Posts etiquetados ‘Pastoral’

imageEL PAPA FRANCISCO IRÁ A BARBIANA
El 20 de junio en visita privada
JOSÉ LUIS CORZO, director de “Educar(NOS)”, jlcorzo@telefonica.net
MADRID.

ECLESALIA, 16/06/17.- Nadie lo hubiera imaginado. Ya era mucho que el pasado 23 de abril Francisco enviara un video-mensaje recomendando leer las Obras Completas de don Milani, que se presentaban aquel día en la Feria del libro de Milán.

Pero al día siguiente el Vaticano comunicaba su rápido viaje privado en helicóptero seis días antes del 50º aniversario de don Milani. Primero – a las 9 –, visitará la tumba de otro cura italiano, incómodo y perseguido por la Jerarquía de su tiempo, don Primo Mazzolari (1890-1959), el párroco de Bózzolo (Mántova) que, por cierto, publicó en su revista Adesso los primeros artículos de Milani. Luego, según la Sala de prensa vaticana, Francisco aterrizará en Barbiana a las 11:15. Primero rezará él solo en el cementerio y, antes de entrar en la escuela y en la casa parroquial, se reunirá en la Iglesia con los exalumnos. A las 12:30, tras saludar a los sacerdotes del entorno y a un grupo de chavales, regresará a Roma.

Hasta el 10 de mayo de 2014 ningún papa anterior había mencionado en público a don Milani. Hasta 2016 no reconoció abiertamente el Vaticano que su prohibición de vender y traducir su libro de Experiencias pastorales estaba obsoleta hacía ya mucho tiempo.

Con esta visita se cumple la rectificación que Milani exigía a su propio Arzobispo en 1964:

“Cuanto más santamente me callaba, más escandalosa aparecía la lejanía del Obispo respecto de los pobres, de la verdad y de la justicia… Dejarse pisotear puede ser santo, pero al pisotearme a mí, Vds. pisaban también a mis pobres, los alejaban de la Iglesia y de Dios”.

Ahora, con esta visita, Francisco honra a los pobres más que a don Milani, y Barbiana no debería transformarse en ningún santuario piadoso para un nuevo profeta lapidado (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

eclesalia@eclesalia.net

juan-viroche-habia-recibido-amenazasPARÁBOLA DEL PASTOR ABANDONADO
En memoria del Padre Juan Viroche

ANTONIO GUSTAVO GÓMEZ, antoniogustavogomez@yahoo.com
TUCUMÁN (ARGENTINA).

ECLESALIA, 03/03/17.- La economía de Israel en tiempos de Jesús era eminentemente agrícola y pastoril. Por eso Nuestro Señor echa mano a imágenes como el trigo, los olivos, las ovejas, los cerdos, etc. y desde allí evangelizar. Esta es una parábola que tal vez puede aplicarse a esos lejanos tiempos.

Como les decía, la economía pastoril era el sustento patrimonial de los más poderosos. Ayer al igual que hoy la tierra está en manos de unos muy pocos hacendados que esclavizaban y explotaban al pueblo humilde de Judea. Los pastores se dedicaban a cuidar las ovejas de sus amos y su vida era muy sacrificada. Entre ellos mismos había enfrentamientos por los mejores pastos para alimentar a los animales que tenían a cuidado. No hace falta imaginación para tener en claro que a ovejas más gordas y con mejor lana, mas protección del amo. Y justamente era éste el que dirimía esos conflictos: Se establecían límites a modo de círculos concéntricos donde las mejores pasturas se entregaban a los pastores más obsecuentes y en la medida que la calidad se reducía el reparto caía en manos de otros servidores menos agraciados hasta que la periferia de la pasturas, en el límite del desierto y la roca, le tocaba a los pastores más postergados y débiles. Quizá hayan sido estos últimos los que en la Nochebuena fueron los que visitaron al Señor.

Esta es la historia de Juan el Pastor dedicado y sufriente que, a pesar de poder haber elegido un cargo mas importantes entre la peonada, prefirió ir en auxilio y protección de aquellas ovejas que fácilmente se perdían muriendo en los extensos desiertos o en la boca de los lobos. Juan recorría los vastos territorios llevando sus animalitos de un lado a otro. Sabía que no podía acercarse a las pasturas interiores que beneficiaban a su compañeros por cuando el Administrador del Amo había fijado límites muy claros. Si algo así ocurría lo despedían de su trabajo.

Pero en aquellos días llegó una sequía muy grande a Judá y los lobos se volvieron osados. Atacaban a los corderos primero y luego a las ovejas. Juan hacía lo que podía para espantarlos: armaba fogatas, hacía cercados con ramas y cañas e incluso pedía ayuda a sus otros compañeros que le mostraban su preocupación por lo que ocurría pero nada hacían para ayudarlo. Todo quedaba en algunas “palmaditas en la espalda”, promesas de oraciones y expresiones de consternación. Pero en los hechos nadie ayudaba al pastorcito Juan. Con el tiempo la sequía se extendió, los ataques se hicieron más frecuentes   y Juan ya en el límite de su compromiso y valentía –porque los lobos le mostraban sus dientes cuando su bastón se levantaba para defender algún cordero- decidió pedirle al Administrador que le enviara ayuda o lo cambiara por otro pastor ya que el estaba hambriento y enfermo de tantas noches sin dormir, la falta de agua y alimentos. Todo fue infructuoso. El Administrador no quiso atenderlo. Él no se preocupaba ya que lo único que le interesaba era comer, beber a costa de su amo y de lo que los demás pastores –muy obsecuentes y obsequiosos- le acercaban hasta su vivienda. Pero un día ocurrió lo que se preveía. Juan apareció muerto en el fondo de un barranco y las ovejas dispersas.

El Administrador temiendo una reprimenda del Amo rápidamente tomó cartas en el asunto. Concurrió al lugar y le dijo a todos los allí reunidos: “¡Pobre Pastor Juan! ¡Justo que había dispuesto que lo trasladaran a mi casa para curarlo y le enviaba un reemplazante! Seguro que no soportó tanto sacrificio y se suicidó”.

Ninguno de los pastores que estaban en el lugar le creyó porque conocían el compromiso del Pastor Juan con la Vida. Mucho menos cuando en el borde del barranco había huellas muy claras de patas de lobos. Todos daban por seguro que Juan había sido acorralado de espaldas al precipicio y en algún gesto con su bastón para defenderse había perdido su equilibrio, despeñándose. Pero nadie decía nada. Todos temían que el Administrador les quitara sus pasturas y los pusieran en riesgo. Eran tiempos duros y para su propio beneficio, debían callar.

El caso llegó a oídos de un Juez muy corrupto que, viendo la posibilidad de obtener un dinero, visitó al Administrador para “ofrecerle sus servicios”. El Administrador evaluó la propuesta. Sabía que si admitía el ataque de los lobos el amo lo iba a echar y los pastores que tenía a cargo entrarían en pánico. Poco le costó al Juez convencerlo de cerrar el caso como suicidio a cambio de algunos miles de denarios. Y además el magistrado le diría al Amo, que residía en Jerusalem, que todo lo ocurrido fue un acto desesperado del Pastor Juan por quitarse la vida.

Pero muchos lloraron en silencio tan dolorosa pérdida. Algunas ovejas se dispersaron, otras se fueron a rebaños de otros amos porque sabían que esos pastores, los que callaban la muerte de Juan, no las iba a cuidar.

Estoy seguro, queridos lectores que, ustedes como yo pueden identificar a muchos de nuestros pastores con “olor a oveja” como dice el Papa Francisco. Sabrán apreciar los esfuerzos de los que son como Juan. Otros seguirán con sus misas rezando por sus esfuerzos pero sin comprometerse en los hechos. Y los administradores infieles a la Palabra, seguirán aposentados en sus palacios episcopales.

Tal vez, si me nombran pastor alguna vez mi lema de ordenación será “Res non verba” y me tocará darle un abrazo al Pastorcito Juan (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

cesta

eclesalia@eclesalia.net

ENTRE LOS MÁS PEQUEÑOS
IÑIGO GARCÍA BLANCO, Hermano Marista, i_garciablanco@maristasiberica.es
MADRID.

“¿Dónde empiezan los derechos humanos universales? Pues en lugares pequeños, tan próximos y tan pequeños que no aparecen en los mapas. Y, sin embargo, son los lugares que conforman el mundo de la persona: su vecindario; la escuela en que estudia; la fábrica, el huerto o la oficina en que trabaja. Esos son los lugares en los que cada hombre, mujer y niño busca una justicia equitativa, igualdad de oportunidades, igual dignidad sin discriminación. Si esos derechos no significan nada en esos lugares, tampoco significan nada en ninguna otra parte. Sin una acción decidida de los ciudadanos para defender esos derechos en su entorno cercano, será inútil buscar progresos en el resto del mundo”. Eleanor Roosevelt, líder política y activista estadounidense

ECLESALIA, 23/01/17.- Estas semanas, especialmente, me vienen a la cabeza (y al corazón) rostros de niños, de adolescentes, de jóvenes -el tuyo- con quienes me he ido encontrando, o tal vez debería decir de quienes me han ido encontrando. ¡Tus ojos me hablan!

No puedo evitar preguntarme qué estás viviendo ahora, con qué sentimientos te acuestas y cuáles te despiertan, qué ven tus ojos exploradores, quiénes son tus amigos de juego, qué estás aprendiendo… o de qué hablan tus sueños. ¡Eres noticia de portada en tantos lugares!

Pero como dicen por estos lares, infelizmente, éstas son portadas que nos sonrojan a los adultos, que nos cuestionan a los educadores, que nos ponen en tensión a los defensores, que no puede dejarnos indiferentes. Estos titulares denuncian nuevos casos de abusos (no solo sexuales, pero éstos vaya si deben dolernos y movilizarnos), exponen al descubierto anónimas pobrezas extremas (no se trata de cifras especulativas sino de una desigual distribución de bienes y oportunidades siendo ocho personas -ocho hombres en realidad- quienes poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial, 3.600 millones de personas), cuestionan los diferentes sistemas educativos (qué tipo de aprendizajes promovemos, cómo es nuestra propuesta educativa, quiénes tienen un auténtico acceso a la educación), previenen de la fragilidad de nuestra referencias (no siempre sabemos estar y buscamos compensación substitutiva), se sobrecogen con nuevas cifras de delitos y violaciones, y terminan con crónicas suicidas (y nos preguntamos cómo pudo ser y dónde estábamos momentos previos). ¡Menudos titulares en estas primeras semanas de un nuevo año! ¡Parece que tu existencia solo es tal si alguien te menciona en portada!

Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional, afirma: “Cuando una de cada diez personas en el mundo sobrevive con menos de dos dólares al día, la inmensa riqueza que acumulan tan sólo unos pocos resulta obscena. La desigualdad está sumiendo a cientos de millones de personas en la pobreza, fracturando nuestras sociedades y debilitando la democracia“.

Me preocupa el incremento de suicidios que se van registrando y que afecta principalmente a la población más joven brasileña entre 14 y 25 años (aunque también está incrementando en otros países considerados “felices”). Brasil ocupa actualmente la 8ª posición en el ranking de países con mayor incidencia de suicidios, con un registro superior a los 12 mil casos por año. Más que las cifras, el mero hecho de esta flagrante realidad también necesita nuestra atención. ¿Qué está sucediendo(nos)? ¿Qué cultura de la vida estamos cuidando y transmitiendo? ¿Qué tipo de conversaciones tenemos y cuáles son nuestras (des)ilusiones más profundas? ¿Cómo hacemos frente a las adversidades y con quién compartimos nuestros desvelos? ¿Qué dice tu hermano tras tu “ausencia”?

Quisiera poder decirte que existes para mí, que me importas, que quiero estar a tu lado, que cuento contigo (no eres un descartado o un descartable en mi vida), que si me dejas (des)aprender contigo a mirar el mundo, que me recuerdas el regalo de la vida en tus ojos, que aún es tiempo de vivir nuevos encuentros y construir nuevos recuerdos. ¡Eres presente en mi vida y estás presente en mí!

Brasil también es noticia nuevamente por rebeliones internas en diferentes centros penitenciarios, más concretamente en las regiones de Manaús, Roraima y Río Grande do Norte por el control del narcotráfico con más de 100 muertes acaecidas en las hacinadas cárceles en los primeros quince días de este año 2017. No es la primera vez y mucho me temo que esta violencia continuará. ¡Sumidos en el más absoluto olvido administrativo en insalubres condiciones solo por el mero hecho de “cumplir condena”!

Un informe presentado el año pasado por el Departamento Penitenciario Nacional reveló que hay 622.202 detenidos en Brasil. Hubo un aumento de 167% desde 2000. Brasil tiene la cuarta población carcelaria del planeta, detrás de Estados Unidos, China y Rusia. La proporción es de 306 presos cada 100 mil habitantes, cuando la media mundial es de 144.

Las prisiones en Brasil fueron siempre depósitos de pobres y, al mismo tiempo, un lugar de ejercicio del poder político de las policías militares de los estados, que deciden qué y a quién reprimir de forma arbitraria. Son las policías y no el Sistema Judicial quienes deciden quiénes permanecen encarcelados. Esto genera como consecuencias formas no regulares de control interno, como la aparición de facciones criminales organizadas“, explica Rogerio Dultra dos Santos, profesor del Departamento de Derecho Público de la Universidad Federal Fluminense.

Está claro que precisamos reflexionar sobre la regulación de los códigos penales, la supervisión de las políticas públicas respectivas y la conciencia social que sustentan los principios de convivencia y reinserción inclusiva (porque entiendo que no solo tenemos medidas coercitivas, punitivas, temporalmente permanentes…) ¿Qué estamos construyendo? ¿Qué estamos perdiendo? ¿En qué situación permanece y qué horizonte ampara a quienes se encuentran “reos” de nuestro sistema? ¿Qué dice tu hermano tras tu “condena”?

En Brasil, la justicia juvenil está enmarcada dentro de la Ley federal 8069. De ese texto se desprende el Estatuto del Niño y del Adolescente con el que se proporciona mayor protección a los niños y se fomenta la puesta en práctica de medidas adecuadas. Asimismo, Brasil fija la edad mínima de responsabilidad penal en ¡12 años! Esta ley sobre la justicia de menores define, además, la privación de libertad como una medida de último recurso. Pero, de hecho, la privación de libertad sigue primando sobre todas las medidas de reinserción de los adolescentes en conflicto con la ley, aun cuando las infracciones son menores. ¡Tus derechos son vulnerados y se te impone el peso de una responsabilidad no acompañada! ¡Seguimos perpetuando la causalidad de nuestra sociedad cada vez menos humanizada!

Actualmente, el Papa Francisco viene profundizando en la globalización de la indiferencia señalando que “para poder sostener un estilo de vida que excluye a otros, o para poder entusiasmarse con ese ideal egoísta, se ha desarrollado una globalización de la indiferencia. Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe. La cultura del bienestar nos anestesia…” (Evangelii gaudium, 54)

Podemos y necesitamos de un cambio de mirada, de referencia para incidir socialmente y construir nuevos escenarios que velen por los derechos, por los sueños transformadores, por la dignidad plena de toda vida, por la protección de los más pequeños. Existen buenas noticias, historias con luz propia que pueden brillar en este tiempo. Hay vidas resilientes, hay compromisos incondicionales, hay proyectos movilizadores, hay generosidad contagiosa, hay fe en la Vida… desde las periferias geográficas y existenciales (periferias porque no están en el centro de nuestras miras, pero al desplazarnos a ellas, al aceptar cambiar nuestra mirada, se convierten en el centro de nuestro movimiento). ¡En red por la vida!

Desde 1977, En Brasil, la Pastoral del Menor lleva a cabo proyectos y actividades con y a favor de los niños y adolescentes más empobrecidos y vulnerados, siempre desde la óptica de la inclusión y de los derechos humanos. Menor no entendido como término peyorativo, o de menor valía sino desde la perspectiva teológica del “preferido” por el Dios de la Vida, por “los más pequeños (menores)”, por aquellos sin-voz, sin-rostro, sin-dicha, sin-parte, sin-…

La Pastoral del Menor tiene como objetivo trabajar la sensibilización, la concientización crítica, la organización y la movilización de la sociedad en su conjunto, en la búsqueda de una respuesta transformadora, global, unitaria e integral para atender a la infancia y adolescencia más empobrecida y vulnerada, promoviendo proyectos de servicios directos, y la participación de los niños y adolescentes, como los principales protagonistas de este proceso de transformación.

Los objetivos específicos de la Pastoral del Menor:

  • Sensibilizar a los diversos segmentos de la sociedad para que actúen e(a)fectivamente en favor de la defensa de los derechos de los niños y adolescentes en situación de riesgo.
  • Estimular el trabajo comunitario desde una dimensión co-participativa.
  • Alentar a un nuevo tipo de relación entre los niños y adolescentes, educadores y la comunidad en general.
  • Denunciar todas las formas de abandono, desamparo y violencia contra los niños y adolescentes.
  • Sensibilizar y movilizar a la sociedad sobre los niños y adolescentes como sujetos de derechos garantizados por el Estatuto de la Infancia y la Adolescencia.

Seguramente reconozcas estos objetivos en el trabajo de tantas entidades sociales y de personas que creen en su papel transformador, redes de acciones y movimientos que luchan por los derechos de una humanidad en tensión que precisa cuidar de los más frágiles y vulnerables.

La infancia, la adolescencia y la juventud son regalos para nuestras comunidades, expresión viva de nuevas generaciones en un tiempo nuevo y urgido por la humanidad en esta Tierra, la Casa Común de Todos. ¡No podemos por más tiempo seguir permitiéndonos la sombría estela de este tiempo que se torna deshumanizador! ¡Todo está interconectado!

Te invito a ver el mundo de una manera diferente.

Caminemos juntos en este tiempo nuevo de humanidad.

Los ríos nos conectan y acercan nuestras tierras, nuestras realidades.

¡Entre los más pequeños! (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Agradecido, com coração de mãe,

Iñigo García (IO)

agenda academica instituto superior de pastoral eclesaliaAGENDA ACADÉMICA 2016-2017 DEL ISPM
COMUNICACIÓN INSTITUTO SUPERIOR DE PASTORAL
MADRID.

Queridos Amigos y Amigas: Adjuntamos, desde el INSTITUTO SUPERIOR DE PASTORAL de la Universidad Pontificia de Salamanca en MADRID, la agenda académica del próximo CURSO 2016-2017 y el díptico de Formación Permanente.  Recoge la programación de los cursos que se impartirán el próximo año académico:

  • Bienio de LICENCIATURA y DOCTORADO en TEOLOGÍA PASTORAL.
  • Curso de ACTUALIZACIÓN TEOLÓGICO PASTORAL, que concede el título de MASTER/EXPERTO UNIVERSITARIO EN ACCION PASTORAL DE LA IGLESIA (para aquellos alumnos diplomados/licenciados de cualquier carrera universitaria).
  • Cursos de FORMACIÓN PERMANENTE para agentes de pastoral (laicos, religiosos y sacerdotes).
  • Curso on-line de Máster/Experto en MIGRACIONES.

En breve podéis encontrar esta información en nuestra página web

Para más información: pastoralupsa.secre@planalfa.es  /  915340983

 

Tarea de todos

Publicado: 29 junio, 2016 en ACTUALIDAD
Etiquetas:, , , ,

evangelioTAREA DE TODOS
INMA CALVO, amigos@feadulta.com
LAS ROZAS (MADRID).

ECLESALIA, 29/06/16.- Amigas y amigos: Las diferencias entre los relatos evangélicos son muy elocuentes. Precisamente son las variaciones las que nos dan pistas para interpretar los textos. Cuando Lucas cuenta el envío de los 72 discípulos, nos está hablando de una multitud desorganizada, con una misión universal. Una forma gráfica de interpelarnos a todos en la tarea de dar a conocer el mensaje liberador de Jesús.

En la Escuela EFFA seguimos facilitando el acceso al informe donde encontraréis las 27 clases que hemos subido durante el curso. Para los que no hayan podido ver todas las clases o quieran volver a repasar alguna.

Evangelio y comentarios al Evangelio

Lc 10, 1-20. Después de esto, el Señor designó a otros setenta y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él.

Vicente Martínez: Artesanos de la paz. Una artesanía de primera división que deben jugar todos los países y seres. Un soñador cuya propuesta era el derrumbe de fortalezas enclaustradas –espirituales o no– y la apertura y el respeto a quienes piensan, hacen o son de otra manera.

José Luis Sicre: Homenaje a los apóstoles anónimos. Las instrucciones de Jesús a los discípulos cuando los envía de misión, en el evangelio de Mateo se dirigen a los Doce, pero en el de Lucas a setenta y dos. En la perspectiva de Lucas, la misión no es obra de un pequeño grupo de selectos.

Fray Marcos: El Reino es Vida que solo puede surgir de otra Vida. Si no vivimos lo que predicamos, trabajaremos en balde.

José Antonio Pagola: Portadores del evangelio. Lucas recoge en su evangelio un importante discurso de Jesús, dirigido no a los Doce sino a otro grupo numeroso de discípulos a los que envía para que colaboren con él en su proyecto del reino de Dios.

Dolores Aleixandre: El secuestro del envío. Como en el fondo nos resulta más cómodo, pensamos que eso no va con nosotros, sin darnos cuenta de que esta actitud supone algo tan grave como negar nuestra condición de discípulos.

Artículos seleccionados para la semana

Enrique Martínez Lozano: Cuando caen las creencias: ¿Vacío o liberación? En principio, la encrucijada suele ponernos en estado de alerta y, con frecuencia, viene acompañada de un cierto temor.

Gabriel Mª Otalora: La cara y la cruz evangélica. Subir a una montaña se puede percibir desde el cansancio y las dificultades pero también desde la belleza que ofrece la naturaleza y el sano ejercicio.

José Arregi: La iglesia, los dineros y alguna mentira. No quiero ser, pues, purista ni maximalista, pero tampoco mero observador acrítico.

Juan Jáuregui: Aprender a comulgar. Habituados desde niños a recibir la eucaristía, fácilmente podemos hacer de la comunión un gesto vacío y rutinario, sin apenas contenido alguno para nuestra vida.

Miguel Ángel Mesa: El Misterio y la Misericordia. Creo que el Misterio se revela a los sencillos y se oculta a los poderosos y a quienes se creen saberlo todo.

Gonzalo Haya: Teología cuántica. En este libro convergen dos vertientes, la física cuántica y el despertar místico. Nos aventuramos por caminos en parte inexplorados, nos atrevemos a soñar. Una nueva visión siempre es vista como amenaza para el status quo. El espíritu sopla donde quiere.

Ima Sanchís: Jon Kabat-Zinn: “Mindfulness” y consciencia. Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos.

Leonardo Boff: La bomba atómica y los juegos olímpicos. En efecto, de poco sirvió el horror, pues siguieron desarrollándose armas nucleares más potentes todavía, capaces de erradicar toda la vida del planeta y de poner fin a la especie humana.

Noticias de alcance. Entrevista a Francisco en el vuelo papal.

Para unas eucaristías más participativas y actuales

Isaías 66, 10-14. Festejad a Jerusalén, gozad con ella todos los que la amáis, alegraos de su alegría los que por ella llevasteis luto.

Gálatas 6, 14-18. Dios me libre de gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, en la cual el mundo está crucificado para mí, y yo para el mundo.

Florentino Ulibarri: Volvieron muy contentos. Iban ligeros de equipaje, con las entrañas enternecidas, aradas, y la utopía del Reino desatada porque portaban tu mensaje.

Vicky Irigaray: Continuadores de tu misión. Jesús no predica desde la autoridad sino desde el servicio. Jesús no dice que ama; Jesús ayuda. Que la Iglesia no olvide su misión: liberar al ser humano de todo lo que le deshumaniza.

Anáfora: Ecumenismo. Queremos agradecerte también que hayas movido el corazón de tantas personas buenas: misioneros, cooperantes, profesen o no cualquier religión, que viven junto a los que más sufren y les consuelan y ayudan.

Monjas Benedictinas de Montserrat. Domingo 14 del Tiempo Ordinario.

Material multimedia

La receptividad. Por Wayne Dyer. Abandonarse, dejar hacer, dejar en manos de Dios, practicar la paciencia infinita, y llevar el Reino desde la conexión interior con la fuente de la belleza y el amor.

Oración y reflexión. Si me das éxito, no me quites la humildad. Si me das humildad, no me quites mi dignidad. Enséñame que la tolerancia es signo de fortaleza y el deseo de venganza, manifestación de debilidad.

Salomé Arricibita: La mies. Pongámonos en camino. La mies es mucha, pero no trabajamos solos…. ni en vano.

La canción divina del Universo. ¿Quién eres?, ¿qué has traído contigo?, ¿qué crees que has perdido? TODO lo hemos recibido gratis de Dios, y el cambio es la ley del universo.

Equipo Quiero Ver: Poneos en camino. Todos estamos invitados a trabajar en la tarea de Jesús: anunciar y mostrar el Evangelio, para que todos lo descubran. Sólo con una experiencia de fe y con una opción por vivirlo lo podremos conseguir.

La gratitud como experiencia espiritual. Entrevista a Brother David. Espiritualidad significa aliento de vida, y el agradecimiento es el don que nos permite ser felices viviendo el presente como “oportunidad” de “detenernos, mirar y andar”.

Iremos subiendo a la Escuela algunos vídeos durante este verano, aunque oficialmente no los anunciaremos en la carta hasta septiembre. Para los que no quieran esperar, podrán ver las novedades en el Temario junto al resto de clases y bibliografía disponibles.

Un abrazo,

Inma Calvo

Mujer

Publicado: 7 marzo, 2016 en DENUNCIA / ANUNCIO
Etiquetas:, , , , , ,

dia_internacional_de_la_mujerMUJER
CARMEN ILABACA-HORMAZÁBAL, ccbilabaca@hotmail.com
CHILE.

ECLESALIA, 07/03/16.- Llegó a mi página de una red social una invitación para celebrar el Día de la Mujer el próximo martes 8, pero grande fue mi sorpresa al encontrarme con una invitación a participar a una fiesta “stripper” donde varones bailan a mujeres… yo no tengo nada en contra de eso, lo que sí me dolió fue que se hiciera para este grandioso día nuestro… es que ¿es mi sexualidad lo que realmente se celebra?

Obviamente no es así sino que celebramos la lucha femenina por nuestra participación igualitaria en el mundo del trabajo, la política y en la sociedad en general… ¡eso es!

Yo siempre me he sentido feliz de ser mujer, pero el entorno en que me desenvuelto me ha querido demostrar lo contrario…

Recuerdo que cuando por muchos años fui dirigenta sindical de una empresa transnacional… lloré mucho porque tenía que demostrarles que no era tonta, que era creíble, que mis compañeros de trabajo confiaban en mi labor… sufriendo muchas veces el escarnio varonil de los empresarios haciéndome sentir… ¡el qué hacía en ese puesto! ¡Esto es cosa de hombres!

Uf… lloré amargamente porque tenía que tratar de expresarles junto con nuestros deseos de una mejor calidad de vida como trabajadores que estaba donde me correspondía! Esto fue fuerte… doloroso al inicio… a través de los años siempre tuve el apoyo de mis compañeros de trabajo y el respeto forjado con mis lágrimas en silencio…

Recuerdo que en mi servicio pastoral como mujer de fe he tenido que demostrar que no soy una más dejada a la orilla del camino pastoral, sino que con la fortaleza en mi buen Jesús he podido avanzar en mi proceso y maduración de mi fe acompañando y ayudando a otras mujeres que pueden ser líderes en esta institución católica… en esta iglesia de hombres…

En una oportunidad, mientras participaba en un gran encuentro ecuménico en Brasil en un foro sobre la participación de la mujer en la iglesia, me dijo un sacerdote paraguayo, después de mi exposición, que yo estaba en el lugar equivocado que me cambiara de iglesia, que mi exposición no tenía validez pastoral. Cuando me tocó exponer nuevamente hice alusión a ese triste momento y recibí el aplauso de todo el auditorioum de más de 600 personas… igual cuando llegué a mi habitación… lloré en silencio.

Mis dolorosos recuerdos por el hecho de ser mujer solo me han dado a través de los años la paz de sentirme feliz y esperanzada que el mundo es mejor solo porque nosotras –las mujeres- somos un real aporte a la sociedad, primero, porque somos dadoras de vida, porque a través de nuestra leche materna los hijos ¡viven! Y, segundo, porque ante tanto tropiezo que nos hacen los poderosos a dejarnos fuera por el solo hecho de ser mujer… ¡más seguimos adelante!

Gracias a Dios estamos viviendo en otra época… donde las mujeres además de trabajar para llevar el sustento económico a nuestros hogares para proteger a nuestra familia también estamos siendo escuchadas… ha sido un camino largo y falta mucho aún para sentirnos en igualdad de derechos, pero ya alzamos la voz y nadie podrá acallarnos… nuestra fuerza de mujer está siendo notada en el mundo político, social y también eclesial.

Mis lágrimas ahora son públicas, por ejemplo, cuando veo a jóvenes mujeres haciendo suya su fuerza… cuando veo a mujeres que lavan, planchan, hacen pan amasado para sostener económicamente su destruido hogar, porque hay un hombre que ante la precariedad se rinde en el alcoholismo… Y también cuando veo a jóvenes mujeres que además de acompañar a sus hijos, sostener su hogar, estudian de noche a escondidas…

Tengo el recuerdo de una alumna que llegó con lentes obscuros a clases, siendo clases vespertinas… cuando le toqué el hombro, le pregunté: ¿Qué pasa? Y ella me respondió mirando el suelo: ¡nada! Le dije, por favor, que se quitase los lentes, y al hacerlo tenía un ojo amorotado… la abracé y llorando me dijo que su marido le había pegado porque no quería que ella estudiara, que no podía ser más que él y había roto todos sus textos y cuadernos. Hoy, Sandrita, es una bella y esforzada mujer que trabaja profesionalmente como secretaria. Terminó sus estudios, fue la mejor alumna de la promoción de hace años atrás, feliz junto a sus tres hijos. Me la encontré saliendo de la iglesia junto a ellos, le pregunté cómo estaba y me respondió: ¡Míreme! Ya nunca más he tenido que usar lentes para ocultar golpes. Al preguntarle por su marido, me dijo: Ya no está en casa, se fue… no soportó que yo ganara más dinero que él. Pero, en familia, estamos tranquilos, en paz, mis hijos estudiando y yo apoyándolos.

A las mujeres del mundo un abrazo de fuerza en este Día Internacional de la Mujer… ya los duros tiempos pasados de luchar por un mínimo reconocimiento pasaron, ahora solo hay que seguir luchando por el respeto y la dignidad.

Un abrazo a los hombres también, pues ellos nacieron en el vientre bendito de una mujer. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

50 añosMEDIO SIGLO DE “PRINCIPIO DE PASTORALIDAD”
El Instituto Superior de Pastoral (ISP) en su XXV Semana de Teología pastoral
JOSÉ LUIS SEGOVIA, Director del ISP, jsb45678@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 21/01/14.- Los días 28, 29 y 30 de enero se celebrará la XXV Semana de Teología pastoral. Estas Semanas de Estudios surgieron en 1990 con motivo de los 25 años de presencia del ISP en Madrid. Este año 2014 se conmemoran los 50 años de la erección de este centro especializado en pastoral y perteneciente a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

La Semana tratará de hacer “comunidad de memoria” y “de esperanza” (Bellah). Para ello, además de preguntarse “¿qué paso en el futuro?”, procurará apuntar respuestas al desafío de la secularidad. Igualmente, se dejará interpelar por la irrupción del pobre y las nuevas periferias, se planteará cómo dialogar con quien no piensa como nosotros sin renunciar a la identidad ni al encuentro y tratará de perfilar vías que eviten el choque de trenes entre la fe y la cultura. Al mismo tiempo, propondrá cómo vivir el evangelio, auténtica “revolución del cariño y de la ternura”, en la vida cotidiana y en el seno una Iglesia servicial y corresponsable que se ponga al servicio amable de la “caña cascada” sin renunciar a implantar radicalmente “el Derecho y la Justicia en toda la tierra”. Estos temas, junto con la riqueza del trabajo en grupos pequeños, el diálogo con los ponentes y, sobre todo, unas cuidadas celebraciones que nos ayuden a huir de “la mundanidad” y nos adentren en la experiencia de la Presencia de Dios, serán la principal aportación de esta sugerente Semana de Estudios que hemos titulado: “50 años de futuro”.

Porque, sí, 50 años dan para mucho. Desde ayudar a la Iglesia española a la recepción del Concilio Vaticano II, enseñando a los clérigos a celebrar de cara al pueblo, hasta formar a los agentes de pastoral general y sectorial con tecnologías ‘on line’ con alumnas y alumnos de muchos países. En todo caso, siempre al servicio de una Iglesia misionera, dialogante, corresponsable, profética y que apueste descaradamente por los más vulnerables. Las casi 10.000 personas que han pasado por sus aulas son un motivo de acción de gracias a Dios y un acicate para seguir poniendo en valor una disciplina teológica (la Teología pastoral), dotada de estatuto específico, que trata de analizar la realidad como lugar de Dios para, dejándose interpelar por ella, colaborar a que la semilla del Evangelio dé fruto abundante. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Para más información: http://instpast.upsa.es

 

jesúsBautismo del Señor (A) Mateo 3, 13-17
UNA NUEVA ETAPA
JOSÉ ANTONIO PAGOLA, lagogalilea@hotmail.com
SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).

ECLESALIA, 08/01/14.- Antes de narrar su actividad profética, los evangelistas nos hablan de una experiencia que va a transformar radicalmente la vida de Jesús. Después de ser bautizado por Juan, Jesús se siente el Hijo querido de Dios, habitado plenamente por su Espíritu. Alentado por ese Espíritu, Jesús se pone en marcha para anunciar a todos, con su vida y su mensaje, la Buena Noticia de un Dios amigo y salvador del ser humano.

No es extraño que, al invitarnos a vivir en los próximos años “una nueva etapa evangelizadora”, el Papa nos recuerde que la Iglesia necesita más que nunca “evangelizadores con Espíritu”. Sabe muy bien que solo el Espíritu de Jesús nos puede infundir fuerza para poner en marcha la conversión radical que necesita la Iglesia. ¿Por qué caminos?

Esta renovación de la Iglesia solo puede nacer de la novedad del Evangelio. El Papa quiere que la gente de hoy escuche el mismo mensaje que Jesús proclamaba por los caminos de Galilea, no otro diferente. Hemos de “volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio”. Solo de esta manera, “podremos romper esquemas aburridos en los que pretendemos encerrar a Jesucristo”.

El Papa está pensando en una renovación radical, “que no puede dejar las cosas como están; ya no sirve una simple administración”. Por eso, nos pide “abandonar el cómodo criterio pastoral del siempre se ha hecho así” e insiste una y otra vez: “Invito a todos a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades”.

Francisco busca una Iglesia en la que solo nos preocupe comunicar la Buena Noticia de Jesús al mundo actual. “Más que el temor a no equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención, en las normas que nos vuelven jueces implacables, en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: Dadles vosotros de comer”.

El Papa quiere que construyamos “una Iglesia con las puertas abiertas”, pues la alegría del Evangelio es para todos y no se debe excluir a nadie. ¡Qué alegría poder escuchar de sus labios una visión de Iglesia que recupera el Espíritu más genuino de Jesús rompiendo actitudes muy arraigadas durante siglos! “A menudo nos comportamos como controladores de la gracia y no como facilitadotes. Pero la Iglesia no es una aduana, es la casa del Padre donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas”. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

UNA NOVA ETAPA

José Antonio Pagola. Tradução: Antonio Manuel Álvarez Pérez

Antes de narrar a sua atividade profética, os evangelistas falam-nos de uma experiência que vai transformar radicalmente a vida de Jesus. Depois de ser batizado por João, Jesus sente-se o Filho querido de Deus, habitado plenamente pelo Seu Espírito. Alentado por esse Espírito, Jesus poem-se em marcha para anunciar a todos, com a Sua vida e a Sua mensagem, a Boa Nova de um Deus amigo e salvador do ser humano.

Não é estranho que, ao convidar-nos a viver nos próximos anos “uma nova etapa evangelizadora”, o Papa nos recorde que a Igreja necessita mais que nunca de “evangelizadores com o Espírito”. Sabe muito bem que só o Espírito de Jesus nos pode infundir força para pôr em marcha a conversão radical que necessita a Igreja. Porque caminhos?

Esta renovação da Igreja só pode nascer da novidade do Evangelho. O Papa quer que as pessoas de hoje escutem a mesma mensagem que Jesus proclamava pelos caminhos da Galileia, não outra diferente. Temos de “voltar à fonte e recuperar a frescura original do Evangelho”. Só desta forma, “poderemos quebrar esquemas aborrecidos em que pretendemos encerrar Jesus Cristo”.

O Papa pensa numa renovação radical, “que não possa deixar as coisas como estão; já não serve uma simples administração”. Por isso, nos pede para “abandonar o cómodo critério pastoral do sempre se fez assim” e insiste uma e outra vez: “Convida a todos a serem audazes e criativos nesta tarefa de repensar os objetivos, as estruturas, o estilo e os métodos evangelizadores das próprias comunidades”.

Francisco procura uma Igreja em que só nos preocupe comunicar a Boa Nova de Jesus ao mundo atual. “Mais do que o temor a nos enganarmos, espero que nos mova o temor a encerrar-nos nas estruturas que nos dão uma falsa contenção, nas normas que nos tornam juízes implacáveis, nos hábitos onde nos sentimos tranquilos, enquanto fora há uma multidão faminta e Jesus nos repete sem cansar-se: Dai-lhes vós de comer”.

O Papa quer que construamos “uma Igreja com as portas abertas”, pois a alegria do Evangelho é para todos e não se deve excluir a ninguém. Que alegria poder escutar dos seus lábios uma visão da Igreja que recupera o Espírito mais genuíno de Jesus quebrando atitudes muito arraigadas durante séculos! “Frequentemente comportamo-nos como controladores da graça e não como facilitadores. Mas a Igreja não é uma alfândega, é a casa do Pai onde há lugar para cada um com a sua vida”.

 

José Antonio Pagola. Traduzione: Mercedes Cerezo

UNA NUOVA TAPPA

Prima di raccontare la sua attività profetica, gli evangelisti ci parlano di un’esperienza che trasformerà radicalmente la vita di Gesù. Dopo essere stato battezzato da Giovanni, Gesù si sente il Figlio amato da Dio, abitato in pienezza dal suo Spirito. Spinto da questo Spirito, Gesù si mette in cammino per annunciare a tutti, con la sua vita e il suo messaggio, la Buona Notizia di un Dio amico e salvatore dell’essere umano.

Non è strano che, invitandoci a vivere nei prossimi anni “una nuova tappa evangelizzatrice”, il Papa ci ricordi che la Chiesa ha più bisogno che mai di “evangelizzatori con Spirito”. Sa molto bene che solo lo Spirito di Gesù ci può infondere forza per avviare la conversione radicale di cui ha bisogno la Chiesa. Per quali cammini?

Questo rinnovamento della Chiesa può nascere soltanto dalla novità dell’Evangelo. Il Papa vuole che la gente di oggi ascolti lo stesso messaggio che Gesù proclamava per le strade della Galilea, non un altro diverso. Dobbiamo “tornare alla fonte e recuperare la freschezza originaria dell’Evangelo”. Solo in questo modo “potremo rompere schemi noiosi nei quali pretendiamo chiudere Gesù Cristo”.

Il Papa sta pensando a un rinnovamento radicale, “che non può lasciare le cose come stanno; non serve più una semplice amministrazione”. Per questo, ci chiede di “abbandonare il comodo criterio pastorale del si è sempre fatto così” e insiste continuamente: “Invito tutti ad essere audaci e creativi in questo compito di ripensare gli obiettivi, le strutture, lo stile e i metodi di evangelizzazione delle proprie comunità”.

Francesco cerca una Chiesa nella quale ci preoccupi solo di comunicare la Buona Notizia di Gesù al mondo attuale. “Più che il timore di non sbagliare, spero che ci muova il timore di chiuderci nelle strutture che ci danno una falsa sicurezza, nelle norme che ci rendono giudici implacabili, nei costumi nei quali ci sentiamo tranquilli, mentre fuori c’è una moltitudine affamata e Gesù ci ripete instancabilmente: Date loro voi stessi da mangiare”.

Il Papa vuole che costruiamo “una Chiesa con le porte aperte”, poiché la gioia dell’Evangelo è per tutti e non si deve escludere nessuno. Quale gioia poter ascoltare dalle sue labbra una visione di Chiesa che recupera lo Spirito più genuino di Gesù, superando atteggiamenti molto radicati da secoli! “Spesso ci comportiamo come controllori della grazia e non come facilitatori. Ma la Chiesa non è una dogana, è la casa del Padre dove c’è posto per ciascuno con la sua vita alle spalle”.

 

UNE NOUVELLE ETAPE

José Antonio Pagola, Traducteur: Carlos Orduna, csv

Avant d’écrire sur l’activité prophétique de Jésus, les évangélistes nous parlent d’une expérience qui va transformer radicalement sa vie. Après avoir reçu le baptême de Jean, Jésus se sent le Fils aimé de Dieu, habité pleinement par son Esprit. Poussé par cet Esprit, il se met en marche pour annoncer à tous, à travers sa vie et son message, la Bonne Nouvelle d’un Dieu ami et sauveur de l’être humain.

Il n’est pas étonnant que le Pape François, en nous invitant à vivre lors des prochaines années « une nouvelle étape d’évangélisation », nous rappelle que l’Eglise a plus que jamais besoin d’ « évangélisateurs avec Esprit ». Il sait très bien que seul l’Esprit de Jésus peut nous donner la force de mettre en marche la conversion radicale dont l’Eglise a besoin. Mais, par quels chemins ?

Ce renouveau de l’Eglise ne peut naître que de la nouveauté de l’Evangile. Le Pape veut que les gens d’aujourd’hui entendent le même message que Jésus proclamait à travers les chemins de Galilée et pas un autre différent. Il nous faut « revenir à la source et récupérer la fraîcheur originale de l’Evangile ». C’est seulement de cette façon, que nous « pourrons rompre les schémas ennuyants où nous prétendons enfermer Jésus-Christ ».

Le Pape est en train de penser à un renouveau radical, « qui ne peut pas laisser les choses tel quel : une simple administration n’est plus suffisante. » C’est pourquoi, il nous demande « d’abandonner le confortable critère pastoral de l’on a toujours fait pareil ». Il insiste mille et une fois : « J’invite tous à être audacieux et créatifs dans cette tâche de repenser les objectifs, les structures, le style et les méthodes d’évangélisation de nos propres communautés »

François cherche une Eglise où nous n’aurons d’autre souci que de communiquer la Bonne Nouvelle de Jésus au monde actuel. « Plutôt que la crainte de nous tromper, j’espère que nous serons motivés par la crainte de ne pas nous enfermer dans des structures qui nous donnent une fausse assurance dans des normes qui font des nous des juges implacables, dans des coutumes où nous nous sentons tranquilles, alors qu’il y a dehors une multitude affamée et Jésus nous répète sans se lasser : « Donnez leur vous-mêmes à manger »

Le Pape veut que nous construisions « une Eglise aux portes ouvertes », car la joie de l’Evangile appartient à tous et personne n’en doit être exclu. Quelle joie que de pouvoir écouter de ses lèvres une vision de l’Eglise qui récupère l’esprit le plus authentique de Jésus en brisant des attitudes très enracinées durant des siècles ! « Nous nous comportons souvent comme des contrôleurs de la grâce et non pas comme des facilitateurs. Car l’Eglise n’est pas une douane, c’est la maison du Père où il y a de la place pour chacun avec le fardeau de sa vie »

A NEW STAGE

José Antonio Pagola.

Before relating his prophetic activity, the Gospel writers talk about an experience that will radically transform Jesus’ life. After being baptized by John, Jesus feels himself a beloved Child of God, inhabited fully by God’s Spirit. Jesus sets out announcing to everyone, through his life and his message, the Good News of a God who is friend and savior of the human person.

It’s not all that strange that the Pope, when inviting us to live these coming years in “a new stage of evangelization”, reminds us that the Church needs more than ever “evangelizers with Spirit”. He well knows that only the Spirit of Jesus can instill in us the energy that puts in motion the radical conversion that the Church needs. By what paths?

This renovation of the Church can only be born of the newness of the Gospel. The Pope wants people of today to listen to the same message that Jesus proclaimed as he went about Galilee, nothing else. We need to “return to the source and recover the original freshness of the Gospel”. Only in this way “will we break the worn-out plans of those who try to box in Jesus Christ”.

The Pope is thinking of a radical renovation “that can’t leave things as they are; basic maintenance doesn’t work anymore”. That’s why he asks us “to abandon the comfortable pastoral criteria we have been using forever” and he insists over and over: “Invite everyone to be bold and creative in the task of rethinking objectives, structures, the style and the methods of evangelists in our communities”.

Francis is looking for a Church in which not only do we worry about communicating the Good News of Jesus to the present world. “More than being afraid of making mistakes, I hope that we are moved by the fear of enclosing ourselves in structures that give us a false control, in norms that turn us into demanding judges, in customs that put us to sleep, while around us there’s a hungry multitude and Jesus never tires of telling us: give them something to eat yourselves”.

The Pope wants us to build “a Church with doors wide open”, since the joy of the Gospel is for everyone and no one should be excluded. What joy to be able to hear from his lips a vision of Church that recovers Jesus’ most genuine Spirit, breaking attitudes that have held on for centuries! “At least let us act like dispensers of grace and not like micromanagers. But the Church isn’t a customs agency; it is the Father’s house where there’s room for each one burdened with life.”

BESTE ETAPA BAT

José Antonio Pagola. Itzultzailea: Dionisio Amundarain

Jesusen profeta-jarduera kontatu aurretik, haren bizitza errotik aldatuko duen haren esperientzia batez mintzo zaizkigu ebanjelariak. Joanen bataioa hartu ondoren, Jesusek sentitu du Jainkoaren Seme maitea dela, goitik behera Espirituaz betea. Espiritu horrek arnasturik, Jesusek ibiliari eman dio guztiei hots egiteko, bere bizieraz eta mezuaz, gizakiaren adiskide eta salbatzaile den Jainko baten Berri Ona.

Ez da harritzekoa, Aita Santuak guztiok gonbidatzea datozen urteetan «beste etapa ebanjelizatzaile bat» bizitzera, eta guztioi gogoraztea Elizak behin ere baino beharrezkoagoa duela «Espirituaz ebanjelizatuko duen jendea». Ondotxo daki Jesusen Espirituak bakarrik ematen ahal digula indarra, Elizak behar duen errotiko konbertsioa abian ipini ahal izateko. Zein bidetan barna?

Elizaren berrikuntza hau Ebanjelioaren berritasunetik bakarrik etor daiteke. Hau nahi du Aita Santuak: jendeak entzun dezala Galileako bideetan barna Jesusek hots egiten zuen mezu hura bera, eta ez beste bat desberdina. «Sorburura itzuli behar dugu eta Ebanjelioaren jatorriko freskotasuna berreskuratu». Horrela bakarrik «hautsi ahal izango ditugu eskema aspergarriak, Jesu Kristori hesitzat ezarri nahi izan dizkiogunak».

Errotiko berrikuntza du buruan Aita Santuak; «gauzak dauden daudenean utzi ezin dituena; jada ez du balio administrazio soil batek». Horregatik eskatzen digu «bertan behera uztera “beti horrela egin izan da” delako irizpide pastoral erosoa»; behin eta berriz errepikatzen du: «Guztiak gonbidatzen ditut ausart eta kreatzaile izatera, birpentsatzera elkarteen beraien xedeak, egiturak, ebanjelizatzeko estiloa eta metodoak».

Eliza-mota honen bila dihardu Frantziskok: kezka bakarra, gaur egungo munduari Jesusen Berri Ona komunikatzea izango duena. «Beldurra, erratzeari baino gehiago, egitura hauei lotzeari izatea espero dut: atxikitze faltsu bat ematen digutenei, epaile gupidagabe bihurtzen gaituztenei, patxadan gelditzeko modua ematen diguten ohiturei, kanpoan jendetza-mundua goseak ikusi eta Jesusek esaten digularik: Emaiozue zeuek jaten».

«Ateak irekirik dituen Eliza bat» eraiki dezagun nahi du Aita Santuak; izan ere, Ebanjelioaren alaitasuna gizon-emakume guztiei dagokie eta ezin baztertu dugu inor ere. Zer poza entzutea Aita Santuaren ahotik Elizaren ikusmolde hau: Jesusen Espiriturik jatorrena berreskuratzen dituena, mendetan barna errotutako jarrerak hautsiz! «Sarritan portatzen gara graziaren kontrolatzaile bagina bezala, eta ez bide emaile bezala. Alabaina, Eliza ez da aduana bat, baizik eta Aitaren etxea da, non guztiek baitute nork bere lekua, bere bizitza lorrean duela».

UNA NOVA ETAPA

José Antonio Pagola. Traductor: Francesc Bragulat

Abans de narrar la seva activitat profètica, els evangelistes ens parlen d’una experiència que transformarà radicalment la vida de Jesús. Després de ser batejat per Joan, Jesús se sent el Fill estimat de Déu, habitat plenament pel seu Esperit. Encoratjat per aquest Esperit, Jesús es posa en marxa per anunciar a tothom, amb la seva vida i el seu missatge, la Bona Notícia d’un Déu amic i salvador de l’ésser humà.

No és estrany que, en convidar-nos a viure en els propers anys “una nova etapa evangelitzadora”, el Papa ens recordi que l’Església necessita més que mai “evangelitzadors amb Esperit”. Sap molt bé que només l’Esperit de Jesús ens pot infondre força per posar en marxa la conversió radical que necessita l’Església. Per quins camins?

Aquesta renovació de l’Església només pot néixer de la novetat de l’Evangeli. El Papa vol que la gent d’avui escolti el mateix missatge que Jesús proclamava pels camins de Galilea, no un altre de diferent. Hem de “tornar a la font i recuperar la frescor original de l’Evangeli”. Només d’aquesta manera, “podrem trencar esquemes avorrits en els quals pretenem tancar-hi Jesucrist”.

El Papa està pensant en una renovació radical, “que no pot deixar les coses com estan, ja no serveix una simple administració”. Per això, ens demana “abandonar el còmode criteri pastoral del sempre s’ha fet així” i insisteix una i altra vegada: “Convido a tots a ser audaços i creatius en aquesta tasca de repensar els objectius, les estructures, l’estil i els mètodes evangelitzadors de les pròpies comunitats”.

Francesc busca una Església en què només ens preocupi comunicar la Bona Notícia de Jesús al món actual. “Més que la por de no equivocar-nos, espero que ens mogui la por a tancar-nos en les estructures que ens donen una falsa contenció, en les normes que ens tornen jutges implacables, en els costums on ens sentim tranquils, mentre fora hi ha una multitud famolenca i Jesús ens repeteix sense cansar-se: Doneu-los menjar vosaltres”.

El Papa vol que construïm “una Església amb les portes obertes”, ja que l’alegria de l’Evangeli és per a tothom i no s’ha d’excloure ningú. Quina alegria poder escoltar dels seus llavis una visió d’Església que recupera l’Esperit més genuí de Jesús trencant actituds molt arrelades durant segles! “Sovint ens comportem com a controladors de la gràcia i no com facilitadors. Però l’Església no és una duana, és la casa del Pare on hi ha lloc per a cada un amb la seva vida a sobre”.

NOVA XEIRA

José Antonio Pagola. Traduciu: Xaquín Campo

Antes de narrar a súa actividade profética, os evanxelistas fálannos dunha experiencia que vai transformar radicalmente a vida de Xesús. Logo de ser bautizado por Xoán, Xesús séntese o Fillo benquerido de Deus, habitado plenamente polo seu Espírito. Alentado por ese Espírito, Xesús ponse en marcha para anunciar a todos, coa súa vida e a súa mensaxe, a Boa Noticia dun Deus amigo e salvador do ser humano.

Non é estraño que, ao invitarnos a vivir nos próximos anos “unha nova xeira evanxelizadora”, o Papa nos recorde que a Igrexa necesita máis do que nunca “evanxelizadores con Espírito”. Sabe moi ben que só o Espírito de Xesús nos pode infundir forza para poñermos en marcha a conversión radical que necesita a Igrexa. Por que camiños?

Esta renovación da Igrexa só pode nacer da novidade do Evanxeo. O Papa quere que a xente de hoxe escoite a mesma mensaxe que Xesús proclamaba polos camiños de Galilea, non outro diferente. Temos de “volver á fonte e recuperar a frescura orixinal do Evanxeo”. Só deste xeito, “poderemos romper esquemas aburridos nos que pretendemos encerrar a Xesús Cristo”.

O Papa está pensando nunha renovación radical, “que non pode deixar as cousas como están; xa non serve unha simple administración”. Por iso, pídenos “abandonarmos o cómodo criterio pastoral do sempre se fixo así” e insiste unha e outra vez: “Invito a todos a sermos audaces e creativos nesta tarefa de repensarmos os obxectivos, as estruturas, o estilo e os métodos evanxelizadores das propias comunidades”.

Francisco busca unha Igrexa na que só nos preocupe comunicar a Boa Noticia de Xesús ao mundo actual. “Máis do que o temor a non equivocarnos, espero que nos mova o temor a encerrarnos nas estruturas que nos dan unha falsa contención, nas normas que nos volven xuíces implacábeis, nos costumes onde nos sentimos tranquilos, mentres fóra hai unha multitude famenta e Xesús repítenos sen cansarse: Dádelles vós de comer”.

O Papa quere que construamos “unha Igrexa coas portas abertas”, pois a alegría do Evanxeo é para todos e non se debe excluír a ninguén. ¡Que alegría podermos escoitar dos seus beizos unha visión de Igrexa que recupera o Espírito máis xenuíno de Xesús rompendo actitudes moi arraigadas durante séculos! “A miúdo comportámonos como controladores da graza e non como facilitadores. Pero a Igrexa non é unha aduana, é a casa do Pai onde hai lugar para cada un coa súa vida ás costas”.

Sin salir de casa

Publicado: 23 septiembre, 2013 en REFLEXIONES
Etiquetas:, , , , ,

claustro románicoSIN SALIR DE CASA
MARI PAZ LÓPEZ SANTOS, pazsantos@pazsantos.com
MADRID.

ECLESALIA, 23/09/13.- Se ha celebrado en Salamanca, del 3 al 6 de septiembre, la XXXIV Semana de Estudios Monásticos sobre “La vida monástica como sabiduría que integra lo antiguo y lo nuevo”. Buen tema.

Hay algo nuevo que viene sucediendo hace ya tiempo: la llegada de muchos laicos a los monasterios para pasar unos días en las hospederías y poder reposar del bullicio, el ruido, las prisas y el sinsentido del mundo. En la Mesa Redonda “Apertura a los laicos” programada dentro de la Semana, se invitó a siete laicos y laicas, relacionados con diferentes monasterios, a departir ante un auditorio de monjes y monjas benedictinos y cistercienses.

Había preguntas flotando en el ambiente, del lado de los monjes: ¿Qué buscan los laicos cuando se acercan a los monasterios? ¿Por qué atrae la vida monástica al mundo del siglo XXI?

Había también preguntas en el aire del lado de los laicos: Nos acercamos a los monasterios buscando… ¿qué? ¿a quién? ¿a nosotros mismos?. Nos acercamos a los monasterios…¿huyendo del mundo en que vivimos?. ¿Nos acercamos a los monasterios con la intuición de recuperar algo que perdimos por el camino de la vida y pensamos que allí sigue estando vigente?. ¿Nos acercamos a los monasterios buscando a Dios aún sin saberlo claramente?

El desconocimiento de la vida monástica para los que vivimos al otro lado de los claustros es casi total, hasta que un día tus pies se ponen en camino y, sin saber muy bien porqué, llegas a un monasterio descubriendo que allí hay algo para tu vida de laica o laico en el mundo.

No sabías que el mensaje del SILENCIO fuera para ti; que la SOLEDAD es necesaria para el sosiego y la paz interior; que la ACOGIDA “como si del mismo Cristo se tratara” según prescribe San Benito en su Regla a los monjes (RB 53) se convierte en una sorpresa primero, y en gratitud después, al percibir que eres bienvenido vengas como vengas; que en la ORACIÓN con la comunidad, desgranando salmos y cánticos, dejando que calen sin oposición o que pasen de largo por no entender sus palabras arcaicas, te adentras en el fluido de la oración del creyente de todos los tiempos; el TRABAJO vivido desde una dimensión humana en contraste con lo que se sufre en el mundo exterior, parece algo exótico; la SENCILLEZ DE VIDA que deja caer sin contemplaciones tantas cosas superfluas que habitualmente nos parecen de primera necesidad en nuestros hábitos consumistas; en la LECTIO (meditación de la Palabra) la rumia de un versículo o de una palabra del texto, adentra en la comprensión desde el corazón del susurro del mensaje de Dios para ti y para el mundo. Debería seguir, pero esto hay que experimentarlo.

Creo, hermanos monjes y monjas, que desde los claustros, cuidando la tradición, es decir, manteniendo vivos y actualizados los valores de la vida monástica; y atentos a los signos de los tiempos, sabiendo integrar con sabiduría y confianza en Dios, “lo antiguo y lo nuevo”; con el evangelio en una mano (Mt 13,52) y la Regla de San Benito en la otra (RB 64,9) comprenderéis que en este tiempo que vivimos, tenéis una misión profética, evangelizadora y pastoral… sin salir de casa. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).