdemos la calma si el mercado ofrece algo que todavía no hemos comprado, mientras todas esa vidas truncadas por falta de posibilidades nos parecen un espectáculo que de ninguna manera nos altera”.

Como ha dicho él mismo: “este mensaje no es marxismo sino Evangelio puro”. Un mensaje que tiene que tener eco permanente en nuestras comunidades cristianas. Lo contrario podría ser signo de lo que dice el Papa: “Nos estamos volviendo incapaces de compadecernos de los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás”. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

NÃO À IDOLATRIA DO DINHEIRO

José Antonio Pagola. Tradução: Antonio Manuel Álvarez Pérez

O Dinheiro, convertido em ídolo absoluto, é para Jesus o maior inimigo desse mundo mais digno, justo e solidário que quer Deus. Faz já vinte séculos que o Profeta da Galileia denunciou de forma rotunda que o culto ao Dinheiro será sempre o maior obstáculo que encontrará a Humanidade para progredir para uma convivência mais humana.

A lógica de Jesus é esmagadora: “Não podeis servir Deus e o Dinheiro”. Deus não pode reinar no mundo e ser Pai de todos, sem reclamar justiça para os que são excluídos de uma vida digna. Por isso, não podem trabalhar por esse mundo mais humano querido por Deus os que, dominados pela ansia de acumular riqueza, promovem uma economia que exclui os mais débeis e os abandona na fome e na miséria.

É surpreendente o que está a suceder com o Papa Francisco. Enquanto os meios de comunicação e as redes sociais que circulam pela internet nos informam, com todo tipo de detalhes, dos gestos mais pequenos da sua personalidade admirável, oculta-se de forma vergonhosa o seu grito mais urgente a toda a Humanidade: “Não a uma economia da exclusão e da iniquidade. Essa economia mata”.

No entanto, Francisco não necessita de longas argumentações nem profundas análises para expor o seu pensamento. Sabe resumir a sua indignação em palavras claras e expressivas que poderiam abrir as notícias de qualquer telejornal, ou ser título da imprensa em qualquer país. Só alguns exemplos.

“Não pode ser que não seja notícia que morre de frio um ancião na rua e que pelo contrário o seja a queda de dois pontos na bolsa. Isso é exclusão. Não se pode tolerar que se atire fora comida quando há gente que passa fome. Isso é iniquidade”.

Vivemos “na ditadura de uma economia sem rosto e sem um objetivo verdadeiramente humano”. Como consequência, “enquanto os ganhos de uns poucos crescem exponencialmente, os da maioria ficam cada vez mais afastados do bem-estar dessa minoria feliz”.

“A cultura do bem-estar anestesia-nos, e perdemos a calma se o mercado oferece algo que todavia no compramos, enquanto todas essas vidas truncadas pela falta de possibilidades nos parecem um espetáculo que de nenhuma forma nos altera”.

Como disse ele mesmo: “esta mensagem não é marxismo mas Evangelho puro”. Uma mensagem que tem de ter eco permanente nas nossas comunidades cristãs. O contrário poderia ser sinal do que diz o Papa: “Estamos a tornar-nos incapazes de compadecer-nos dos clamores dos outros, já não choramos ante o drama dos outros”.

 

NO ALL’IDOLATRIA DEL DENARO

José Antonio Pagola. Traduzione: Mercedes Cerezo

Il Denaro, convertito in idolo assoluto, è per Gesù il maggior nemico di quel mondo più degno, giusto e solidale che vuole Dio. Venti secoli fa il Profeta di Galilea denunciò in maniera chiara che il culto al Denaro sarà sempre il maggior ostacolo che incontrerà l’Umanità nel suo cammino verso una convivenza più umana.

La logica di Gesù è schiacciante: Non potete servire Dio e la ricchezza. Dio non può regnare nel mondo ed essere Padre di tutti senza reclamare giustizia per quelli che sono esclusi da una vita degna. Per questo, non possono lavorare per questo mondo più umano voluto da Dio quelli che, dominati dall’ansia di accumulare ricchezza, promuovono un’economia che esclude i più deboli e li abbandona nella fame e nella miseria.

È sorprendente quello che sta accadendo con Papa Francesco. Mentre i mezzi di comunicazione e le reti sociali che circolano per internet ci informano con ogni genere di dettagli dei gesti più piccoli della sua mirabile personalità, si occulta in modo vergognoso il suo grido più urgente a tutta l’Umanità: “No a un’economia dell’esclusione e dell’iniquità. Questa economia uccide”.

Tuttavia, Francesco non ha bisogno di lunghe argomentazioni né di profonde analisi per esporre il suo pensiero. Sa riassumere la sua indignazione in parole chiare ed espressive che potrebbero iniziare l’informazione di qualsiasi telegiornale, o essere titolo nella stampa in qualsiasi paese. Solo qualche esempio.

“Non può essere che non sia notizia che muoia di freddo un anziano senza tetto e che lo sia la caduta di due punti della borsa. Questo è esclusione. Non si può tollerare che si getti cibo quando c’è gente che soffre la fame. Questo è iniquità”.

Viviamo “nella dittatura di un’economia senza volto e senza un obiettivo veramente umano”. Come conseguenza, “mentre i guadagni di alcuni pochi crescono esponenzialmente, quelli della maggioranza restano sempre più lontani dal benessere di quella minoranza felice”.

“La cultura del benessere ci anestetizza, e perdiamo la calma se il mercato offre qualcosa che ancora non abbiamo comprato, mentre tutte quelle vite rotte dalla mancanza di possibilità ci sembrano uno spettacolo che in nessun modo ci altera”.

Come ha detto egli stesso: “Questo messaggio non è marxismo ma Evangelo puro”. Un messaggio che deve aver eco permanente nelle nostre comunità cristiane. Il contrario potrebbe essere segno di quel che dice il Papa: “Stiamo diventando incapaci di avere compassione delle grida degli altri, non piangiamo più davanti al dramma altrui”.

 

NON A L’IDOLATRIE DE L’ARGENT

José Antonio Pagola, Traducteur: Carlos Orduna, csv

L’Argent, devenu idole absolue, est pour Jésus le plus grand ennemi de ce monde plus digne, plus juste et plus solidaire que Dieu veut. Cela fait déjà vingt siècles que le Prophète de Galilée a dénoncé de manière tranchante que le culte de l’Argent sera toujours le plus grand obstacle que l’Humanité rencontrera pour avancer vers une société plus humaine.

La logique de Jésus est écrasante : « Vous ne pouvez pas servir Dieu et l’Argent ». Dieu ne peut pas régner dans le monde et être le Père de tous, sans réclamer justice pour ceux qui ont été exclus d’une vie digne. C’est pourquoi, les personnes qui, obsédées par le désir d’accumuler des richesses, favorisent une économie excluant les plus faibles, les abandonnant à la famine et à la misère, ne peuvent pas travailler à la venue de ce monde plus humain voulu par Dieu.

Ce qui arrive avec le Pape François est surprenant. Alors que les mas media et les réseaux sociaux qui circulent à travers l’Internet, nous informent en détail des plus petits gestes de son admirable personnalité, on cache de façon éhontée son cri le plus urgent lancé à l’humanité : « Non à une économie de l’exclusion et de l’iniquité. Cette économie tue ».

Cependant, François n’a pas besoin de longues argumentations ni de profondes analyses pour exposer sa pensée. Il sait résumer son indignation dans des paroles claires et expressives qui pourraient faire la une de n’importe quel journal télévisé, ou de n’importe quel journal de tout pays. En voici quelques exemples.

“Ce n’est pas possible que voir un vieillard mourir de froid dans la rue ne soit pas une nouvelle et que la chute de deux points à la Bourse en soit une. Cela s’appelle l’exclusion. C’est intolérable que l’on jette de la nourriture alors qu’il y a des gens qui ont faim. Cela s’appelle l’iniquité”.

Nous vivons “dans la dictature d’une économie sans visage et sans un objectif véritablement humain ». En conséquence : « alors que les gains d’un petit nombre augmentent de façon exponentielle, ceux de la minorité s’éloignent de plus en plus du bien-être de cette minorité heureuse ».

“La culture du bien-être nous anesthésie et nous fait perdre le calme lorsque le marché offre quelque chose que nous n’avons pas encore acheté, alors que toutes ces vies tronquées par le manque de possibilités, nous apparaissent comme un spectacle qui nous laisse complètement indifférents”.

Comme il l’a dit lui-même : « ce message n’est pas marxisme mais Evangile pur ». Un message qui doit trouver un écho permanent dans nos communautés chrétiennes. Le contraire pourrait être signe de ce que le Pape dit : « Nous sommes en train de devenir incapables de compatir aux clameurs des autres, incapables de pleurer devant le drame des autres. »

 

NO! TO THE IDOLATRY OF MONEY

José Antonio Pagola.

Money, changed into an absolute idol, is for Jesus the greatest enemy of the world God desires – one that is more dignified, just and living in solidarity. It’s now been 20 centuries since the Galilean Prophet roundly denounced that the cult of Money would always be the greatest obstacle Humanity would face in progressing toward living together more humanly.

Jesus’ logic is crushing: “You can’t serve both God and Money”. God can’t reign in a world and be Father of all, without reclaiming justice for those who are excluded from a life of dignity. That’s why we can’t work for that more human world that God wants if we are dominated by an anxious accumulation of wealth, or if we promote an economy that excludes the weakest and abandons them to hunger and misery.

It’s surprising what’s happening with Pope Francis. While the press and the social internet inform us down to the smallest detail about the least gesture of his admirable personality, his most urgent cry to all Humanity gets hidden away in embarrassment: “No! to an economy of exclusion and evil. Such an economy kills.”

However Francis doesn’t need long arguments or deep analyses to put forth his thinking. He knows how to summarize his indignation in clear and expressive words that can open the day’s summary of whatever news program, or form the headline of the press in whatever country. Just a few examples.

“How can it be that it is not a news item when an elderly homeless person dies of exposure, but it is news when the stock market loses two points? This is a case of exclusion. Can we continue to stand by when food is thrown away while people are starving? This is a case of inequality.”

We live “in a tyranny that is invisible and often virtual, which relentlessly imposes its own laws”. As a result, “while the earnings of a minority are growing exponentially, so too is the gap separating the majority from the prosperity enjoyed by those happy few.”

“The culture of prosperity deadens us; we are thrilled if the market offers us something new to purchase. In the meantime all those lives stunted for lack of opportunity seem a mere spectacle; they fail to move us.”

As he himself has said: “this message isn’t Marxism, but pure Gospel”. A message that has to resound permanently in our Christian communities. Anything else would be a sign of what the Pope says: “We end up being incapable of feeling compassion at the outcry of the poor, weeping for other people’s pain.”

 

EZ DIRUAREN IDOLATRIARI

José Antonio Pagola. Itzultzailea: Dionisio Amundarain

Dirua, erabateko idolo bihurtua den hori da Jesusentzat etsairik handiena, Jainkoak duinago, zuzenago eta solidarioago nahi duen mundu honentzat. Hogei mende dira jada, Galileako Profetak salatu zuela: Gizadiak Diruari eskainitako kultua izango duela beti oztoporik handiena, elkar bizitza gizakoiago baterantz jo ahal izateko.

Guztizkoa da Jesusen logika: «Ezin izan zarete Jainkoaren eta Diruaren zerbitzari». Jainkoa ezin izan da errege munduan, ezin izan da guztien Aita, baldin eta zuzentasuna exijitzen ez bada bizitza duin batetik baztertuak direnentzat. Horregatik, Jainkoak nahi duen mundu gizakoiago horrentzat ezin lan egin dute, aberastasunak metatzeko irrikak harturik, jenderik ahulena baztertu eta goseari eta miseriari emanik uzten duen ekonomia bat sustatzen dutenak.

Txundigarria da Frantzisko aita santuarekin gertatzen ari dena. Komunikabideek eta interneten zirkulatzen duten sare sozialek Frantziskoren keinurik txikienen berri xehetasun-mota oroz ematen digute; baina ezkutatu egiten dute, era lotsagarrian, Gizadi osoari egiten dion deiadarrik premiazkoen hau: «Ez borobil bat ekonomia baztertzaile eta zital bati. Hiltzailea da ekonomia hori».

Alabaina, Frantziskok ez du argudiatze luzeen beharrik, ezta analisi sakonen beharrik ere, bere pentsaera adierazteko. Gai da bere haserrea hitz argi eta adierazkorrez laburtzeko; edozein teleberriren albistegiren lerroburu edota edozein lurraldetako prentsaren titulu nagusi izan litezkeen hitzez, alegia. Adibide batzuk, soilik.

«Ezin onar liteke albiste ez izatea adineko pertsona bat hotzak hiltzea kale gorrian eta, aldiz, albiste izatea burtsak bi puntuz behera egin izana. Bazterketa da hori. Ezin onar liteke janaria botatzea, goseak dagoen jenderik baden bitartean. Zitalkeria da hori».

«Aurpegirik gabeko eta zinezko helburu gizatarrik gabeko ekonomia baten diktadurapean» bizi gara. Ondorioz, «gutxi batzuen irabaziak esponentzialki hazten diren bitartean, gehiengoen irabaziak gero eta beherago doaz gutxiengo zoriontsu horren ongizatearen aldean».

«Ongizatearen kulturak anestesiatu, sorgortu egiten gaitu, eta ez gara lasai gelditzen, baldin eta merkatuak artean erosi ez dugun zerbait eskaintzen badigu; eta, ahalbide faltaz hegoak ebakirik gelditu diren beste bizitza horiek ezertan erasaten ez diguten ikuskari huts gertatzen zaizkigu».

Frantziskok berak esana duenez, «mezu hau ez da marxismoa, baizik Ebanjelio hutsa». Gure kristau-elkarteetan etengabeko oihartzuna izan beharko lukeen mezu bat da. Horren kontrakoa, Frantziskok esaten digun beste honen seinale izan liteke: «Besteen garrasiez errukitzeko ezgai bihurtzen ari gara, ez dugu jada negarrik egiten gainerakoen dramaren aurrean».

 

NO A LA IDOLATRIA DEL DINER

José Antonio Pagola. Traductor: Francesc Bragulat

El Diner, convertit en ídol absolut, és per a Jesús el major enemic d’aquest món més digne, més just i més solidari que vol Déu. Ja fa vint segles que el Profeta de Galilea va denunciar de manera rotunda que el culte al Diner serà sempre el major obstacle que trobarà la Humanitat per progressar cap a una convivència més humana.

La lògica de Jesús és aclaparadora: “No podeu servir alhora Déu i el diner”. Déu no pot regnar en el món i ser Pare de tots, sense reclamar justícia per als que són exclosos d’una vida digna. Per això, no poden treballar per aquest món més humà volgut per Déu aquells que, dominats per l’ànsia d’acumular riquesa, promouen una economia que exclou els més febles i els abandona a la fam i la misèria.

És sorprenent el que està succeint amb el Papa Francesc. Mentre els mitjans de comunicació i les xarxes socials que circulen per internet ens informen, amb tota mena de detalls, dels gestos més petits de la seva personalitat admirable, s’oculta de manera vergonyosa la seva crida més urgent a tota la Humanitat: “No a una economia de l’exclusió i la iniquitat. Aquesta economia mata”.

No obstant això, Francesc no necessita llargues argumentacions ni profundes anàlisis per exposar el seu pensament. Sap resumir la seva indignació en paraules clares i expressives que podrien obrir l’informatiu de qualsevol telenotícies, o ser titular de la premsa en qualsevol país. Només alguns exemples.

“No pot ser que no sigui notícia que mori de fred un ancià que viu al carrer i que sí ho sigui la caiguda de dos punts a la borsa. Això és exclusió. No es pot tolerar que es llenci menjar quan hi ha gent que passa gana. Això és iniquitat”.

Vivim “en la dictadura d’una economia sense rostre i sense un objectiu veritablement humà”. Com a conseqüència, “mentre els guanys d’uns pocs creixen exponencialment, els de la majoria es queden cada vegada més lluny del benestar d’aquesta minoria feliç”.

“La cultura del benestar ens anestesia, i perdem la calma si el mercat ofereix alguna cosa que encara no hem comprat, mentre totes aquesta vides trencades per falta de possibilitats ens semblen un espectacle que de cap manera ens altera”.

Com ha dit ell mateix: “aquest missatge no és marxisme sinó Evangeli pur”. Un missatge que ha de tenir ressò permanent a les nostres comunitats cristianes. El contrari podria ser signe del que diu el Papa: “Ens estem tornant incapaços de compadir-nos dels clams dels altres, ja no plorem davant el drama dels altres”.

 

NON Á IDOLATRÍA DO DIÑEIRO

José Antonio Pagola. Traduciu: Xaquín Campo

O Diñeiro, convertido en ídolo absoluto, é para Xesús o maior inimigo dese mundo máis digno, xusto e solidario que quere Deus. Fai xa vinte séculos que o Profeta de Galilea denunciou de xeito rotundo que o culto ao Diñeiro será sempre o maior obstáculo que atopará a Humanidade para progresar cara a unha convivencia máis humana.

A lóxica de Xesús é aplastante: “Non podedes servir a Deus e ao Diñeiro”. Deus non pode reinar no mundo e ser Pai de todos, sen reclamar xustiza para os que son excluídos dunha vida digna. Por iso, non poden traballaren por ese mundo máis humano querido por Deus os que, dominados polo ansia de acumular riqueza, promoven unha economía que exclúe aos máis débiles e abandónaos na fame e a miseria.

É sorprendente o que está sucedendo co Papa Francisco. Mentres os medios de comunicación e as redes sociais que circulan por internet infórmannos, con toda clase de detalles, dos xestos máis pequenos da súa personalidade admirábel, ocúltase de modo vergonzoso o seu berro máis urxente a toda a Humanidade: “Non a unha economía da exclusión e da iniquidade. Esa economía mata”.

Con todo, Francisco non necesita longas argumentacións nin profundas análises para expor o seu pensamento. Sabe resumir a súa indignación en palabras claras e expresivas que poderían abriren o informativo de calquera telediario, ou ser titular da prensa en calquera país. Só algúns exemplos.

“Non pode ser que non sexa noticia que morra de frío un ancián en situación “de rúa” e que si o sexa a caída de dous puntos na bolsa. Iso é exclusión. Non se pode tolerar que se tire comida cando hai xente que pasa fame. Iso é iniquidade”.

Vivimos “na ditadura dunha economía sen rostro e sen un obxectivo verdadeiramente humano”. Como consecuencia, “mentres as ganancias duns poucos medran exponencialmente, as da maioría fican cada vez máis lonxe do benestar desa minoría feliz”.

“A cultura do benestar anestésianos, e perdemos a calma si o mercado ofrece algo que aínda non compramos, mentres todas esa vidas truncadas por falta de posibilidades parécennos un espectáculo que de ningún xeito nos altera”.

Como dixo el mesmo: “esta mensaxe non é marxismo, senón Evanxeo puro”. Unha mensaxe que ten de ter eco permanente nas nosas comunidades cristiás. O contrario podería ser signo do que di o Papa: “Estámonos volvendo incapaces de compadecérmonos dos clamores dos outros, xa non choramos ante o drama dos demais”.

 

La Caracola

CON TODA LA TERNURA DE MI CORAZÓN
CRISTINA PLAZA, redactora de Eclesalia Informativo, eclesalia@eclesalia.net
MADRID.

ECLESALIA, 10/01/13.- Hemos tenido la suerte de que nuestras hijas acudan a una escuela infantil cercana con un equipo humano valiosísimo. En ella las peques se encuentran como en casa, en un ambiente familiar, con educadores cariñosos y atentos, convencidos de que su labor es educar, no solo “guardar” niños y ocuparse de su aseo, creativos, con iniciativa y trabajando en equipo, por algo son una pequeña cooperativa. Las familias dejamos a nuestros hijos e hijas en la escuela sabiendo que van a recibir atención y cariño, con gran confianza y admiración hacia los educadores.

Hay distintos colores de piel, distintas creencias, distintas configuraciones familiares, distintos idiomas, distintos orígenes, distintas economías familiares… Y en esa diversidad todos los niños se perciben iguales, sin saber quién tiene más y quién tiene menos en su casa.

En estos tiempos de crisis por primera vez el equipo educativo nos ha llamado a las personas que dedicamos parte de nuestro tiempo a estar en la asociación de padres y madres para pedirnos ayuda. Y así hemos descubierto que algunas familias tienen graves problemas que combinan varios elementos tales como trabajo precario, paro, prestaciones económicas por desempleo o por ayudas familiares o ningún ingreso, amenazas de desahucio, ausencia de apoyo familiar, malos tratos, familias numerosas, familias monoparentales… Un cúmulo de necesidades que no reciben respuesta desde la Administración y que les están ahogando.

Se me ha encogido el corazón cuando nos han contado las situaciones de los más críticos. Los educadores tratan con delicadeza y cariño a todos los niños y asumen los gastos de la mensualidad, los pañales, los productos de aseo… pagando de su bolsillo las cuotas de aquellas familias que no tienen dinero. Su solidaridad ha permitido mantener a todos los niños escolarizados, que ninguno haya tenido que irse por no poder asumir los pagos porque saben que en algunos casos en su casa estarán peor, sin calefacción porque no pueden pagar los recibos, sin apenas comer porque no hay dinero, entre peleas familiares porque no hay trabajo… Gracias a su generosidad pueden ir a la escuela, comer y llevarse a casa la cena (ya que en cocina siempre les preparan algo).

Nos han contado todo esto cuando nos hemos juntado para ver cómo repartíamos la pequeña cantidad de dinero del bote solidario que pusimos en la fiesta de Navidad, cuando un grupo de papás y mamás preparamos una obra de teatro para los niños y familias. Nos han pedido destinar el dinero a pagar cuotas de comedor pero apenas llega… Nos hemos llevado como tarea pensar qué acciones podríamos realizar para recaudar dinero y poder ir pagando cuotas de comedor de aquí a final de curso, confiando en que haya familias que mejoren su situación y puedan pagarla, sabiendo que habrá familias que empeoren y necesitarán ayudan. Son bienvenidas todas las buenas ideas.

En mí bullen sentimientos intensos: admiración hacia los educadores y educadoras que, si hasta ahora eran admirables por el trabajo que desempeñaban con nuestros niños, ahora me resultan más admirables porque son capaces de cuidarlos asumiendo los gastos que no pueden pagar algunas familias con discreción y cariño. La pobreza muestra uno de sus rostros, esta vez junto a mis hijas pequeñas. Estas situaciones se dan en muchos lugares a los que nos acercan los medios de comunicación, la famosa crisis se ceba con los que menos tienen; descubrir sus efectos en rostros infantiles me conmueve aún más.

Desde el Evangelio Jesús nos invita a estar con los pobres, los necesitados… y yo hoy los he descubierto en un sitio inesperado, en una escuela infantil donde los niños son queridos y cuidados y no viven los problemas que los mayores tenemos entre manos, en un lugar donde he experimentado la Buena Nueva: Jesús se ha hecho niño y me invita a cuidarle con toda la ternura de mi corazón. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

.

.

.

.

.

.

.