Posts etiquetados ‘Igualdad’

María Magdalena 1120BANDERA DE IGUALDAD
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 19/07/17.-

Amigas y amigos: Aprovechando la cercanía de la fiesta de María Magdalena, proponemos un par de artículos muy interesantes de Xabier Pikaza y Juan José Tamayo para reflexionar en torno a esta destacada discípula de Jesús. Aunque la historia la haya marginado, aún podemos rescatar su figura y proponerla como bandera de igualdad.

En el Tablón de anuncios actualizamos las fechas y el lugar de las actividades de Espiritualidad Integradora.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mateo 13, 44-52. Se parece el reino de Dios a un tesoro escondido en el campo… al comerciante que encontró una perla de gran valor…

Vicente Martínez: Vivir el Evangelio. Como hizo Jesús, nuestra vida debe estar presente en cualquier tarea humana y en cualquier lugar donde haya que dar testimonio o se forje el futuro de la sociedad en que vivimos.

José Luis Sicre: Parábolas para tiempo de crisis (final). Las parábolas del tesoro y la perla responden a la pregunta que puede seguir rondando en la cabeza de los seguidores de Jesús es si todo esto vale la pena.

Fray Marcos: El verdadero tesoro está ya en tu campo. No podrás disfrutar de él si no lo descubres; y no lo descubrirás si lo buscas fuera de ti.

José Antonio Pagola: La decisión más importante. La Iglesia no puede renovarse desde su raíz si no descubre el «tesoro» del reino de Dios.

Carmen Soto: El Reino de Dios es Dios… El Reino de Dios no es un lugar de poder, es una experiencia que nos provoca a salir de nosotros/as.

Artículos seleccionados para la semana

Xabier Pikaza: Jesús resucitó en el amor de María Magdalena. La figura de María Magdalena fue muy importante en la iglesia, de manera que podemos verla como iniciadora “real” del movimiento cristiano.

Juan José Tamayo: María Magdalena y Virginia Woolf, pioneras de igualdad. Es necesario recuperar su figura en nuestro momento histórico para contribuir en la lucha contra la discriminación de género, etnia, clase, sexualidad, religión, procedencia geográfica, etc.

Antonio Aradillas: ¿Qué pasa con los obispos? ¿Son todos ellos de verdad sucesores de los Apóstoles, habiendo sido estos tan solo una docena?

Marco A. Velásquez: Ecumenismo del odio: contra el “impulso restauracionista”. Opuesto al del Papa, “en la línea de la inclusión, la paz y la fraternidad”.

José Antonio Pagola: Todavía hay cristianos que añoran una Iglesia poderosa, que imponga su religión. Dios no actúa imponiéndose desde fuera. Humaniza el mundo atrayendo las conciencias de sus hijos “Al cristianismo le ha hecho mucho daño el triunfalismo y la sed de poder”.

Gustavo Valls: Creo en Jesús. Creo en Jesús porque mi deseo es creer en Dios como Jesús creía en Dios.

Enrique Martínez Lozano: La ciencia es sabiduría; los científicos a veces son dogmáticos (III). El reconocimiento de la apertura ilimitada de lo real no puede servir de pretexto para la irracionalidad.

Leandro Sequeiros: Comprender y hablar de Dios desde el budismo (II). El dualismo cristiano ha exagerado tanto la diferencia entre Dios y el mundo que ya no puede mostrar que realmente los dos forman una unidad. El budismo puede ayudarnos.

Noticias de alcance. El Papa anima a la monja que saca a transexuales de la prostitución.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

1 Reyes 3, 5-12. Salomón solo le pide a Dios un corazón para discernir entre el bien y el mal… en vez de pedir larga vida, riquezas…

Romanos 8, 28-30. Dios llama, cuenta con nosotros para la misión, para el Reino.

Florentino Ulibarri: Encuentro sorprendente. Y ahora que vivo así, huérfano de propiedades, sin redes, sin cadenas, sin paredes… es cuando más rico me encuentro y más libre me siento.

Vicky Irigaray: Proclamar tu Reino. El tesoro y la perla hacen referencia al Reino de Dios. Jesús busca provocarnos, interpelarnos y nos invita a tomar postura.

Anáfora: Felicidad. Disfrutemos la vida plenamente, cualquier renuncia ha de ser por algo mejor.

Monjas Benedictinas de Montserrat. 17º domingo de Tiempo Ordinario.

Material multimedia

El final de la búsqueda. Por Jeff Foster. ¿Hay alguien ahí que vea, escuche y sienta la VIDA?

Si no hay mañana… Disfrutemos de toda la belleza que nos rodea y seamos agradecidos… ¡¡¡por VIVIR!!!

Salomé Arricibita: Dame un corazón. Dame un corazón que ilumine la razón y que no se vende los ojos, sino que se ponga en lugar del otro.

En el silencio. Por Lola Montes. En el silencio, dame Tu Presencia y regálame Tu Paz. Presentación Lenin Cárdenas.

Equipo Quiero Ver. 17º domingo de Tiempo Ordinario.

La sonrisa. Así como la sonrisa transforma nuestra persona, el Reino de Dios, transforma nuestra alma.

 

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo

Fe Adulta es un portal 100% independiente. No recibimos subvenciones de ningún colectivo. Se financia con las generosas aportaciones de los lectores. Tampoco tenemos cuotas fijas. Con la frecuencia que cada persona estima necesaria, recibimos ingresos y publicamos tanto las entradas como los gastos, con total transparencia. Las cuentas de la Asociación Fe Adulta se pueden ver en el enlace de la suma de todos. También se sostiene el portal con la compra de libros y con las aportaciones a la Escuela, cuyos números pueden verse en la EFFA en cifras.

Anuncios

980343EMPODERAMIENTO FEMENINO
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 08/03/17.- Amigas y amigos: Un año más, en torno al 8 de Marzo, nos paramos a pensar si la sociedad valora por igual a hombres y mujeres. La violencia de género, la ablación o la marginación en las funciones religiosas son los exponentes más significativos de esta injusta situación. Pero las soluciones serán parches mientras no hagamos causa común; Y todos juntos, hombres y mujeres, pongamos nuestro empeño en revertir esta inercia.

Lo primero es darnos cuenta, tener esa piel fina para detectar esos maltratos. Perdonadme que ponga un pequeño ejemplo, pero muy gráfico, del lenguaje soez. Lo bueno y lo máximo siempre tiene connotaciones de virilidad, mientras que lo malo es un “coñazo”. Hay veces que repetimos el patrón aprendido sin pensarlo. Hasta las mismas mujeres tienen a veces un bajo concepto de sí mismas: inseguridades para hablar en público o dar la propia opinión; tópicos como que “el hombre es más noble y la mujer más rebuscada” o el de “los peores jefes son las mujeres”; etc. Y cuando percibamos estas actitudes, corregir la expresión o dar ánimo a esa mujer que no se valora lo suficiente. Gesto a gesto, paso a paso, ese es el camino.

En medio de una sociedad más patriarcal que la nuestra, Jesús procuró el empoderamiento femenino de sus discípulas. María Magdalena fue muy importante en los primeros años del cristianismo y representó una amenaza para el poder de algunos discípulos según se deduce de algunos textos apócrifos. ¿Y cómo la descalificaron? Pues de una manera bastante machista… diciendo que fue prostituta sin ningún fundamento histórico.

Y en la Escuela podéis escuchar la segunda parte de la charla de la teóloga Margarita Pintos: Una vida compasiva (II). Tras la exposición de los restantes puntos del camino hacia la compasión, se da paso a un interesante debate acerca de la Cruz y una reivindicación de los valores más propiamente femeninos.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mt 17, 1-9. Seis días después se llevó Jesús a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y subió con ellos a un monte alto y apartado.

Vicente Martínez: Salir de su tierra. Abrahán sale mirando lejos, respondiendo a la llamada de un Dios que nos ilumina y con la vista puesta en el futuro, aunque sin dejar de atender las necesidades del presente.

José Luis Sicre: Por la renuncia al triunfo. Es el tema común a las tres lecturas de este domingo.

Fray Marcos: Lo divino en Jesús no puede verse ni oírse. Su verdadero Ser, y el nuestro, no pueden ser percibidos ni por los sentidos ni por la razón.

José Antonio Pagola: Escuchar a Jesús. La voz dice estas palabras: «Este es mi Hijo, en quien me complazco. Escuchadlo».

Inma Eibe: Escuchadle. “Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco, escuchadle”. Estas palabras de Dios nos invitan a escuchar sólo a Jesús. En medio de nuestro camino cuaresmal se nos da la clave para seguir avanzando.

Artículos seleccionados para la semana

Iñigo García Blanco: 8 de marzo (y cada día es 8 de marzo). No es posible que sigan perviviendo las diferentes manifestaciones de violencia y control contra las mujeres; necesitamos rescatar la dignidad.

Enrique Martínez Lozano: Sentimientos y crecimiento personal (III). El trabajo psicológico adecuado consiste en aprender a conjugar ajustadamente razón y emoción.

José Arregi: El autobús ultracatólico. El odio es asesino, pero la prohibición a menudo no consigue sino darle aliento.

Gabriel Mª Otalora: Ante la Cuaresma. La Cuaresma de hoy es más que nunca tiempo de cambio esperanzado así como una oportunidad para aflorar las contradicciones y repensarlas a la luz del evangelio.

José María Castillo: Las resistencias al Papa vienen de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Es cuestión de poder. Se sabe que hay cardenales y obispos que no ocultan su resistencia al papa Francisco. Pero esta resistencia no es por motivos de fe.

Miembros de la Iglesia católica colombiana piden perdón por la participación en la violencia. Recogida de firmas para pedir perdón y avanzar en el proceso de Paz de Colombia.

Rogelio Cárdenas: Vivir desde dentro Desde la sincera necesidad de vivir plenamente.

Miguel Ángel Mesa: Bienvenida. Renacer bajo la transparencia del agua, brindar solidaridad y ternura, dejarme conmover, seguir caminando, ser más humano.

Noticias de alcance. The New York Times elogia al Papa como “constructor de puentes en una época de construcción de muros”.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Génesis 12, 1-4. Sal de tu tierra y de la casa de tu padre, hacia la tierra que te mostraré.

2 Timoteo 1, 8-10. Toma parte en los duros trabajos del Evangelio, según las fuerzas que Dios te dé.

Florentino Ulibarri: Lugares de encuentro, Tabores gratuitos. Las cosas sencillas de siempre, y las sorpresas, Tabores cotidianos, Tabores muy humanos… para encontrarte y encontrarnos en el camino…

Vicky Irigaray: Escucharte y seguirte. Los cristianos tenemos que afrontar la realidad, sin refugiarnos en la montaña de nuestras experiencias espirituales.

Anáfora: Liderazgo de Jesús. Jesús es el abanderado del cristianismo y patrimonio de toda la humanidad.

Monjas Benedictinas de Montserrat. II domingo de Cuaresma.

Material multimedia

La meditación: el éxito de ser uno mismo. Por Antonio Jorge Larruy. Estar conectados con nuestra propia naturaleza, con nuestro fondo, nos llena desde dentro y nos hace irradiar plenitud.

Nuestra casa es el mundo ¡¡¡Alumbremos con nuestra vida al mundo!!! Queda mucho por hacer. Letra y música Óscar Santos. Presentación Lenin Cárdenas.

Teresa Nécega y Salomé Arricibita: Sé Tú Señor mi riqueza. Sé Tú Señor mi riqueza, mi refugio y fortaleza.

Hasta los 50 respiré, ahora además, vivo. Por Shatzi Bachmann. Me doblé como un junco, pero me volví a levantar, porque no importa la edad, para elegir ser feliz.

Equipo Quiero Ver: El encuentro. Como deteniendo el tiempo, nos invita a un lugar especial, sereno, acogedor, inspirador. En el silencio nos habla. “Escucha”.

Día de la mujer trabajadora. Las injusticias, la violencia y el desamor, se empiezan creando desde la educación recibida en la infancia, ¿vamos a hacer algo?

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo

eclesalia@eclesalia.net

c6lxqc2wgaasam88 DE MARZO (y cada día es 8 de marzo)
IÑIGO GARCÍA BLANCO, Hermano Marista, i_garciablanco@maristasiberica.es
MADRID.

Resuena el eco de eliminar todos y cada uno de los obstáculos

a la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres;

esto es, devolverles su palabra, su decidida creatividad, su danza.

No es posible que siga perviviendo

las diferentes manifestaciones de violencia y control contra las mujeres;

necesitamos rescatar la dignidad

y crear puentes para la igualdad de oportunidades,

donde todos ganamos en nuevos horizontes y desafiantes encuentros.

Necesitamos garantizar el acceso igualitario

a la educación y la atención sanitaria, por ellas, por ellos,

porque son las palancas del cambio y velan por la frágil y única salud.

Fomentemos la independencia (no solo la autonomía) económica de las mujeres

y coloquémoslas en el centro del desarrollo sostenible.

Grandes emprendedoras, fortalecidas en sus ensayos

como tantas otras empresas narradas en la historia de la (r)evolución social.

Desarrollemos al máximo el potencial de las niñas y las mujeres

como tomadoras de decisiones y constructoras de paz.

Bien saben de la necesaria mediación para acercar posturas,

para manejar (des)encuentros

y que prime la posibilidad

de un nuevo ensayo para la convivencia.

Hoy 8 de marzo (y cada día es 8 de marzo),

estamos proclamando el derecho de la humanidad,

de no olvidarnos que, en nuestra historia de cada día,

precisamos de tus narraciones,

de las mías, de las suyas, de un nosotros comunitario.

Todavía nos queda un largo camino.

Empoderando a la humanidad,

empoderando a las mujeres.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda

la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

La cuestión social

Publicado: 27 julio, 2016 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , , ,

interrogacic3b3nLA CUESTIÓN SOCIAL
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 27/07/16.- Amigas y amigos: Este domingo, las lecturas y el evangelio ponen sobre la mesa temas como la codicia o el verdadero lugar de los bienes materiales. En la misma línea, publicamos hoy una serie de artículos que reflexionan en torno a la cuestión política y social desde distintos puntos de vista.

También nos hacemos eco de un escrito de Juan José Tamayo, con ocasión de la pasada fiesta de María Magdalena, reivindicando su figura como pionera de la igualdad.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Lc 12, 13-21. Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.

Vicente Martínez: Cultura del ser y del dar. Un presupuesto clave y fundamental para generar la vivencia de relaciones justas entre todos los seres humanos. En proyección evangélica, lo que se nos demanda es un pasar de la cultura del saber y tener a la cultura del ser y dar.

José Luis Sicre: Dos sabios ante la riqueza. El domingo pasado, Lucas trataba un tema muy importante: la oración. Este domingo recoge otra cuestión capital de su evangelio: la actitud ante la riqueza.

Fray Marcos: Las seguridades son una trampa. Solo lo que des de ti mismo, te hará crecer en humanidad.

José Antonio Pagola: Desenmascarar la insensatez. El protagonista de la pequeña parábola del «rico insensato» es un terrateniente como aquellos que conoció Jesús en Galilea.

Carmen Soto: Ricos y ricas para Dios. Vivirse sostenidas/os en el amor y la bondad de Dios es la mayor riqueza, no solo como experiencia espiritual, sino como base desde donde construir ese otro mundo posible con el que Dios sueña, un mundo en igualdad, justicia y libertad.

Artículos seleccionados para la semana

Koldo Aldai: Dos humanidades. Si todos queremos ser los primeros, no habrá sitio para los últimos en este gran hogar planetario.

Leonardo Boff: Volver al primer artículo de la Constitución. Promover el bien de todos, sin prejuicios de origen, raza, sexo, color, edad o cualquier otra forma de discriminación.

José M. Castillo: Necesitamos un gobierno estable ya. Nuestro futuro no está en poner gobernantes que nos sometan, sino en recuperar la libertad que nos robaron haciéndonos pensar que somos más libres que nunca.

Pedro Aranda: Hacia una conciencia de vida humana: Los derechos y deberes se exigen, no se mendigan. Aunque hay destellos que insuflan esperanzas, el alud depredador del planeta avanza y avanza.

Frei Betto: La crisis no es un accidente del camino. Es la esencia del camino. Ante las crisis, la espiritualidad es la fuerza interior, cultivada en la oración o en la meditación, que nos mantiene vivos.

Enrique Martínez Lozano: Cuando caen las creencias: ¿Vacío o liberación? (IV). Ahora bien, para superar el hechizo mental –que conduce a absolutizar lo que la mente puede percibir–, necesitamos salir del primer engaño.

Juan José Tamayo: María Magdalena, pionera de la igualdad. Toca bajar a María de Nazaret del pedestal para devolverle su verdadera identidad como hermana nuestra y recuperar el protagonismo de María Magdalena como pionera de la igualdad.

El confidencial: El Papa pide a las monjas de clausura más formación y que no “recluten” extranjeras. El Vaticano ha publicado este viernes la nueva Constitución que regula la vida de las monjas que se dedican a la contemplación.

Noticias de alcance. Blázquez: “Deseamos una Europa de hombres libres y solidarios; Dios bendice la hospitalidad”.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Eclesiastés 1, 2 y 2, 21-23. Vaciedad sin sentido, dice el predicador, vaciedad sin sentido, todo es vaciedad.

Colosenses 3, 1-5 y 9-11. Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios.

Florentino Ulibarri: Corazones y corazones. Unos son como castillos o como ciudades inexpugnables, que todo lo guardan hasta que envejecen. Otros son praderas, casas solariegas, donde todo nace, florece y fructifica.

Vicky Irigaray: Corazón solidario con todos. El evangelio de hoy coloca el valor del dinero en la perspectiva correcta, al servicio de la vida humana.

Anáfora: Austeridad. Queremos imitar a Jesús, seguir sus enseñanzas, que nos invitan a la austeridad personal. Envíanos tu espíritu, líbranos de la esclavitud del dinero, que aprendamos a repartirlo y a emplearlo en hacer felices a los demás.

Monjas Benedictinas de Montserrat. Domingo 18 del Tiempo Ordinario.

Material multimedia

Hermosa reflexión docente. La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo.

En tu regazo. Señor guárdame en tu Amor, en el silencio, en tu presencia, permíteme sentir tu abrazo. Presentación de Oihane de Carlos. Canción de Salomé Arricibita.

Teresa Nécega y Salomé Arricibita: Se tú mi riqueza. Regálame mirada de misericordia y ternura para construir tu Reino, tu Reino de justicia y desmesura.

Deja que decida tu amor… porque ni tú ni yo somos perfectos, hemos venido a aprender.

Equipo Quiero Ver: ¿Infeliz el que no tenga? Fantasías impuestas y experiencias prefabricadas que creemos satisfacer por medio del consumo nos llevan a un juego peligroso en el que nos movemos con torpeza; desconcertados y con dificultad para ver el camino de la vida verdadera.

La sabiduría del silencio interno. Aprender a hablar, aprender a vivir, de otra manera, con la serenidad que da el silencio, sin darle al ego la oportunidad de imponerse.

En la Escuela EFFA seguimos facilitando el enlace al Temario donde se encuentran la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Un abrazo,

Inma Calvo

Ser padre hoy

Publicado: 18 marzo, 2016 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

mujer y hombreSER PADRE HOY
MIGUEL ESQUIROL VIVES, esquirolrios@gmail.com
COCHABAMBA (BOLIVIA).

ECLESALIA, 18/03/16.- Toda convicción de superioridad ha tenido efectos destructivos para la historia humana. Hitler con la superioridad de la raza aria llevó a las cámaras de gas a 6 millones de judíos. La superioridad de la raza blanca propició la esclavitud y la exportación de millones de hombres de raza negra del continente africano al nuevo continente. Hoy es todavía causa de racismo ante razas menos blancas en nuestro propio medio, así como del desprecio de otros idiomas, otras religiones y otras culturas.

La superioridad del cristianismo frente a las otras religiones ha producido la desaparición de culturas tan dignas de respeto como las del continente americano, tanto del hemisferio norte como del hemisferio sur, legitimando la evangelización en concubinato con la violencia, el adoctrinamiento con el comercio y la expolición, la cruz y la espada.

Rosemary Ruether, que ha escrito sobre el tema y sobre los efectos destructivos que ha tenido sobre las mujeres la superioridad del cristianismo defendido durante tanto tiempo por el sistema y las ideas patriarcales de la iglesia tradicional, dice: El complejo de superioridad cristiano ayudó y santificó al imperialismo y la explotación de lo que hoy llamamos Tercer Mundo. Todavía vemos signos de esa pretendida superioridad en la prohibición del sacerdocio para las mujeres en la iglesia católica, por ejemplo.

Pero en la fiesta del día del padre no es posible dejar de hablar de la pretendida superioridad del varón sobre la mujer, que produce hoy todavía ese machismo violento y autoritario muy lejos de una relación humana verdadera. Superioridad avalada por textos bíblicos, pero muy en contra de todo el comportamiento y mensaje de Jesús, sobre todo en su relación con las mujeres.

Pero también es cierto que se ha dado un cambio en la manera de ser padre y varón en nuestro tiempo, que quizás muchos padres todavía no nos hemos dado cuenta. Y es que estamos pasando de una figura tradicional, patriarcal, autoritaria, vertical, asimétrica a una figura moderna, igualitaria, simétrica, que coincide con un nuevo concepto de masculinidad, con una nueva sensibilidad, con una nueva manera de participar en la crianza de los hijos e hijas y con un renacer de la vivencia del instinto paterno, que antes se creía no existente ya que parecía que sólo existía el instinto materno.

“Por ello en la cultura moderna han aparecido las parejas basadas en la relación simétrica, donde el diálogo o la constante negociación es una práctica cotidiana, especialmente sobre las responsabilidades domésticas y sociales y en el cuidado y la crianza de los hijos. Esto ha generado que los padres inviertan más tiempo en sus hijos y que experimenten, por lo tanto, nuevos sentimientos y responsabilidades paternas, que las últimas generaciones no conocieron.” Dr. Raúl Medina Centeno de la Universidad de Cambridge, Inglaterra.

A ello le ha precedido el cambio de comportamiento de las mujeres, su integración al mundo del trabajo, al mundo universitario y profesional, a sus luchas, al uso de anticonceptivos, a la decisión de tener pocos hijos, a ser las responsables de su propio cuerpo o a la avanzada edad de las madres, en comparación de tiempos pasados, Hoy en un proceso similar, lento pero seguro, en nuestros países y que nos irá abriendo el camino para nuevas formas de ser padre en este siglo XXI (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

mujer Siro LópezA VOSOTRAS, MUJERES
JUAN ZAPATERO BALLESTEROS, sacerdote, zapatero_j@yahoo.es
SANT FELIU DE LLOBREGAT (BARCELONA).

ECLESALIA, 11/03/16.- Me da lo mismo si sois o no oficialmente trabajadoras, pues estoy demasiado acostumbrado a tantos trapicheos y mentiras ocultas como para pensar solamente en las que figuráis en un sector tan concreto y específico como puede ser el Ministerio de Trabajo, las Oficinas de Empleo o cualquier otro que se le pudiere parecer o con el que pudiera estar relacionado.

Sí, es a todas vosotras, mujeres, a quien quiero dirigirme sin ningún tipo de excepción, y, dado que hubiera que hacerla en algún caso, no seré yo quien la haga, pues, además de no tener motivos concretos, no me siento autorizado ni capaz para que así sea, pues pudiera correr el riesgo de equivocarme debido a posibles prejuicios.

A vosotras, mujeres, que en tantos lugares del mundo continuáis siendo un objeto o poco más, debido a que las leyes no os consideran que seáis sujeto de ningún tipo de derecho, la cual cosa el sexo masculino lo concibe como algo lógico y normal.

A vosotras, mujeres, que, aunque pueda parecer paradójico, todavía no tenéis el derecho tan fundamental y natural de decidir con quién queréis compartir vuestra vida, puesto que esa es una decisión que solamente la puede tomar el padre o el clan al cual pertenecéis.

A vosotras, mujeres, que, en los países avanzados, ya no digo en los que van a la zaga, continuáis siendo objeto de cuotas a la hora de desempeñar cargos públicos y sociales.

A vosotras, mujeres, que se os ha usurpado el derecho que tenéis a decidir por vosotras mismas, no solo en vuestras vidas personales, sino en otros muchos campos y parcelas, porque se os considera inferiores, de segundo rango o que no estáis suficientemente capacitadas.

A vosotras, mujeres, que sois consideradas como sexo débil por parte precisamente de quienes siguen pensando que es la fuerza física y el poder los únicos y verdaderos atributos de la fortaleza.

A vosotras, mujeres, muchas de las cuales sufrís en silencio vejaciones y humillaciones por parte de vuestras parejas, llegando en algunos casos a experimentar el desenlace trágico de la muerte.

A vosotras, mujeres, que sois no solamente vistas sino utilizadas por tantos y tantos hombres como objetos de un deseo puramente sexual, llegando a ser en muchos casos una mercancía, cuyo precio lo tasan precisamente dichos hombres basándose exclusivamente en vuestra apariencia externa.

A vosotras, mujeres, muchas de las cuales continuáis padeciendo doble discriminación; la familiar, por una parte, pues además de desempeñar vuestra profesión, el trabajo de la casa continúa recayendo en su gran mayoría sobre vuestras espaldas. Mientras, por otra, la laboral, es decir, a igual trabajo desempeñado que el hombre, el sueldo no está en muchos casos al mismo nivel.

A vosotras, mujeres, discriminadas por la mayor parte de religiones, posiblemente porque los dioses de todas ellas continúan teniendo y gozando todavía de una apariencia y una visión exclusivamente masculina, gracias a que así lo han decidido unos hombres.

A vosotras, mujeres, las que os consideráis católicas, por padecer la exclusión al sacerdocio debido a la postura tozuda y rotunda de una jerarquía masculina que se empeña en atribuir dicha exclusión a la voluntad expresa del mismo Jesucristo.

A vosotras, mujeres, todo mi reconocimiento, mi respeto, mi cariño y todo cuanto podáis recibir de mi humilde persona. Pero sea cuanto fuere: para todas vosotras, hoy y siempre, ¡ahí va, de todo corazón! (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Mujer

Publicado: 7 marzo, 2016 en DENUNCIA / ANUNCIO
Etiquetas:, , , , , ,

dia_internacional_de_la_mujerMUJER
CARMEN ILABACA-HORMAZÁBAL, ccbilabaca@hotmail.com
CHILE.

ECLESALIA, 07/03/16.- Llegó a mi página de una red social una invitación para celebrar el Día de la Mujer el próximo martes 8, pero grande fue mi sorpresa al encontrarme con una invitación a participar a una fiesta “stripper” donde varones bailan a mujeres… yo no tengo nada en contra de eso, lo que sí me dolió fue que se hiciera para este grandioso día nuestro… es que ¿es mi sexualidad lo que realmente se celebra?

Obviamente no es así sino que celebramos la lucha femenina por nuestra participación igualitaria en el mundo del trabajo, la política y en la sociedad en general… ¡eso es!

Yo siempre me he sentido feliz de ser mujer, pero el entorno en que me desenvuelto me ha querido demostrar lo contrario…

Recuerdo que cuando por muchos años fui dirigenta sindical de una empresa transnacional… lloré mucho porque tenía que demostrarles que no era tonta, que era creíble, que mis compañeros de trabajo confiaban en mi labor… sufriendo muchas veces el escarnio varonil de los empresarios haciéndome sentir… ¡el qué hacía en ese puesto! ¡Esto es cosa de hombres!

Uf… lloré amargamente porque tenía que tratar de expresarles junto con nuestros deseos de una mejor calidad de vida como trabajadores que estaba donde me correspondía! Esto fue fuerte… doloroso al inicio… a través de los años siempre tuve el apoyo de mis compañeros de trabajo y el respeto forjado con mis lágrimas en silencio…

Recuerdo que en mi servicio pastoral como mujer de fe he tenido que demostrar que no soy una más dejada a la orilla del camino pastoral, sino que con la fortaleza en mi buen Jesús he podido avanzar en mi proceso y maduración de mi fe acompañando y ayudando a otras mujeres que pueden ser líderes en esta institución católica… en esta iglesia de hombres…

En una oportunidad, mientras participaba en un gran encuentro ecuménico en Brasil en un foro sobre la participación de la mujer en la iglesia, me dijo un sacerdote paraguayo, después de mi exposición, que yo estaba en el lugar equivocado que me cambiara de iglesia, que mi exposición no tenía validez pastoral. Cuando me tocó exponer nuevamente hice alusión a ese triste momento y recibí el aplauso de todo el auditorioum de más de 600 personas… igual cuando llegué a mi habitación… lloré en silencio.

Mis dolorosos recuerdos por el hecho de ser mujer solo me han dado a través de los años la paz de sentirme feliz y esperanzada que el mundo es mejor solo porque nosotras –las mujeres- somos un real aporte a la sociedad, primero, porque somos dadoras de vida, porque a través de nuestra leche materna los hijos ¡viven! Y, segundo, porque ante tanto tropiezo que nos hacen los poderosos a dejarnos fuera por el solo hecho de ser mujer… ¡más seguimos adelante!

Gracias a Dios estamos viviendo en otra época… donde las mujeres además de trabajar para llevar el sustento económico a nuestros hogares para proteger a nuestra familia también estamos siendo escuchadas… ha sido un camino largo y falta mucho aún para sentirnos en igualdad de derechos, pero ya alzamos la voz y nadie podrá acallarnos… nuestra fuerza de mujer está siendo notada en el mundo político, social y también eclesial.

Mis lágrimas ahora son públicas, por ejemplo, cuando veo a jóvenes mujeres haciendo suya su fuerza… cuando veo a mujeres que lavan, planchan, hacen pan amasado para sostener económicamente su destruido hogar, porque hay un hombre que ante la precariedad se rinde en el alcoholismo… Y también cuando veo a jóvenes mujeres que además de acompañar a sus hijos, sostener su hogar, estudian de noche a escondidas…

Tengo el recuerdo de una alumna que llegó con lentes obscuros a clases, siendo clases vespertinas… cuando le toqué el hombro, le pregunté: ¿Qué pasa? Y ella me respondió mirando el suelo: ¡nada! Le dije, por favor, que se quitase los lentes, y al hacerlo tenía un ojo amorotado… la abracé y llorando me dijo que su marido le había pegado porque no quería que ella estudiara, que no podía ser más que él y había roto todos sus textos y cuadernos. Hoy, Sandrita, es una bella y esforzada mujer que trabaja profesionalmente como secretaria. Terminó sus estudios, fue la mejor alumna de la promoción de hace años atrás, feliz junto a sus tres hijos. Me la encontré saliendo de la iglesia junto a ellos, le pregunté cómo estaba y me respondió: ¡Míreme! Ya nunca más he tenido que usar lentes para ocultar golpes. Al preguntarle por su marido, me dijo: Ya no está en casa, se fue… no soportó que yo ganara más dinero que él. Pero, en familia, estamos tranquilos, en paz, mis hijos estudiando y yo apoyándolos.

A las mujeres del mundo un abrazo de fuerza en este Día Internacional de la Mujer… ya los duros tiempos pasados de luchar por un mínimo reconocimiento pasaron, ahora solo hay que seguir luchando por el respeto y la dignidad.

Un abrazo a los hombres también, pues ellos nacieron en el vientre bendito de una mujer. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

trzech_kroli_czyli_warto_6726805IGLESIA, COMUNIDADES Y MINISTERIOS
Comunicado final del Congreso Internacional de Curas Católicos Casados
MOVIMIENTO INTERNACIONAL DE CURAS CASADOS
GUADARRAMA (MADRID).

ECLESALIA, 06/01/16.- Tras casi cuarenta años de recorrido compartido (7 congresos internacionales, 7 latinoamericanos y otros muchos nacionales), el Movimiento internacional de curas casados  en su actual configuración como Federación Latinoamericana y Federación Europea, tras haberse reunido en un congreso en Guadarrama (Madrid, España), bajo el lema “Curas en unas comunidades adultas”, hemos decidido hacer público este comunicado.

A todo el Pueblo de Dios.

Acabamos de celebrar el 50º aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II y las esperanzas y compromisos sembrados por aquel acontecimiento histórico nos han animado a ofrecer una vez más nuestra experiencia y nuestra reflexión como movimiento eclesial y como  integrantes de la comunidad universal de creyentes en Jesús de Nazaret.

En nuestro origen está la reivindicación de un celibato opcional para los curas de la Iglesia católica de Occidente: libertad que debería ser reconocida y respetada no sólo por ser un derecho humano, sino también porque la opcionalidad (y no la imposición) es más fiel al mensaje liberador de Jesús y a la práctica milenaria de las iglesias, así como por estar íntimamente relacionado con el derecho de las comunidades a tener servidores dedicados a su atención, hoy insuficientemente satisfecho.

Pero nuestro recorrido como colectivo ha ido ampliando esa perspectiva inicial -centrada en torno al celibato- para aspirar y avanzar hacia un modelo de cura no clerical y un tipo de iglesia no asentada férreamente sobre un cura exclusivamente varón, célibe y clérigo.

Durante esos largos años, quienes hoy hacemos este comunicado, hemos estado integrados y comprometidos, con sencillez  y fidelidad, en muchos grupos comunitarios, buscando sentido cristiano a nuestras vidas y ayudando a quienes nos hemos encontrado, a descubrir su dignidad como seres humanos y como hijos de nuestro Padre-Madre Dios.

Desde esos compromisos, nos atrevemos a decir:

1º.-  Estamos convencidos -y en ello coincidimos con otras comunidades y movimientos de iglesia, parroquiales y no parroquiales- de que el modelo de cristianismo mayoritariamente imperante está desfasado; y lejos de ayudar a la implantación del Reinado de Dios y su justicia, es con frecuencia un obstáculo para la vivencia de los valores evangélicos. Un nuevo tipo de iglesia y de comunidades es urgente para poder aportar algo válido frente a los retos que el ser humano tiene planteados hoy.

2º.- El eje de este nuevo modelo de iglesia debe ser la comunidad, la vida comunitaria de los creyentes en Jesús. Sin esos grupos vivos que comparten su vida y su fe, que intentan descubrir el Reinado de Dios y vivirlo, no hay iglesia. Y no podemos ignorar que las estructuras parroquiales en  un gran porcentaje  son dispensarios de  servicios religiosos y cultuales más que comunidades vivas.

3º.- Para la renovación de la Iglesia y de las comunidades de creyentes hacia un modelo activamente comunitario de asamblea del Pueblo de Dios, es preciso un cambio estructural; no suficientes los meros esfuerzos personales. Hay una inercia de siglos (Estado Vaticano, curias, leyes, tradiciones…) que actúa como un peso muerto y dificulta cualquier reforma progresiva.

4º.-  Nuestro recorrido nos ha hecho experimentar y comprender que el motor  de esa transformación se encuentra en el interior de las mismas comunidades: solamente unas comunidades adultas, maduras, pueden llevar a cabo esa transformación estructural necesaria y urgente. La estructura actual -preferentemente centrada en la parroquia y el culto- no tiende sino a perpetuar el inmovilismo y a adoptar cambios de forma sin ir al fondo.

5º.-  También hemos comprendido y experimentado que los curas –sean célibes o no: no es esa la cuestión principal- no pueden seguir concentrando todo en sus personas y pretender asumir todas las tareas y responsabilidades. Su misma identidad y la calidad de su servicio imponen una evolución hacia una mayor participación y hacia un pluralismo de modelos en función y en dependencia de las comunidades concretas.

6º.-  Esas comunidades adultas existen ya;  en ocasiones son ignoradas o perseguidas; pero es necesario incentivarlas. Son pequeños grupos de dimensiones reducidas, donde sus componentes se conocen, comparten, viven la igualdad, la corresponsabilidad, la fraternidad y sororidad. Tenemos que seguir luchando por ese estilo de comunidades, perfectamente aceptables dentro de la pluralidad de modelos eclesiales.

7º.- Esa adultez y mayoría de edad les permite adaptarse a las exigencias culturales de nuestro mundo cambiante, vivir y formular la fe de forma y en lenguaje comprensibles  y organizarse desde dentro según sus necesidades. Esas comunidades son libres y ejercen la libertad de los hijos e hijas de Dios; no viven ancladas en el pasado. Su referencia no es la obediencia, sino la creatividad desde la fe. Y desde ahí, pueden ser entendidas en nuestras sociedades.

8º.- Desde esta óptica, resulta cada vez más contradictoria e injusta la situación de las mujeres: mayoritariamente presentes en la vida eclesial, pero apartadas tradicionalmente de las tareas de estudio, responsabilidad y  gobierno. No existe ningún fundamento para mantener esta discriminación, que además supone la pérdida de un potencial humano irremplazable. Se puede razonablemente esperar al mismo tiempo que su presencia cambiará las estructuras de animación y de gobierno a mejores, más justas y más equilibradas.

9º.- Y, finalmente, es preciso reconocer a estas comunidades el derecho a elegir y encomendar las tareas, servicios y ministerios a las personas que consideren más preparadas y adecuadas para cada tarea, sin distinción de sexo ni de estado. Que puedan de esta forma  llegar a  ser comunidades abiertas, inclusivas, desde la pluralidad y el respeto mutuo.

Hemos encontrado y participamos en comunidades de este tipo. No son una quimera sino una realidad a pesar de sus deficiencias y dificultades. Y estamos decididos a seguir luchando para que cada día sean más numerosas y auténticas.

Este camino no es sencillo. Somos conscientes de que los compromisos que asumimos, pueden crear problemas: en ocasiones bordeamos la ilegalidad, aunque no por capricho o arbitrariedad y sabemos que, con frecuencia, la vida va muy por delante de la normativa legal y que el Espíritu no está sometido a leyes.

Los retos actuales nos exigen abrir caminos de diálogo y encuentro y en esos campos tan necesitados de cambio, ser creativos, asumir el protagonismo de las comunidades y hacer así realidad aquellas intuiciones y declaraciones del Vaticano II (vida fraterna, solidaria, ecuménica, comprometida por la paz y la justicia con todos los hombres y mujeres de buena voluntad…) que tanta ilusión despertaron, que fueron arrinconadas como peligrosas y que hoy, con la llegada del papa Francisco, han cobrado actualidad y recuperado su carta de ciudadanía en nuestra Iglesia.

Invitamos a todos los creyentes en Jesús a ser valientes y adentrarse en estas sendas de creatividad, adultez y libertad, para hacer cada día más real el Evangelio de la misericordia y de la responsabilidad ante los seres humanos y ante nuestra Madre Tierra.

6 de enero de 2016.

No negarás justicia al pobrePOR UNA POLÍTICA SOCIAL, JUSTA Y HUMANITARIA
GRUP DE SEGLARS I RECTORS DEL DISSABTE*, juliociges@gmail.com
VALENCIA.

ECLESALIA, 09/12/15.- Ante las próximas elecciones al Gobierno del Estado, los miembros del “Grup de Seglars i Rectors del Dissabte” queremos compartir con la ciudadanía nuestras preocupaciones y nuestro discernimiento.

Desde la fe cristiana denunciamos todo lo injusto, inhumano y despersonalizador y apoyamos todo lo que favorece una sociedad justa, democrática, libre, plural y participativa. Nos preocupan los retos que hemos de asumir en relación a la naturaleza y el medio ambiente, los cuales exigen un estilo de vida, producción y consumo más ecológico, que garantice la vida, la justicia y la paz para todo el mundo.

Sufrimos y nos rebelamos cuando las políticas aumentan la pobreza, desprecian la vida, hacen crecer las desigualdades sociales y tratan al ser humano como fuerza fruta por intereses mercantilistas.

Decimos no a las políticas que producen marginación en muchos sectores sociales, frustran y destrozan la vida de muchas personas y familias y maltratan la identidad de los pueblos. Igualmente desaprobamos la tibieza con la que se ha tolerado la corrupción. Apelamos, pues, al poder del voto ciudadano para que acabe con los privilegios y corrija los excesos partidistas que nacen de intereses ocultos.

Las elecciones son una oportunidad que tenemos los pueblos libres para cambiar o reafirmar el rumbo político que gobierna nuestras vidas. Para las del próximo día 20 de diciembre se nos abre un abanico de propuestas. Apoyaremos electoralmente a los partidos y a las formaciones políticas que hagan suyas estas orientaciones:

  • Trabajar por dignificar la acción política y condenar todo tipo de corrupción de forma pública y transparente, efectiva y evidente, sin permitir utilizar la política para agradecer servicios o enriquecerse
  • Mostrar evidencia clara y concreta de optar por políticas que cuiden y hagan respetar el medio ambiente y frenen el cambio climático.
  • Implantar decididamente políticas que partan de la gente pobre o desfavorecida. Que hagan realidad el derecho al trabajo, la vivienda, la salud y la educación, a tener un sueldo vital de subsistencia. Que prioricen el empleo en condiciones dignas y justas. Igualmente implementar políticas sociales en favor de la igualdad de oportunidades y de las personas dependientes, paradas de larga duración y jóvenes que no hayan podido acceder al mercado laboral.
  • Combatir toda discriminación, eliminar el vacío legal de los seres humanos “sin papeles”, suprimir los CIEs, evitar enfrentamientos étnicos y religiosos y defender los valores que humanizan la sociedad.
  • Practicar la laicidad, la hospitalidad hacia las personas refugiadas o migrantes, la no-violencia en las relaciones internacionales y el control de los gastos militares.
  • Reconocer la riqueza de nuestra sociedad como conjunto de pueblos y naciones, favorecer las diversas lenguas y culturas específicas, respetar el derecho a decidir su futuro y procurar ser vehículo de expresión de la pluralidad cultural y religiosa.

Estas son las cuestiones que, desde nuestra perspectiva cristiana, consideramos prioritarias y decisivas en el discernimiento del voto.

València, 5 de diciembre de 2015

*Firmado por Honari Pascual, Vicent Estarlich. Mar Seguí, Julio Ciges, Sacramento Marí, Vicent Ruix, José Amparo Real, Joan Almela, Antonio Garay, Margaret Mayans, Ximo García Roca, Josep Antoni Comes, y 30 firmas más.

Grace CathedralANTÍDOTO A LA MISOGINIA Y A LA VIOLENCIA DE GÉNERO
MAGDALENA BENNASAR, espiritualidadcym@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 22/07/15.- En la celebración de María Magdalena algo por dentro se alegra, ella me inspira. Me recuerda el “feeling” del tiempo de Adviento y sobre todo de Pentecostés. Y es que podríamos decir que ella fue una mujer de ambos tiempos, una mujer que nos ofrece una gran esperanza en todo tiempo y a la vez un modo de vivir la presencia del Espíritu de Jesús Resucitado con toda la fuerza y creatividad de su ser mujer y discípula hasta el mismísimo final.

¿Cómo se puede tener medio silenciada a la primera testigo de la Resurrección? Me atrevo abiertamente a afirmar que nuestra querida iglesia sería distinta si ella y sus discípulas y discípulos hubieran sido más respetados e integrados en los orígenes del movimiento de Jesús. Y como consecuencia también a lo largo de los tiempos. Y no menos ahora, con esa carencia de Eucaristías en tantos lugares, y de atención pastoral profunda. Mejor, carencia a que ellas puedan colaborar llevando el pan de la ¨vida y la presencia de Jesús” a tantos rincones del mundo. Y otros donde todavía tenemos esa oportunidad empezamos a estar muy cansados de misas express que celebra un pobre cura agobiado cuya dedicación casi exclusiva es ir de un sitio a otro, corriendo.

Por algo Jesús valoró tanto a María Magdalena. Por algo Jesús la amó tanto. Por algo la eligió y empoderó a seguir su obra. Este es un tema harto discutido. Simplemente constato que discutido pero no resuelto.

Constato una necesidad imperiosa de diálogo con los varones especialmente los ordenados para que mucho antes de que todo acabe de caerse y de que luego por falta de unos lleguen a poner a otras, mucho antes, es decir ya, aprendamos a colaborar y a compartir de tú a tú.

Constato mucho miedo a que la mujer forme parte integral de la pastoral y de la formación. Constato prejuicios y bastante ironía contra toda mujer teóloga o simplemente segura de sí misma en su colaboración; es rápida la acusación de feminista con un sabor degradante, como si una mujer que lucha por ser fiel a ofrecer lo recibido del Espíritu, tuviera que callarlo, algo así como esconderlo debajo del burka porque algunos, no pocos, se ponen nerviosos.

Constato, a la vez, un desconocimiento casi total de la mujer, de nuestro modo de ser, de nuestras capacidades y ello ocasiona miedo, a veces visceral, que puede rayar en misoginia.

Lo desconocido da miedo. Las mujeres cultas y de carácter no encuentran sitio en la “posada”. Sólo las dóciles, esas sí, para que hagan los servicios de las mesas. Ya me entendéis. O las que les dan la razón sin pensar, sólo porque viene de ellos. ¡Cómo duelen las calumnias cuando no te doblegas como un felpudo a los dictados de los que se creen ser poseedores del bien y del mal!

¿Podemos llamar violencia de género cuando se violentan las situaciones para que siempre sea el varón el que tenga la última palabra?

¿Podemos llamar violencia de género al actuar como si todo fuera propiedad del varón ordenado, privando a la comunidad de otros talentos y dones del Espíritu sólo porque están encarnados en cuerpo de mujer?

¿Podemos llamar violencia de género o misoginia al hecho continuado de mantener silenciada la actuación, vida, experiencias de discípulas a lo largo de los siglos, experiencias y predicaciones que ayudarían a la mitad de la humanidad, pero que por ser mujeres, en el siglo XXI siguen manteniéndose fuera, lejos y bajo sospecha?

Hablo por experiencia propia y ajena. Podría contar muchas situaciones que en cualquier otro ámbito no tendrían cabida, pero en ese espacio, es lo normal.

Como decía más arriba lo desconocido da miedo, y es ahí donde en estos días de María Magdalena en que muchas de nosotras lo celebraremos, le pido a ella que nos dé luz para que demos con el antídoto a tanta injusticia.

Otras iglesias ya lo encontraron. En la catedral Episcopaliana de San Francisco de California hay una capilla dedicada a María Magdalena, con un Icono precioso, siempre rodeado de velas encendidas y de hombres y mujeres rezando.

Tal vez nuestros hermanos han encontrado en ella inspiración y vida. En lugar de silenciarla o ignorarla, la veneran, la estudian, ofrecen su figura a la asamblea como modelo de mujer discípula, de seguidora fiel.

¿Cuál fue el motor, la fuerza interior que convirtió a María Magdalena en una apóstol y discípula fiel? ¿Por qué fue la primera testigo de la Resurrección? ¿Cuál era su secreto?

Ella tuvo una experiencia de amor. Para ella Jesús fue alguien concreto, de carne y hueso, que le cambió la vida. Que le dio sentido. Que le dio ternura sin la que no aguantamos, y un estilo de vida basado en esa experiencia de amor personal, vivo, tierno y fuerte a la vez.

Ella nos regala el antídoto a la mayoría de los males de nuestras comunidades y también de tantas personas que tienen miedo, especialmente a la mujer.

Me gusta de ella que no se amedrenta. Que no se calla. Que respeta a los hermanos pero no deja de ser fiel al mandato de Jesús. Ella anuncia la Resurrección. Si ella no lo hubiera hecho…nunca sabremos lo que hubiera ocurrido.

Os invito hermanas a “salir del armario” de sacristías rancias. Antes de iros de nuestras comunidades por no encontrar acogida y valoración, ora con María Magdalena. Déjala que te cuente su historia. Tal vez, inspirada por tanta ternura y tenacidad, descubras por dónde. Y te aseguro, que si somos fieles al Espíritu, allí nos encontraremos muchas y muchos (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

¡Feliz día de Santa María Magdalena!