Posts etiquetados ‘Misericordia’

¿Dónde está Dios?

Publicado: 22 mayo, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , , , ,

silencio¿DÓNDE ESTÁ DIOS?
GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@outlook.com
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 22/05/17.- Es una constante desde los albores de la presencia humana que las personas expresen su sentido de la trascendencia con profusión de signos externos. En todas las culturas se han manifestado el deseo de trascenderse a uno mismo, de relacionarse con el Otro (religare) en una permanente búsqueda del sentido último de la existencia y del encuentro que con Alguien que dé coherencia y sentido a lo que nos ocurre; pero nada ha demostrado que Dios existe. Ni que no existe, claro. Lo cierto es que aumenta la insatisfacción de una sociedad atrapada entre sus ruidos y la crisis de principios que remeda lo peor de la Ilustración al idolatrar los saberes como fuente de seguridad humana dejando de lado casi todo lo demás, a Dios incluido. Son tiempos difíciles.

Aunque el ateísmo es un fenómeno social moderno, la historia de las religiones solo demuestra la existencia del sentimiento religioso en todas las épocas y de muy distintas maneras; sentimiento que ha convivido con otra parte más oscura, la de las tremendas confrontaciones entre personas religiosas, que han terminado en matanzas por la pretensión de imponer la idea de dios (el suyo propio) a los que sienten y viven de diferente manera demostrando que sus actos lo peor de la condición humana, lejos de mostrar una experiencia de fe religiosa. Incluso quienes creen que Dios no existe, se preguntará en alguna ocasión: los que dicen conocer de Dios, ¿dónde le ven? ¿Por qué creen? ¿Qué significa en sus vidas creer cuando llega el fracaso? ¿Qué sienten o saben? ¿Por qué tienen ese tipo de experiencias? ¿Por qué no las tengo yo?

El jesuita hindú Anthony de Mello, contaba esta parábola: “Viendo a una niña marginada, aterida y con pocas perspectivas de conseguir una comida decente, me encolericé y le dije a Dios: ¿Por qué permites estas cosas? ¿Por qué no haces nada para solucionarlo? En pleno silencio, esa noche Él me respondió: “Ciertamente que he hecho algo. Te he hecho a ti.”

No podemos demostrar donde está Dios pero muchas personas han dado sobradas muestras de haber tenido a Dios consigo. El más original, sin duda, es el Dios de los cristianos que basa todo su mensaje en el amor. Dios está en medio -o mejor, dicho, dentro y fuera por aquello de lo inmanente y trascendente- de toda manifestación auténtica de amor que brote en cualquier persona de todo tiempo y lugar. Y ese amor-manifestación se anuncia como el motor de la historia en el sentido de ser la llave maestra para la experimentación de la plenitud humana.

Estamos ante un Dios chocante, de lo pequeño, de lo sencillo, de lo auténtico. En su pedagogía no cabe el interés calculador, como corresponde a un Dios amoroso. Es un Dios “absurdo” porque no se apoya en su poder para transformar por dentro a todos aquellos que practican su mensaje, sino que actúa respetando el buen o mal uso de la libertad de los hombres. Es alguien nada abstracto que se le siente en la humildad y en la escucha; es el Amor con mayúsculas.

Este Dios es pura pedagogía en el sentido de que nos descubre, poco a poco, trocitos de su divinidad en la medida que el ser humano se abre a la escucha, libremente. Pero Dios no es nunca comodidad sino experiencia entre claroscuros que amenazan con apagar la fragilidad de la fe. Pero esta fe no se pierda jamás por buscar sin miedo la verdad, como repetía frecuentemente Anthony de Mello.

La causa de Dios es la causa del prójimo, pasa por el próximo, por el hermano como epicentro que es de la Buena Noticia del Dios de Jesús de las bienaventuranzas. El silencio de Dios ante tanto dolor no deja de ser una llamada para que le dejemos actuar a través de nuestras manos ¿Dónde está Dios? Está dentro de nosotros manifestándose con cada gesto de amor que realizamos. Enredarnos en otras prioridades puede resultar un escándalo para tantísimos que buscan al Dios de la misericordia.

Al final, la pregunta de fondo es: ¿Creemos en alguien o creemos en algo? Amar significa dejarnos transformar por ese Alguien desde los acontecimientos de la vida, aceptar el riesgo de una nueva manera de ver y obrar, de comprender y actuar; en definitiva, de abrirnos al amor de Dios. Solo quienes se mantienen en la voluntad de avanzar en esta dirección llegan a descubrir donde está Dios: nos está esperando, a cada ser humano, junto a la inocencia que sufre (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Misterio y grandeza.

 

De profesión: viviente

Publicado: 14 abril, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , , ,

eclesalia@eclesalia.net

DE PROFESIÓN: VIVIENTE
PEDRO ZABALA, pezabala@ono.com
LOGROÑO.

ECLESALIA, 14/04/17.- Vivir no es fácil. No elegimos la existencia, fuimos traídos a ella, por un conjunto de circunstancias, mezcla del azar y de la intervención humana. Y, dentro de ambos, está -decimos los creyentes- la Providencia divina. Somos seres contingentes: de no darse esa conjunción en el espacio y en el tiempo, no habríamos llegado a la existencia. De ahí que muchos autores clásicos hablaban de la culpa de haber nacido. La vida es un don con caducidad inexorable, pero en fecha desconocida.

Hay quien se extraña de que personas creyentes puedan tener miedo a la muerte. Otras no temen ese instante, pero manifiestan su temor al proceso de morir, si resulta extremadamente doloroso o prolongado. Suele decirse que cuando un enfermo es consciente de su próximo fin, pasa por tres etapas: negación, lucha y aceptación. Pero el miedo a dejar la vida, común a muchos creyentes o increyentes, es un temor psicológico, existencial. Enfrentarse con ese final inevitable y común a todos los seres vivos, revela la tragedia de la finitud. Un creyente auténtico es quien, en expresión de Hans Küng, espera descansar en el Misterio de la misericordia divina, a pesar de sus dudas e inseguridades.

¿No hemos de vivir plenamente, sin acobardarnos encerrados en recuerdos asfixiantes del pasado, ni temiendo futuros posibles que probablemente no lleguen a la realidad?. Saborear cada instante del presente que es lo único que tenemos, aunque esté preñado de posibilidades heredadas del ayer y de proyectos para el mañana. Y ese vivir a plenitud es con-vivir; los seres humanos no podemos existir en soledad, aunque necesitemos espacios de soledad y de silencio para entregarnos de lleno a nuestra realidad de relaciones con otras personas y demás entes del mundo, en diálogo de palabras y contactos.

Hace poco escuchábamos a un amigo médico, pero jubilado activo pues sigue aplicando voluntariamente sus conocimientos médicos a asociaciones y personas que los necesitan. Dijo que los males de nuestra sanidad derivan de que hay pocos profesionales y muchos proletarios. No creo que tuviera un intención clasista, como si ser médico fuera una casta superior a los demás trabajadores. Más bien aludía a quienes ejercen su trabajo llevados de su vocación de servicio y no motivado sólo por la remuneración y por realizar su trabajo pensando en el cumplimiento del horario fijado. Cierto es que hay médicos que miran a sus pacientes, escuchan sus dolencias, se esfuerzan en el reconocimiento directo antes de cualquier prueba de diagnóstico, no miran el reloj, sino que, a través del diálogo terapéutico, curan más que con las medicinas que recetan. Pero el sistema institucionalizado de sanidad no favorece este tipo de conducta; los recortes con la escasez de personal y la rigidez de los minutos a “perder” con cada paciente impulsan a una práctica cada vez más despersonalizada. Y esto que experimentamos en el aspecto sanitario, ¿no se produce cada vez más en casi todos los aspectos de la vida?, ¿no es fruto del sistema neoliberal con su mercantilización de la sociedad, por su competitividad y búsqueda del máximo beneficio a corto plazo?

Conforme aumenta nuestra edad y superamos la fecha de la jubilación, nos puede resultar resultar más difícil contestar a la pregunta ¿cuál es tu profesión?. De la que ejercimos ya somos unos ex, aunque el aprendizaje adquirido en ella forme parte de nuestra biografía. Identificarnos como jubilados es reconocernos como sin profesión. ¿No es el tiempo para descubrir -si no lo habíamos hecho antes- nuestra más profunda y auténtica profesión: la de vivientes? Las anteriores no pasaban de ser profesiones minúsculas que no desvelaban nuestra identidad más radical. Pero ser Vivientes no es fácil, hay muchos, jóvenes y mayores, que no pasan de ser Sobrevivientes: personas que son arrastrados por los avatares que les suceden, que no han empezado a ser protagonistas de su propia existencia. Hay los también Vividores: sólo piensan en sí mismos y emplean a los demás como meros instrumentos para sus fines; el goce inmediato, su nula resistencia a la adversidad y su incapacidad para la empatía les convierte en parásitos sociales. Y ¿no podemos llegar a ser Vivientes auténticos que hagan de la vida su profesión, al descubrir su sentido pleno: amar a quienes nos rodean, luchar por un mundo justo y merecer ser amados? (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Ante la cuaresma

Publicado: 20 marzo, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , , ,

eclesalia@eclesalia.net

cuaresmaANTE LA CUARESMA
GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@outlook.com
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 20/03/17.- La palabra es una abreviatura del latinajo quadragesimam diem. Cuaresmal, por tanto, es sinónimo de cuadragesimal por el número de días elegidos para la maduración en la fe hecha vida ante el acontecimiento venidero más tarde de la Pascua. Es un tiempo de conversión, de cambio, de revisión de vida que significa orientarnos a producir efectos en nuestra tolerancia y misericordia. 

La liturgia de este tiempo ha cambiado poco desde el Concilio Vaticano II, pero la sociología que nos envuelve a los fieles y la teología actualizada, han convertido a estas semanas en otra historia. Los carnavales han tomado la calle y los cristianos constatamos que ya no tenemos el viento de popa que tan cómodamente nos llevaba entre penitencias y ritos. La conversión es ahora una tarea que nos descoloca ante la indiferencia generalizada frente al fenómeno religioso. La cuaresma actual parece un anacronismo ante la desconexión social con la fe y con el propio carnaval, que en algunos sitios ya se alarga hasta penetrar en la primera semana de Cuaresma.

Recuerdo la anécdota de unos cristianos de Namibia cuando fueron invitados por la iglesia Evangélica a visitar Alemania. No podían dar crédito a lo que veían: la enorme diferencia entre el nivel de vida alemán comparado con la raquítica expresión religiosa de la asamblea dominical luterana. No entendían que, a más bienes recibidos, hubiese menos actitud generosa y agradecida a Dios, origen de todo lo bueno. Cuando el ser humano cree que tiene todo el mérito de lo logrado, entonces sobra la conversión y la cuaresma. “¿Por qué rezáis tan poco con lo bien que os va?” fue la interpelación de estos africanos ante la paupérrima expresión de fe que vieron en sus hermanos en la fe alemanes.

La Cuaresma de hoy es más que nunca tiempo de cambio esperanzado así como una oportunidad para aflorar las contradicciones y repensarlas a la luz del evangelio. Convertirse es vivir lo que decimos creer. Por tanto, el signo de no comer carne los viernes ha perdido fuerza y puede ser incluso poco religioso si a la hora de comer pescado lo convertimos en una hipocresía insoportable; pensemos en las salchichas y el rodaballo. Los signos que nos transforman pasan por otros caminos que hagan de la cruz diaria (miserias personales, orgullos, envidias, egoísmos varios, dolores sobrevenidos…) un lugar de transformación personal en amor luminoso para nosotros y para quienes nos rodean, ansiosos como están de ver y de que alguien les muestre el Camino y el sentido de esta vida.

He dicho bien: convertirnos en amor que nos ilumine a nosotros primero, claro que sí, para iluminar después a los demás. Si no nos queremos y nos aceptamos como nos quiere y acepta el Padre, ¿cómo vamos a dar a los demás de lo que nos falta? Eso hizo Jesús de Nazaret y por eso se retiraba a orar para nutrirse de luz y de fortaleza. Por eso creo que la alegría tiene sitio en la Cuaresma pues todo intento de transformación a mejor lleva aparejado la esperanza, y esta es una virtud teologal que se fundirá en el día del Resucitado.

Que todo siga igual no tiene sentido. Por tanto, es la madurez cuaresmal la que se impone trabajar para ser la mejor posibilidad de uno mismo y con los demás. Esta es la batalla silenciosa y difícil que debemos afrontar durante estas semanas en medio de nuestras dificultades personales y de un escenario materialista asfixiante. Pero si pensamos en el Maestro, no lo tuvo mejor en aquella sociedad teocrática más asfixiante todavía. Y además, tenemos a su ejemplo.

¡Feliz singladura cuaresmal de la mano del Espíritu!

im26793cuaresmaMISERICORDIA QUIERO
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 01/03/17.- Amigas y amigos: Inauguramos la Cuaresma, que es un tiempo propicio para mirarse en el espejo y retomar nuestra tarea de conversión como cristianos; descubrir lo que nos hace infelices, a nosotros y a los que nos rodean. Para ello puede ayudarnos recordar la centralidad del Mandamiento del Amor y evitar que nos confundan identificando la Cuaresma con época de penitencias. Misericordia quiero, y no sacrificios. Si de algo nos privamos, que sea en beneficio de algún necesitado.

Y precisamente en esta línea, tenemos la suerte de contar con una charla de la teóloga Margarita Pintos: Una vida compasiva (I). De poco vale saber mucho sobre el tema si no se pone por obra, y por ello, el enfoque de esta clase es muy práctico y motivador. En un lenguaje sencillo y directo, nos propone un camino de praxis con doce puntos, seis de los cuales se exponen en esta primera parte.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Mt 4, 1-11. Ayunó cuarenta días con sus noches y al final sintió hambre.

Vicente Martínez: Tentaciones de Jesús. Con frecuencia nos acompañan en la vida las calles con las luces apagadas, y hay que encenderlas para vencer demoníacas sombras y revivir los más ilusionantes sueños.

José Luis Sicre: Necesidades, miedo y ambición. Inmediatamente después del bautismo de Juan y de escuchar “Tú eres mi hijo amado”, Jesús marcha al desierto, y allí va a quedar claro cómo entiende su filiación.

Fray Marcos: La tentación es siempre una oferta engañosa. Déjate llevar por el Espíritu, solo él te ayudará a superar el engaño.

José Antonio Pagola: Nuestra gran tentación. Nuestras necesidades no quedan satisfechas solo con tener asegurado nuestro pan material. El ser humano necesita y anhela mucho más.

Marifé Ramos: ¿Cómo se presentan hoy las tentaciones? No necesitamos desiertos ni diablos; cada día elegimos entre lo que nos libera y lo que nos esclaviza. ¿Somos conscientes?

Artículos seleccionados para la semana

Carmen Herrero Martínez: Crecer en la amistad. Y si crezco en la amistad con el Señor, creceré también en el amor a mi hermano, y unidos celebraremos la Pascua, la plenitud de la vida cristiana.

Ana Cabirta: El mundo ha entrado en un capitalismo senil y la única cura es volver a lo humano. Carlos Abad, filósofo espiritual y comunicador social, relata su visión de la sociedad actual y cómo se le ocurrió una salvación para ésta en su último libro “Jesús, el primer indignado”.

José M. Vidal: El Boston College acoge a los dos “inspiradores teóricos” de las reformas de Bergoglio: Gustavo Gutiérrez y Juan Carlos Scannone. La pobreza nunca es buena, nunca, porque siempre es muerte temprana e injusta.

Gabriel María Otalora: La cruz y el crucificado. Apostar por el bien sobre el mal, la verdad sobre la mentira, la solidaridad frente a la indiferencia egoísta. Nada que ver con la exaltación del sufrimiento.

Andrés Torres Queiruga: El lenguaje religioso: desmitologización y cambio cultural. Confrontados pues con la envoltura mítica en la que en ocasiones viene presentado el mensaje del Nuevo Testamento, es necesario tomar muy en serio la necesidad de una traducción que vaya al fondo de lo que allí se nos revela.

Enrique Martínez lozano: Sentimientos y crecimiento personal (II). Se requiere una sensibilidad mínimamente sana y vibrante para que la persona pueda acceder a su dimensión más profunda.

Gerardo Villar: ¿Colonia? Que la Cuaresma sea un camino hacia la alegría y la Plenitud; hacia la Resurrección; un ensayo y un entrenamiento.

Leonardo Boff: La tolerancia necesaria y urgente. La tolerancia es fundamentalmente la virtud que subyace a la democracia. Esta sólo funciona cuando hay tolerancia con las diferencias partidarias, ideológicas u otras, todas ellas reconocidas como tales.

Noticias de alcance. Los viajes ecuménicos del Papa a los “infiernos”.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Génesis 2, 7-9 y 3, 1-7. El Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz un aliento de vida y el hombre se convirtió en ser vivo.

Romanos 5, 12-19. Lo mismo que por un solo hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte.

Florentino Ulibarri: Pregón de Cuaresma.  Entremos en Cuaresma convencidos, dejémonos mecer por la brisa del Espíritu; pongamos nuestro corazón en sintonía con los latidos de Dios y el grito de los afligidos.

Vicky Irigaray: Caminar contigo. Ante la tentación permanente de tener en vez de ser, que seamos capaces de elegir los valores de tu Reino: acogida, justicia y paz.

Anáfora: Tentaciones. Identificar las tentaciones es el primer paso para superarlas.

Monjas Benedictinas de Montserrat. I domingo de Cuaresma.

Material multimedia

Al Amor. Poema de José Mercader Conesa. Cerremos los ojos y dejémonos llevar, por estas preciosas palabras, hasta lo más hondo de nuestro Ser.

Cuando la mente, ya no está. Uno tiene que renacer a cada momento, pues la vida es un nacimiento continuo.

Salomé Arricibita: Un Dios de vivos. Déjame descubrir, creer, amar, errar… y caminar acompañada.

Nosotros… ¿Estamos dormidos o despiertos? Aprendemos la compasión, la misericordia, la humildad…, pero todos necesitamos conocer el amor sobre todas las cosas.

Equipo Quiero Ver: Cambiemos. Nuestra gran tentación es hoy, hacer de la obsesión por un bienestar siempre mayor o del consumismo indiscriminado y sin límites, el ideal casi único de nuestras vidas.

Yo libre: un viaje al instante presente. Por Sergi Torres. Extraordinario video, que nos hace plantearnos muy profundamente, una transformación total de la forma de vivir nuestra vida. ¡¡Ánimo, que empezamos la Cuaresma!!

Seguimos recordando las nuevas entradas en la sección de Cartas que nos llegan y en el Tablón de Anuncios. La primera en apoyo de los manteros y la segunda es el programa del inminente encuentro de cristianos LGTB en Chipiona, Cádiz.

En la Escuela EFFA facilitamos el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Y como os prometía, las cartas terminarán con estos tres enlaces muy útiles: la carta de la semana, la carta de la semana pasada y cartas de otras semanas. Cuando alguien pierda -o no le haya llegado- el email con las novedades, podrá usar una carta antigua para acceder a la nueva.

Un abrazo,

Inma Calvo

Crecer en la amistad

Publicado: 27 febrero, 2017 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

renderlikefacebookdesignerfatal

eclesalia@eclesalia.net

CRECER EN LA AMISTAD
Pregón de Cuaresma
CARMEN HERRERO MARTÍNEZ, Fraternidad Monástica de Jerusalén, soeurcarmen@gmail.com
TENERIFE

ECLESALIA, 27/02/17.- Con la celebración del Miércoles de Ceniza, comenzamos una nueva Cuaresma. Tiempo de gracia, de conversión y de misericordia, por parte del Padre bueno que constantemente invita a sus hijos al banquete de la Pascua. Pues, Cuaresma es un caminar con alegría y jubilo hacia Pascua, la resurrección de Cristo y nuestra propia resurrección.

Pero, ¿cómo conducirse por este camino que durante cuarenta días nos lleva a la Pascua? Y, ¿qué provisiones tomar para llegar a resucitar con Cristo y vivir en plenitud la vivencia pascual?

Debemos conducirnos con dignidad, esa dignidad que nos viene de ser lo que somos: hijos e hijas de Dios, amados del Padre desde toda la eternidad, salvados en su Hijo. Desde esta convicción y certeza caminaremos con gozo y los obstáculos y dificultades del camino podrán ser superados; porque no caminos solos, sino con Aquel que es nuestro Camino: Jesús. En él pongo toda mi esperanza, él es mi fortaleza, mi energía y dinamismo que me lleva a caminar con paso firme y ligero a su lado; siempre mirando hacia adelante, sin volver la vista atrás, apoyando mis pasos sobre sus pasos.

¿Qué provisiones poner en mi mochila para este camino de cuarenta días?

La primera condición es que mi mochila tiene que estar muy ligera de peso para que no sea un obstáculo al caminar. Entonces mi primera disposición es la sobriedad.

De qué sobriedad se trata: sobriedad en tus deseos, pensamientos, sueños y fantasías. La sobriedad te lleva a revenir a tu propia realidad concreta, y esto pasa por la conversión. ¡Déjate convertir! Evangelizar las zonas más profundas de tu corazón; es decir, deja que la gracia de la cuaresma entre en ti y te reconstruya desde el interior. Seguro que, si logras hacer esta experiencia, tu caminar será más ligero y rápido, tu alegría mayor y tu esperanza infinita.

La sobriedad te lleva a la verdad. Vivir en verdad, hacer la verdad en tu vida. “la verdad os harás libres” (Jn 8, 32). Y, ¿qué es la verdad? La verdad es Cristo, conocer a Cristo nos lleva a hacer la verdad en nuestra vida, pues no podemos conocer a Cristo y vivir en la mentira, en el pecado, el desorden, la esclavitud de tantos ídolos como nos acechan. La cuaresma, ante todo, tiene que llevarte a un mayor conocimiento de Jesucristo, a rechazar con energía todo ídolo que se te presente y se anteponga al amor a Jesús y a vivir en verdad y libertad.

El conocimiento de Jesús te lleva al amor y el amor a la identificación. La cuaresma tienen que ayudarnos, a nosotros los cristianos, a identificarnos cada vez más con Cristo, y a partir de esta identificación podremos vivir esta muerte y resurrección que nos conduce a la Pascua.

Desde este conocimiento, amor e identificación con Jesús; las cuatro características propias de cuaresma serán la necesidad del: desierto, la oración, el ayuno y la limosna; en nuestro lenguaje actual, el compartir, el ayudar a nuestros hermanos necesitados, manifestada de mil maneras….

Desierto: Vivir el desierto no como una ascesis sin alma, sino como una necesidad para estar asolas con Aquel que se me ama y quiere entablar una relación de amor conmigo: “La llevaré al desierto y le hablaré al corazón” (Oseas 2,4). Retirarse al desierto como necesidad de escucha amorosa y de estar a solas con Dios. Descubrir la mística del desierto, no quedarse solamente en la austeridad que implica el desierto, ésta es real, pero la mística es superior.

Oración: La oración es el fruto del desierto, “acostumbrarse a soledad es gran cosa para la oración” dirá Teresa de Jesús. El desierto nos conduce a la escucha, la escucha al amor y el fruto del amor es la oración que transforma y une con el ser Amado. La oración que le agrada al Señor, es la oración de un corazón sosegado, acallado, unificado; abierto a acoger su Presencia y a vivir en su intimidad. No todos podemos retirarnos al desierto como lugar geográfico para orar; pero si podemos retirarnos, y debemos retirarnos, al desierto de nuestro propio interior. Pues el desierto no es la ausencia de las personas, sino la presencia de Dios. Y orar es vivir en su presencia.

Ayuno: El ayuno es esencial en el seguimiento de Jesús, y también para vivir una relación, justa y armoniosa entre mi yo y las cosas. No dejándome poseer por ellas ni tampoco quererlas poseer. La justa relación con las cosas, y los alimentos, consiste en reconocer con gratitud su valor, su necesidad, y como dice san Ignacio de Loyola. “Las cosas se usan tanto en cuanto me ayudan al fin perseguido”. El saber privarse, sentir la necesidad y hasta el hambre material, nos lleva a la libertad y a valorar las cosas que Dios ha creado para nuestra necesidades; y a pensar en tantos hermanos nuestros como carecen de lo más esencial, en parte por el mal uso que hacemos de los recursos de la naturaleza; del acaparamiento y la posesión desmesurada. Ahí tendría que ir orientado nuestro ayuno.

Y siendo muy importante esta orientación del ayuno material, él debe de conducirnos mucho más lejos, a ese otro ayuno del yo que es el que realmente nos quita la libertad, nos esclaviza y nos impide ver al hermano con amor. Como le pasó al rico de la parábola de Lázaro (Lc 16, 19-31). Su pecado no está en que fuese rico, sino en que ignoró a su hermano en necesidad. Vivía al margen de Dios y como consecuencia no reconoció a su hermano. El papa Francisco en su mensaje de Cuaresma dice: “toda persona es un don”. El ayuno de mi yo me lleva a reconocer el de mi hermano, y juntos caminar hacia la Pascua.

Compartir: el compartir nos lleva al despojo, a la generosidad, a la pobreza evangélica; y, sobre todo, a tener en cuenta al hermano más necesitado. Quien sabe compartir nunca se empobrece, antes bien, se enriquece con creces. La sagrada Escritura nos lo certifica; pero también la vida misma. “El que siembra escasamente, escasamente cosechará; y el que siembra abundantemente, abundantemente cosechará. Cada uno dé según el dictamen de su corazón, no de mala gana ni forzado, porque Dios ama al  que da con alegría” (2 Cor 9,6-7).

Quiero terminar con las palabras del papa Francisco en su mensaje de Cuaresmas: “El cristiano está llamado a volver a Dios «de todo corazón» (Jl 2,12), a no contentarse con una vida mediocre, sino a crecer en la amistad con el Señor”. Y si crezco en la amistad con el Señor, creceré también en el amor ami mi hermano, y unidos celebraremos la Pascua, la plenitud de la vida cristiana (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Leonard Cohen: más que músico

Publicado: 25 noviembre, 2016 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

eclesalia@eclesalia.net


leonard-cohen-gustavo-lopezLEONARD COHEN: MÁS QUE MÚSICO

GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@outlook.com
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 25/22/16.- Nos ha dejado “el viejo Leonardo”, como nos gustaba mentarle cuando este gran cantautor estaba en plena madurez, y de viejo no tenía nada. Se ha apagado una voz grave pero muy especial ya que sin apenas inflexiones podía ser seductora, o desgarradora, dependiendo solo de su sensibilidad con la que arrasaba ante el micrófono.

Lo que no todo el mundo sabe es que, por encima de su calidad y fama de cantante, su verdadera vocación era la de poeta. De hecho, si se acercó al mundo de la música folk a probar suerte, fue por su decepción ante la falta de éxito en la literatura a pesar de las buenas críticas que recibió en Canadá como poeta. El primer libro que publica Cohen lo escribió antes de los veinte años dedicado a su padre ya fallecido. La mayor parte de su poesía la escribió durante la década de 1960 en la isla griega de Hidra, donde tenía una de esas bonitas casas blancas en lo alto de un pequeño pueblo, antes de decidirse por la música.

CUB. EL LIBRO DE LA MISERICORDIA (versio n Alberto):CUB. LA CANCÉl tenía treinta y tres años ya cuando se trasladó a los Estados Unidos desde su Quebec natal a cantar, encontrándose con el éxito gracias a su icono musical “Suzanne”. Pero estuvo siempre detrás del exitoso músico el gran poeta Cohen como se lo reconoció el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en la 31ª edición. Y a pesar de que soy un devoto de sus canciones, quiero centrar mi homenaje a este tipo elegante y singular con lo que yo entiendo fue la madurez de su poesía en 1984, cuando publicó El libro de la misericordia (Book of Mercy), que obtuvo el premio Canadian Authors Association Literary Award a la poesía. Se trata de cincuenta poemas en prosa que escribe cuando se encuentra anímicamente roto tras su ruptura con Suzanne Elrod y la separación de sus hijos. Y lo hace en su pequeña caravana en medio de la campiña de la Provenza francesa, hasta donde se fue Leonard Cohen a principios de los años 80 para dar rienda suelta a su introspección vital en forma de lo que él mismo llamó oraciones; y lo explicaba así: “A veces uno se encuentra con la espalda contra la pared, sin nada que decir, y el único idioma que puedes utilizar es el lenguaje de la oración”.

Una experiencia diáfana y llena de hondura a la vez, dolorosamente hermosa porque la elegancia sobrevuela todas las palabras del poeta que se aferra a la verdadera esperanza lleno de humildad. Su lectura es diáfana y reconforta. En realidad, solo por el poema 44 al final del libro, ya justifica el interés por este libro, en feliz coincidencia con el Año de la Misericordia instaurado por el Papa Francisco. Tenemos la suerte de que El libro de la misericordia –que así se llama- está editado en castellano por Visor y yo se lo recomiendo rotundamente a los lectores, a nada que conserven una brizna de espiritualidad, porque nos da una lección evangelio sin proponérselo. A disfrutar, pues, con el talento del viejo Leonardo, con sus poemas leídos pero también con sus canciones; of course! (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia)

Descansa en paz, maestro.

-oOo-

.

 

Solo Dios basta

Publicado: 21 octubre, 2016 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , ,

eclesalia@eclesalia.net

SOLO DIOS BASTA
JUAN ZAPATERO BALLESTEROS, sacerdote,zapatero_j@yahoo.es
SANT FELIU DE LLOBREGAT (BARCELONA).

ECLESALIA, 21/10/16.- Estoy convencido de que estas palabras las habéis oído un montón de veces la mayoría de vosotras y vosotros y, por lo mismo, no hace falta que os recuerde que son de la Santa, como así solemos llamar a Teresa de Jesús. No he podido por menos de dedicarle un escrito con motivo de la celebración de su fiesta el día 15 de octubre.

Cada vez que las digo y repito me doy cuenta de que solamente una persona mística podía haberlas pronunciado. Porque si bajamos a la vida, no ya a la real, es decir a la de los quehaceres y sinsabores cotidianos, la de los sufrimientos trágicos e inhumanos muchas veces, sino a la vida de la religión o de lo concerniente a lo religioso cuesta muy mucho entenderlas.

De la misma manera es muy difícil, por no decir imposible, al menos desde mi vertiente personal, saber o por lo menos interpretar qué es lo que Teresa de Jesús quería decir con estas palabras. Aunque sea atrevido por mi parte voy a intentar presentar el Dios que ciertamente me ha hecho feliz, pues no me atrevo a decir que me ha saciado (bastado), al menos en algunas ocasiones, dejando entrever la visión contraria del mismo.

En primer lugar, me basta el Dios cuya misericordia no tiene límites. Sí, ese Dios que a pesar de mis pequeñeces y miserias continuará apostando por mí y no me dejará de su mano por mucho que yo le corresponda con una y mil fechorías. El Dios cuya justicia consiste en ser bueno siempre, en todo momento y con todas las personas; a pesar de que a la mayoría de quienes nos decimos creyentes hablar de justicia signifique casi siempre aplicar aquella vieja ley judía “Ojo por ojo, diente por diente”. Por ello acostumbro a decir que, cuando alguien descubre que Dios es esto o así, ha dado un paso de gigante en ese propósito de ir descubriendo su verdadera imagen un poco más cada día.

Me basta también el Dios que no me exige sacrificios ni mortificaciones para quererme con locura. Eso sí, que no estaría mal si en algún momento me esforzase por dejar de mirarme un poco menos a mí para que mis ojos se proyectasen hacia los demás, especialmente hacia quienes más necesitados puedan estar en el momento. Ese mismo Dios que entiende bien poco, mejor dicho, nada, de cumplimientos ni de rituales. Aunque sí que le alegraría, por qué no decirlo, que yo hiciera todo lo posible por tener una mente limpia y clara y un corazón abierto y siempre disponible.

Me basta el Dios que hace sentirme hijo suyo, no esclavo ni siervo. Pero no para quedarme con ello tranquilo y a gusto, sino para que dé los pasos que hagan falta con tal de descubrir que todo hombre y mujer son mis hermanos. Ese Dios que me quiere libre por encima de todo; pero no con cualquier tipo de libertad, sino con aquella que me lleva a vivir el proyecto del Reino que Jesús anunció y testimonió con su vida.

Me basta finalmente el Dios que he aprendido de Jesús, en contraposición al del de las devociones y de los sentimentalismos sin que ello quiera decir que siempre son malos ni mucho menos. Ese Dios al que le hablo de tú a tú, precisamente como lo hacía Jesús con tanta frecuencia, a pesar de que no siempre le preste la atención que tanto me ayudaría a ver mucho más claras tantas y tantas cosas.

Debo confesar que desde una vivencia así, solamente Dios basta. ¿Por qué no pensar que esta fue la experiencia de Teresa?  (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Vuelta al cole

Publicado: 5 octubre, 2016 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , , ,

effa200pxVUELTA AL COLE
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 05/10/16.- Amigas y amigos: Por fin reanudamos la publicación de clases para nuestra Escuela de Formación en Fe Adulta. Y lo hacemos con una conferencia del excelente Teólogo, Juan Antonio Estrada: De la Omnipotencia a la Misericordia, imágenes de Dios.

Hemos estado preparando el próximo curso grabando muchas charlas interesantísimas, que iremos colgando próximamente. Entre otras, las de José Luis Sicre, José Arregi o José María Castillo, que recogimos este verano; y las que acabamos de saborear en las II Jornadas EFFA, de Silvia Martínez Cano, Juan José Tamayo o Andrés Torres Queiruga.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Lc 17, 11-19. Yendo camino de Jerusalén, también Jesús atravesó por entre Samaría y Galilea.

Vicente Martínez: Extranjeros. La vida entera de Jesús navega en un mar de acción gracias.

José Luis Sicre: “Malos”, pero agradecidos. ¿Dónde te sitúas? ¿Entre los “buenos” poco agradecidos o entre los “malos” agradecidos?

Fray Marcos: ¡Atrévete a vivir tu propia Vida! No permitas que la religión te convierta en un robot autómata.

José Antonio Pagola: Curación. Jesús cura a diez leprosos enviándolos a los sacerdotes para que les autoricen a volver sanos a sus familias.

Inma Eibe: Saber decir “gracias”. El único samaritano que regresa para agradecer a Jesús su sanación se convierte en modelo hoy para nosotros. Vivir desde el reconocimiento y el agradecimiento es un don a suplicar.

Artículos seleccionados para la semana

José Arregi: Colombia hacia la paz. No podremos sanar nuestras heridas ni vivir en paz mientras haya odio en nosotros o queramos vencer. Mientras no perdonemos y no nos perdonemos.

Juan José Tamayo: Mujeres diaconisas y subalternas. Creo que es hora de pasar de la subalternidad de las mujeres a la igualdad; de su sumisión al empoderamiento; de su estatuto de dependencia a la autonomía; de ser objetos decorativos a sujetos activos.

Miguel Á. Mesa: El sacramento de la comunidad. Una comunidad se recrea cada día en la mesa de la vida, del compartir, de la intimidad, de sentirnos unidos por el anhelo renovado de una auténtica fraternidad y amistad.

Leonardo Boff: El Cristo cósmico: una espiritualidad del universo. Lo crístico se presenta como un dato objetivo dentro del proceso de la evolución. Sería aquel eslabón que une todo con todo.

Juan Zapatero: Medios de comunicación ligados. Foméntese ante todo la prensa honesta. De la misma manera, préstese a sí mismo una ayuda eficaz a las emisiones radiofónicas y televisivas honestas.

Santi Torres: Humanizar es curar. A propósito de la película “Medécin de campagne”. La confianza que se genera entre pacientes y médico es una de las claves que mantienen la salud de esta pequeña comunidad rural.

Olga Larrazábal: Requiem para el Te Deum. Olga Larrazábal nos sugiere este artículo sobre la falsa laicidad de Chile que tanto nos recuerda la de España.

Vicente Gallego: Del pensamiento a la atención: vivir amando. Nuevo libro de Enrique Martínez Lozano “LA DICHA DE SER” con Prólogo de Vicente Gallego.

Noticias de alcance. Francisco: “Como Papa, acojo a los homosexuales y transexuales. Es lo que haría Jesús”.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

2 Reyes 5, 14-17. En aquellos días, Naamán el sirio bajó y se bañó siete veces en el Jordán, como se lo había mandado Eliseo.

2 Timoteo 2, 8-13. Haz memoria de Cristo el Señor, resucitado de entre los muertos, nacido del linaje de David.

Florentino Ulibarri: Dar gloria a Dios. Lo que Tú nos ofreces nos devuelve la dignidad, nos limpia de toda enfermedad, nos libera de normas serviles y alegra nuestro corazón… Tú sé libre, y darás gloria a Dios como él quiere.

Vicky Irigaray: Agradecimiento. Una vez más, se nos invita a creer en el Espíritu que nos habita y que nos cura de nuestras enfermedades interiores.

Anáfora: Enfermedad y muerte. Es nuestro deber que te agradezcamos de corazón las maravillas insondables del universo, la creación del género humano y nuestra propia existencia. Gracias, Señor, por ser como eres. Tú eres el Dios bueno, en el que ponen su fe los pobres de este mundo.

Monjas Benedictinas de Montserrat. Domingo 28 del Tiempo Ordinario.

Material multimedia

No tomes nada personalmente. Por Eckhart Tolle. No quejarse, es una experiencia espiritual. Cada uno actuamos según nuestro nivel de conciencia en cada momento, ¡¡no podemos evitarlo!!

Papa Francisco: Orar por los periodistas y la buena información. Año de la Misericordia. Intenciones del Papa. Octubre 2016.

Salomé Arricibita: Cúrame. Si pudiera confiar en tu amor, y no en mis fuerzas… ¡¡cúrame con tu amor!! ¡¡Cúrame el alma!! Presentación Lenin Cárdenas.

Si puedo. Increíble video que emociona a la vez que te da fuerzas en la adversidad y te llena el corazón de empatía y compasión.

Equipo Quiero Ver. 28º Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.

Vivir!!! Texto Louise Hay. Estamos conectados en el presente con el Poder-Amor Universal que nos ha creado, mediante esa chispa de luz que brilla en nuestro interior, así que dejemos marchar al pasado y perdonemos TODO y a TODOS, éste es el gran milagro de la curación.

En la Escuela EFFA seguimos facilitando el enlace al temario donde están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Un abrazo,

Inma Calvo

eclesalia@eclesalia.net

grito2bde2bmujerSUMANDO GRITOS
IÑIGO GARCÍA BLANCO, Hermano Marista, i_garciablanco@maristasiberica.es
MADRID.

ECLESALIA, 23/09/16.- Cuando se cumple la semana de mi aterrizaje por Tabatinga (Amazonas), en la triple frontera de Brasil – Perú – Colombia, para sumarme a ser presencia marista en “un nuevo inicio” y acogida a esta realidad tan insondable de rostros, acentos y vidas sencillas, resuenan los gritos que ME ESTÁN ACOMPAÑANDO en mis horas de silencio. No sólo son los gritos populistas y electoralistas en los que se halla inmersa la ciudad en este tiempo, que por cierto resulta curiosa la manera de memorizar al candidato elegible al que se le recuerda por el número asignado y una pieza musical más que por su propio nombre, sino que otros gritos más humanos van quedando en mí.

Hoy 7 de septiembre, es el día de la movilización de los excluidos de Brasil en el que elevan su grito en el Día de la Independencia de la nación. En esta ocasión, el lema del grito se ha basado en palabras pronunciadas el pasado año por el Papa Francisco, cuando digiriéndose a los movimientos sociales en Bolivia afirmó que ‘este sistema es insoportable: excluye, degrada, mata’. Estamos cimentando la sociedad del descarte, donde pocos cuentan y muchos-nadie son nadie. Y releo estas palabras que escribo y siento la corriente del descarte.

He podido acompañar en estos días a uno de los equipos de la Red brasileira ‘Un Grito por la Vida’, de las cuales mi hermana Verónica forma parte y anima con ahínco comprometido las sesiones de sensibilización, en sus visitas correspondientes a las comunidades contiguas de Atalaia do Norte (Brasil), Benjamín Constant (Brasil) e Islandia (la pequeña Venezia de Perú).

Desde el 2010 y en Brasil, la Red “Un Grito por la Vida”, apoyada por la sociedad civil, agencias de la Iglesia y del gobierno, emite un solo grito: “¡No a la trata de personas en la Amazonía!” Esta Red denuncia, previene, sensibiliza y ejerce control social sobre el tráfico de personas en la región. La trata de personas es diversa: hay explotación comercial sexual, trabajo forzado, servidumbre doméstica, matrimonio servil, tráfico de órganos, adopciones irregulares, migración forzada y otras violaciones a los derechos humanos que giran alrededor de la trata de personas. En la mayoría de los estados brasileños se incumple la ley y/o son insuficientes las políticas públicas de lucha contra el crimen de la trata de personas.

Seamos la voz de quienes son víctimas de este delito. Unámonos a este Grito por la Vida y digamos ¡No a la trata de personas! ¡No podemos ser objeto de mercancía, de compra-venta!

Al llegar a casa, al centro educacional marista, reconozco mi derrumbe interior al recordar algunos de los encuentros, de las imágenes impresas de los rincones visitados en contraste con el propio rincón de mi actual habitación (ni qué decir tiene de mis anteriores habitaciones). Se respira limpieza, reluce el brillo del suelo, refresca el agua corriente, cierran las contraventanas, no hay cortes ni control de luz/energía, la cama bien sujeta al suelo (también podría dormir en la hamaca)… en contraste con las viviendas sencillas de madera -las más agraciadas-, elevadas unos metros del suelo arcilloso para escapar de las inundaciones caprichosas del Amazonas, con depósitos a la intemperie de 500 / 1000 litros de agua, unas con generadores colectivos, reducidos metros que sin embargo acogen con lo que tienen a los recién llegados y se reorganizan los espacios para compartir el descanso … Las condiciones de vida también marcan diferencias y relatos sustancialmente diferentes en la dinámica del descarte.

También me he encontrado a personas ‘sin techo’, ‘sin tierra’, ‘sin arroz’… improvisando la estancia, el descanso al amparo de unas telas a modo de tienda de campaña. He visto a niños jugando ingenuamente a las canicas, correteando descalzos y escondiéndose entre risas contagiosas. Siempre los ojos de los niños miran de otra forma la vida, lo que tienen de frente y lo que dejan atrás si es necesario. En permanente aprendizaje en `la escuela de la vida´.

Vivir en la precariedad, vivir a la intemperie e inclemencias de la sociedad no es casualidad, no es opcional, no es justo. Otros son los beneficiarios de este insostenible sistema para ‘los más pequeños’. ¿Cómo desmontar los poderes fácticos que vigilan y articulan estas situaciones? ¿Cómo empoderar(nos) -no me refiero a hacernos con el poder, sino a aprehender estrategias alternativas-? Escucho relatos de cómo los votos se mueven, se canjean, para comprar nuevas parcelas de poder a cambio de unas migajas que se las lleva el viento con el tiempo.

Grito por la vida,
grito por los excluidos,
grito por la intemperie,
grito por la tierra,
grito por la invisibilización y vulneración
de los derechos universales de la humanidad (de cada cultura),
grito…
pero aún mi grito no es grito,
aún no alcanzo a balbucear esta (su) lengua,
aún es tiempo de (des)aprender y (re)conocer
la riqueza en su diversidad y en su tierra.
Es el tiempo de la misericordia,
es el tiempo de adentrarnos en el misterio del encuentro,
es tiempo de celebrar la vida que irrumpe
y como agua de río
permitir que desborde los límites que le imponemos.
Silencio, tiempo para mirar y acoger.

Un cálido abrazo

Iñigo (IO)

Perdidos y pródigos

Publicado: 7 septiembre, 2016 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , , ,

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPERDIDOS Y PRÓDIGOS
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 07/09/16.- Amigas y amigos: Esta semana, el evangelio nos trae tres parábolas con un mismo tema de fondo: el amor de Dios por todos y todas, con especial debilidad por esas ovejas descarriadas. Una ocasión estupenda para profundizar un poco más en este Año de la Misericordia.

Mañana comienza el Congreso de Teología de Madrid. Recordamos el enlace al programa en el Tablón de anuncios. Y vamos avisando de paso las fechas de las II Jornadas EFFA en Galapagar (Madrid) del 30 de septiembre al 2 de octubre. El programa lo publicaremos en la próxima carta.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Lc 15, 1-32. Todos los recaudadores y descreídos se le iban acercando para escucharlo.

Vicente Martínez: Amor más que justicia. Tenía corazón para sentir y abrazar el padre del hijo pródigo, y el Buen Pastor para llevar sobre sus hombros la oveja perdida. Duele tener a una persona en tu corazón, sin poder tenerla en tus brazos.

José Luis Sicre: Cuatro actitudes ante los pecadores. Por una extraña coincidencia, las tres lecturas de este domingo hablan del perdón a los pecadores, tema muy de acuerdo con este año de la misericordia.

Fray Marcos: Para Dios nadie está perdido. No tiene sentido seguir predicando un dios que quiere a los buenos (nosotros) y odia a los malos (los demás).

José Antonio Pagola: Una parábola para nuestros días. En ninguna otra parábola ha querido Jesús hacernos penetrar tan profundamente en el misterio de Dios y en el misterio de la condición humana. Ninguna otra es tan actual para nosotros como esta del «Padre bueno».

Inma Eibe: Invitados a experimentar la verdadera alegría. Jesús, con sus parábolas, cuestiona nuestro modo de relacionarnos con el Abbá y con nuestros hermanos y hermanos. Su propuesta siempre conlleva conversión, compromiso, salida de nosotros mismos… y la posibilidad de experimentar, con todo ello, la verdadera alegría.

Artículos seleccionados para la semana

Religión Digital: El Beato Romero y Santa Teresa “Son dos caras de una misma moneda”. La Madre Teresa dio comida a los pobres y será llamada santa; Romero denunció por qué hay pobres, y fue “difamado, calumniado, ensuciado”.

José Sánchez Luque: Obispos poco realistas. Estamos llamados a  descubrir una nueva forma de hacer teología. Nuestro lenguaje sobre Dios no puede ser atemporal y  alejado de la realidad.

Dolores Aleixandre: Barullos interiores. Contamos para ellos con la complicidad del “Dulce Huésped del alma”, el único capaz de sosegar y acallar el barullo de nuestro corazón.

José Arregi: Emmanuel Carrère: ¿un cristiano desconvertido? Ser seguidor de Jesús, el profeta innovador, ¿no requiere hoy desconvertirnos de un cristianismo religioso propio de otros tiempos?

Enrique Martínez Lozano: Cuando caen las creencias: ¿Vacío o liberación? (IX). Las creencias nos alienan porque nos hacen esclavos de una “idea” determinada, que es únicamente una construcción mental.

Mariano Martínez Dueñas: Perú: Desafortunadas declaraciones del cardenal Cipriani. El Cardenal rechazó una vez más la unión civil entre personas del mismo sexo y acusó a la ideología de género de estar detrás de las movilizaciones en rechazo al feminicidio, discriminación y violencia contra la mujer.

José Ignacio González Faus: El infierno de la política española, pavimentado de buenas intenciones. Reflexiones antes del más que previsible segundo “No” a Mariano Rajoy.

Gilberto Urrutia: Las montañas que hay dentro de nosotros. Las dificultades que nosotros mismos nos creamos, son conocidas también como obstáculos mentales.

Noticias de alcance. Madre Teresa, Santa universal.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Éxodo 32, 7-11 y 13-14. Dijo el Señor a Moisés: Anda, baja del monte, que se ha pervertido tu pueblo, el que sacaste de Egipto.

Timoteo 1, 12-17. Doy gracias a Cristo Jesús nuestro Señor, que me hizo capaz, se fió de mí y me confió este ministerio.

Florentino Ulibarri: La oveja perdida. Te llamaré con palabras hechas poesía, te silbaré nanas para espantar tu angustia, te curaré con aceite virgen las heridas y te llevaré en hombros a la casa solariega.

Vicky Irigaray: Ver al diferente con tu corazón. Las parábolas de la liturgia de la Palabra son revelaciones del corazón de Dios. Concédenos entrañas de misericordia a todos los que formamos tu Iglesia.

Anáfora: Hijos no esclavos. Te agradecemos la presencia de Jesús en esta tierra. Nos ha enseñado cómo debemos vivir, sin privilegios, en perfecta igualdad. Nos ha descubierto que dar y repartir enriquece.

Monjas Benedictinas de Montserrat. Domingo 24 del Tiempo Ordinario.

Material multimedia

¿Qué puedo hacer para tener más energía y vitalidad? Por Borja Vilaseca. Después de comprobar que las primeras frases del video nos afectan o lo han hecho anteriormente, sólo te queda seguirlo viendo para vivir en paz, optimismo, serenidad y amor. ¡¡Ánimo!!

Papa Francisco: Orar por la Solidaridad Humana. Año de la Misericordia. Intenciones del Papa. Septiembre 2016.

Salomé Arricibita: Letanía (Salmo 50). “Crea en mí un corazón puro” un canto sencillo y repetido como una letanía que nos acompañe por dentro como un tarareo o un mantra que serena y que nos centre en lo esencial… en el corazón… que son los ojos de Dios… “crea en mi un corazón puro”, para que sepa ver, para que sepa volver a casa, para que sepa quedarme en ella conscientemente, para que sepa apreciar el Amor y la alegría de Dios al abrazarme…

Hijos amados. En la semana del “hijo pródigo”, te invito a déjate atravesar por estas hermosas palabras y dejar que tu corazón se inunde de belleza. Presentación de Lenin Cárdenas. Canción de Salomé Arricibita y Teresa Nécega.

Equipo Quiero Ver: Una llamada. Dios nos llama a escuchar, acoger y servir, encada instante de nuestras vidas, ¿estamos “despiertos” para darnos cuenta?

¿Por qué cultivar la compasión? Si hay algo que nos ayuda a ser felices, es el estado de entusiasmo, alegría, optimismo y paz, y así viviremos desde la práctica de la compasión hacia el otro, como comparten en este video, personas del programa de Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión de la Universidad de Stanford (EEUU).

En la Escuela EFFA seguimos facilitando el acceso al informe donde encontraréis las 27 clases que hemos subido durante el curso. En el Temario están la totalidad de las charlas y bibliografía disponibles, para los que no hayan podido verlas o quieran volver a repasar alguna.

Un abrazo,

Inma Calvo

Fe Adulta es un portal 100% independiente. No recibimos subvenciones de ningún colectivo. Se financia con las generosas aportaciones de los lectores. Tampoco tenemos cuotas fijas. Con la frecuencia que cada persona estima necesaria, recibimos ingresos y publicamos tanto las entradas como los gastos, con total transparencia. Las cuentas de la Asociación Fe Adulta se pueden ver en el enlace de la suma de todos. También se sostiene el portal con la compra de libros y con las aportaciones a la Escuela, cuyos números pueden verse en la EFFA en cifras.